viernes, 19 julio 2024

La entidad supervisora CNMV adopta las recomendaciones de la ABE para analizar las políticas de equidad y diferencia retributiva

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha anunciado la implementación de las directrices de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) en materia de diversidad y brecha salarial entre géneros. Estas directrices, establecidas en cumplimiento con las directivas comunitarias de la Unión Europea (UE) 2013/36 y 2019/2034, entran en vigor a partir de mañana.

El supervisor bursátil busca promover la igualdad y la transparencia en el sector financiero, asegurando que las empresas de servicios de inversión (ESI) y las entidades financieras tomen medidas para reducir la brecha salarial de género y promover la diversidad dentro de sus organizaciones.

Directrices de la EBA: Un Marco para la Transparencia y la Comparación

Las directrices de la EBA establecen un marco para la recopilación y comparación de información sobre las prácticas de diversidad y brecha salarial de género en el sector financiero. Estas directrices especifican la información que las entidades y las ESI, excluyendo aquellas que son pequeñas y no interconectadas, deben proporcionar a las autoridades competentes.

Además, se define el conjunto de datos que las autoridades nacionales deben enviar a la EBA para la comparación de estas prácticas a nivel de la Unión Europea. Las directrices incluyen detalles específicos sobre los criterios de selección de la muestra representativa de entidades a las que se solicitará información, así como el contenido de la información que las ESI deben remitir.

El objetivo de este ejercicio de comparación es identificar y analizar las mejores prácticas en materia de diversidad y brecha salarial de género, promoviendo la convergencia y la mejora en las políticas de las entidades financieras.

Implementación y Obligaciones de las Autoridades Competentes

La CNMV, como autoridad competente en España, está obligada a cumplir con las directrices de la EBA. Esto implica la recopilación y análisis de la información proporcionada por las entidades financieras y la remisión de esta información a la EBA para su análisis y comparación a nivel de la UE.

La EBA, en su rol de supervisor del sector financiero a nivel europeo, ha publicado las directrices en inglés el 18 de diciembre de 2023, y posteriormente, el 27 de marzo de 2024, ha publicado la traducción en cada uno de los idiomas oficiales de la UE. Las autoridades nacionales tienen un plazo de dos meses desde la publicación de las directrices traducidas para comunicar a la EBA si cumplen o se proponen cumplir con las directrices.

La implementación de estas directrices representa un paso significativo hacia la creación de un sector financiero más inclusivo y diverso. La CNMV, al adoptar estas directrices, se alinea con los esfuerzos de la EBA para promover la igualdad de oportunidades y la transparencia en el sector financiero, contribuyendo a la creación de un entorno más justo y equitativo para todos.


- Publicidad -