martes, 16 julio 2024

Movistar domina el negocio ‘verde’ del reciclado de móviles y tablet viejas

Cualquier cliente de Movistar, a poco que trastee en la web de la operadora, se encuentra con la página en la que introduciendo la marca y modelo de un móvil o tablet vieja, le indican cuánto puede ganar si lo vende. Vender dispositivos reacondicionados es todo un negocio. No obstante, Telefónica introduce en sus políticas el reciclado de móviles y tablets también para aprovechar materiales y facilitar el retorno de recursos «que caracteriza la economía circular». El compromiso es tal, que acaba de suscribir un acuerdo con la plataforma de compraventa de artículos de segunda mano Milanuncios para dinamizar las ventas de teléfono móviles usados y fomentar la economía circular.

Tal y como recoge la ‘Memoria Anual Consolidada de 2023′ de la compañía, tienen marcado como objetivo ser una empresa ‘residuo Cero‘ en 2030. Para ello tienen en marcha iniciativas encaminadas a «garantizar que nuestros residuos no se incineran o terminan en un vertedero, sino que se transforman en materias primas que son reintroducidas en la cadena de valor».

Y es que Telefónica tiene como objetivo «ser una empresa Residuo Cero en 2030 poniendo el foco en reparar y reutilizar con el objetivo de optimizar el consumo de recursos y, cuando no quede otra opción, reciclar, permitiendo así la reincorporación de materiales al ciclo productivo y de continuidad».

Para ello, han introducido la circularidad de los productos mediante el reacondicionado y la reutilización de los equipos fijos de clientes, en 2024, por ejemplo, con el 90% de los routers y decodificadores recogidos de clientes, y en las compras que estos realizan de dispositivos. Así, tienen como objetivo reutilizar 500.000 móviles al año en 2030 gracias a distintos programas, y recoger al menos el 20% de los teléfonos móviles distribuidos a cliente final en 2030, año en el que quieren reutilizar, revender y reciclar el 100%.

Así, según los datos de la compañía, en 2023 recogieron 102 toneladas de teléfonos móviles que corresponden al 11% del total de dispositivos distribuidos, acercándose a su objetivo de recoger al menos el 20% de dispositivos en 2030. Además, reutilizaron y reciclaron el 99,8% del total recogido, acercándose al objetivo de reutilizar y «reciclar el 100% de los terminales móviles recogidos de nuestros clientes en 2030. El pasado año, reutilizaron 491.422 terminales móviles, un 27% más respecto al año anterior«.

Solo Telefónica de España reutilizó 84.000 terminales móviles, con el programa de recompra de terminales, el reacondicionamiento de dispositivos de origen interno, la venta de teléfonos reacondicionados o los servicios de reparación, según nos explican. También añaden que, en el caso de que no puedan repararse y reutilizarse, la empresa gestiona su reciclaje. Lo hace a través de empresas colaboradoras asociadas a los SCRAP (Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor) para garantizar su correcto reciclaje. En 2023, el 99,8% del total recogido se ha reutilizado o reciclado, acercándonos al objetivo de reutilizar y reciclar el 100% de los terminales móviles recogidos de nuestros clientes en 2030.

Movistar y el negocio 'verde' del reciclado de móviles
Imagen de la campaña de recompra de móviles de Movistar.

VENDER UN MÓVIL O UNA TABLET A MOVISTAR

Así, el objetivo de su servicio llamado «compramos tu móvil» es inicialmente es de facilitar la posibilidad de renovar cualquier dispositivo antiguo que tengamos en desuso por casa, por supuesto animar a que compremos uno nuevo, para lo que Movistar tiene múltiples ofertas financiadas sin coste para sus clientes y, además «cuidar el planeta», mediante el compromiso de dar a esos dispositivos una segunda vida.

No obstante, el negocio no está solo en la venta de dispositivos reacondicionados, que la misma operadora recomienda cuando indica que «un teléfono móvil reacondicionado u otro tipo de dispositivo es una opción ideal para aquellos que buscan terminales más asequibles o, incluso, para aquellos que quieren encontrar, por ejemplo, un primer móvil para sus hijos«. Aquellos dispositivos que no se pueden reacondicionar y volver a vender sirven para extraerles de la entrañas todo tipo de materiales, sobre todo metales, muy valiosos en el mercado de la tecnología.

En un solo móvil se pueden encontrar materiales como el silicio, el aluminio, hierro, fósforo, galio, antimonio, plomo, cobre, tantalio o plata, todo metales de alto valor para la industria tecnológica. Solo de oro, cada año se emplean 300 toneladas en productos electrónicos, y se puede conseguir recuperar de cada móvil entre 30 y 36 miligramos de oro, por lo que reciclar los dispositivos puede resultar más rentable que la minería tradicional.

