domingo, 14 julio 2024

 El Gobierno da oxígeno a los regantes: podrán ajustar su potencia eléctrica en menos de 12 meses

credito y caucion

La agricultura de regadío desempeña un papel fundamental en la economía española, contribuyendo de manera significativa a la seguridad alimentaria y la generación de empleo en el país. En este contexto, la reciente prórroga de la medida de flexibilización que permite a los regantes españoles cambiar de potencia eléctrica contratada en un plazo inferior a doce meses reviste una gran importancia.

Esta prórroga, establecida mediante un Real Decreto-ley, tiene como objetivo principal ayudar a los agricultores a adaptarse a sus patrones de consumo estacional sin incurrir en costes adicionales. Al facilitar este ajuste, la medida se convierte en un elemento clave para fortalecer la competitividad y la sostenibilidad de la agricultura de regadío en España.

La Importancia de la Flexibilidad para los Regantes

La flexibilidad en la contratación de la potencia eléctrica es fundamental para los regantes españoles, quienes deben hacer frente a fluctuaciones significativas en su consumo de energía a lo largo del año. Durante los meses de riego intensivo, la demanda de electricidad se dispara, mientras que en otras épocas del año el consumo es mucho menor.

Al permitir a los regantes cambiar su potencia contratada en períodos inferiores a doce meses, esta medida les brinda la agilidad necesaria para adaptarse a sus patrones de consumo cambiantes. Esto se traduce en una reducción directa de los costes energéticos, lo que a su vez se refleja en una mayor competitividad y rentabilidad para las explotaciones agrícolas de regadío.

Además, la prórroga de esta medida hasta el 31 de diciembre de 2024 otorga a los regantes la certidumbre y la estabilidad necesarias para planificar sus operaciones a medio y largo plazo, lo que les permite tomar decisiones de inversión y modernización con mayor confianza.

Beneficios Adicionales para la Agricultura de Regadío

Además de la flexibilidad en la contratación de potencia eléctrica, el Real Decreto-ley introduce otras medidas que también tienen un impacto positivo en la agricultura de regadío española.

Por un lado, la prórroga del IVA al 0% para productos básicos como la leche, el pan, las harinas, las frutas, las verduras, las legumbres, los cereales, los quesos y los huevos, hasta el 30 de septiembre, y posteriormente al 2% hasta finales de año, supone un alivio significativo en los costes de producción y comercialización para los agricultores.

Por otro lado, la reducción del 80% en los peajes soportados por los consumidores electrointensivos, categoría en la que se incluyen muchas explotaciones agrícolas de regadío, representa un importante ahorro en la factura energética de este sector.

Hacia una Agricultura de Regadío más Competitiva y Sostenible

Las medidas adoptadas, si bien son temporales, apuntan a una voluntad del Gobierno de apoyar y fortalecer la competitividad y la sostenibilidad de la agricultura de regadío española. Sin embargo, tanto el sector como los expertos coinciden en que estas acciones deberían tener un carácter permanente para lograr un impacto duradero.

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) ha solicitado al Ejecutivo que convierta la medida de flexibilización en una norma definitiva, argumentando que esto enviaría un mensaje claro y rotundo de apoyo a los agricultores y les brindaría un impulso adicional para continuar modernizando sus sistemas de riego.

Asimismo, Fenacore ha propuesto otras medidas complementarias, como la aplicación de un IVA reducido a las Comunidades de Regantes en los suministros de energía, similar a lo que se aplica en Italia, y la implementación del Balance Neto en las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo agrícola, con el fin de compensar los excedentes de energía.

En resumen, la prórroga de la medida de flexibilización para regantes españoles representa un avance significativo en la consolidación de una agricultura de regadío más competitiva y sostenible. Sin embargo, para lograr un impacto duradero, es crucial que las autoridades consideren las propuestas del sector y trabajen en la conversión de estas medidas en acciones permanentes.


- Publicidad -