lunes, 15 julio 2024

Grupo Gallo ‘celebra’ las críticas de sus clientes con precios a 1 euro

La multinacional alimentaria catalana Gallo es una de las tantas empresas de marcas fabricantes que ha sufrido de primera mano el aumento de precio de las materias primas y el auge de la venta de la marca blanca en las cadenas de distribución. Una situación que ha llevado a que Gallo trazara una estrategia que no gustó a sus consumidores y que pidieron a la compañía explicaciones, y Gallo ha querido escuchar las críticas y responder con nuevos precios.

No obstante, Grupo Gallo, es de las pocas marcas de fabricante que no ha optado por el aumento de precio para sus productos, una estrategia que varias marcas del sector de alimentación se han visto en la obligación de realizar estas subidas de precio para poder mantener un margen de beneficio que no perjudicará sus cuentas.

En este contexto, los últimos resultados presentados por la compañía catalana hacen referencia a 2022, donde consiguieron una facturación de 240,4 millones de euros, es decir, un 31% más que en 2021. En verano de 2023, la empresa líder en pasta alimenticia en España, consiguió hacerse con una cuota de mercado del 30,5%.

IMG 0984 Merca2.es
El nuevo precio de Pastas Gallo.

GALLO SE SUMA A LA TENDENCIA DE 1 EURO

La multinacional siempre ha sido una de las empresas que mejor ha sabido anticiparse a las nuevas tendencias y necesidades de los consumidores, ya sea con productos innovadores o abriendo nuevos caminos al mundo de la pasta. No obstante, ahora Grupo Gallo tiene una tarea pendiente que es competir directamente con la marca blanca de las cadenas de distribución en cuanto a precio y calidad.

Los consumidores están celebrando y aplaudiendo la nueva estrategia de Grupo Gallo que expone una serie de pastas a precio de 1 euros, siendo así accesibles para todos los consumidores en un contexto económico difícil. No hay que olvidarse que la pasta es un alimento de consumo básico y diario, y que estos años ha ido subiendo de precio, pero ahora los consumidores podrán seguir comprando su marca de confianza a un precio bajo.

GRUPO GALLO TIENE LA VENTAJA DE SER UNA MARCA CONOCIDA Y DE CONFIANZA ANTE EL AUGE DE LA MARCA BLANCA

No obstante, la presión de las marcas de fabricantes por ofrecer precios competitivos es cada vez mayor. Es decir, algunas marcas están ya exponiendo en el envase de sus productos el precio máximo que ellos como fabricantes dejan que los supermercados vendan. Un hecho que se observa como una clara estrategia para conseguir volver a contar con un hueco en la cesta de los consumidores.

Hay que recordar que hace varios meses vimos como la multinacional catalana decidió no subir los precios ni bajarlos, pero por ende sí redujo la cantidad de sus productos en 50 gramos. Es decir, antes los consumidores cuando compraban macarrones, pasta o cualquier otro producto Gallo, si se fijaban en las cantidades que llevaban siempre ponía 500 gramos. A día de hoy, la empresa ha reducido el contenido de sus productos para no aumentar los precios y con los 50 gramos que quita de cada producto tiene para producir más.

Algunos de los productos más populares de Pastas Gallo.
Algunos de los productos más populares de Pastas Gallo.

No obstante, este movimiento de Gallo causo polémica entre sus clientes, quienes sentían que la marca les estaba ‘estafando’. Ante esta situación, la respuesta de Gallo ha sido promocionar sus pastas con el precio de 1 euros; un precio competitivo que sí ha gustado a los consumidores.

LA MARCA BLANCA Y LOS COMPETIDORES DE GALLO PASAN A LA ACCIÓN

El principal competidor de Pastas Gallo, además de las propias marcas blancas de los supermercados, es la compañía italiana Barilla. La empresa controla el 45% del mercado italiano y el 25% del estadounidense. Además, comercializa a través de varios canales de distribución alimentaria, es decir, no solo en supermercados, se utiliza en restaurantes con su gama específica para profesionales, ‘Selezione Oro Chef’.

pasta Barilla

En este caso, Gallo ante la competencia ofrece precios atractivos para los consumidores, sin tener que sacrificar la calidad de sus productos. Una opción es reducir los costes de producción o adaptar las estrategias de marketing para optimizar el gasto. Además, da un ejemplo de haber escuchado las necesidades de los consumidores, y adaptar así los productos y servicios en consecuencia. Ya que, la experiencia de compra y la relación con el cliente también son factores clave para competir con la marca blanca, y el resto de marcas de fabricantes.

La dinámica económica global ha experimentado fluctuaciones significativas en los últimos tiempos, desde crisis sanitarias hasta problemas de cadena de suministro. Estos desafíos han llevado a las empresas a reconsiderar sus estrategias para mantener la rentabilidad y, en muchos casos, eso implica ajustar los precios y las cantidades de los productos.


- Publicidad -