En un solo móvil se pueden encontrar materiales como el silicio, el aluminio, hierro, fósforo, galio, antimonio, plomo, cobre, tantalio o plata, todo metales de alto valor para la industria tecnológica.

Según cifras calculadas antes de la pandemia, en 2019, solo se recicló el 17,4% de los casi 54 millones de toneladas de residuos electrónicos generados aquél año, y se estima que para 2030 se harán generando casi 80 millones de toneladas de estos residuos. El beneficio no es solo par Movistar y cualquier empresa que recicle; en el fondo algo ganamos todos.

El servicio de Movistar está disponible para toda España, salvo en Canarias, Ceuta y Melilla, porque por muy lucrativo que resulte el negocio de los dispositivos reacondicionados, o de los componentes, sobre todo metales valiosos, que se pueden reciclar de los móviles y otros dispositivos, el transporte el caro y no merece la pena.

No obstante, no sirve cualquier viejo móvil. La compañía advierte de que los móviles que compran «deben estar en nuestra ‘lista de la compra'», aunque el listado es amplísimo: recompran hasta Alcatel y Nokias. El dispositivo debe estar libre de cualquier bloqueo y sin cargas, es decir, sin pagos pendientes, y tiene que ser posible encenderlo.

no sirve cualquier viejo móvil. La compañía advierte de que los móviles que compran «deben estar en nuestra ‘lista de la compra'», aunque el listado es amplísimo: recompran hasta Alcatel y Nokias.

El valor del aparato va a depender de la marca, el modelo, la capacidad y su estado. Los rangos para calcular el precio se miden con «un valor máximo para móviles o tablets sin daños, un segundo valor cuando tienen daños en la pantalla, un tercero y menor para los dispositivos que están más dañados físicamente y un valor de 0 euros para aquellos que ni siquiera pueden encenderse. Por supuesto, se pueden vender tantos móviles se quiera, pero rellenando por cada uno el formulario de valoración correspondiente.

Hay que tener en cuenta que si se quiere vender, por ejemplo, un Xiaomi 9, valen según la capacidad en Gigas desde los 7 hasta los 16 euros. Por un Samsung Galaxy A01 no se va a obtener más de 5 euros, y solo por el modelos AO4S de 128 gigas, Movistar reportará hasta 59 euros. Con cualquier iPhone se obtienen más de 100 euros, y por el que más pagan es por el iPhone12 Pro Max de 256 Gb, que puede alcanzar un precio de 306 euros. A través de un cuadro activo en la web se puede introducir la marca y modelo y saber hasta cuánto se puede cobrar.

El funcionamiento para obtener el dinero por librarse de la basura tecnológica que se tiene por casa es sencillo; primero hay que comprobar cuánto dinero se puede conseguir con cada dispositivo, luego rellenar el formulario de tasación para obtener una valoración lo más cercana a la real posible.

MOVISTAR, LA SEGUNDA MANO Y MILANUNCIOS

Movistar se encarga de recogerlo gratis, a través de la empresa Zeleris, en la dirección que se indique, y ellos lo embalan, incluso. Recomiendan que antes de entregar el aparato se realice previamente una copia de seguridad y se transfieran los datos a otro dispositivo. Sería ideal, justo después, realizar un borrada de toda la información que tenemos en el dispositivo, mediante un restablecimiento al «estado de fábrica» a través de los ajustes del teléfono o la tablet. Piden también que se envíe el equipo sin accesorios, ni tarjetas SIM, o de memoria.

Movistar se encarga de recogerlo gratis, a través de la empresa Zeleris, en la dirección que se indique, y ellos lo embalan, incluso

Una vez la compañía recibe el dispositivo, comprueba su estado e ingresan el importe de la valoración en la cuenta bancaria cuyos datos se hayan aportado en un plazo máximo de ocho días. Si notan que el móvil no coincide con la marca y modelo, o con la descripción que se ha aportado, siempre se va a recibir un correo electrónico con una contraoferta. Si esta se rechaza, se devuelve el teléfono a la dirección de recogida sin coste. Así, «no hace falta buscar en internet otros compradores ni andar negociando precios», señala la compañía.

Según informa Movistar, al igual que ocurre con las ventas que se realizan en otras plataformas de segunda mano, como Wallapop, desde el 1 de enero de 2024, los operadores digitales tienen la obligación legal de aportar a la Agencia Tributaria la información sobre las transacciones que se hacen en ellas. Se verán afectados quienes vendan más de 30 artículos al año o por valor de más de 2000 euros.

Precisamente esta misma semana, para ampliar la capacidad recicladora y las cuotas de sostenibilidad, Movistar ha firmado un acuerdo con la plataforma de segunda mano Milanuncios, con el objetivo de «darle una nueva vida a los teléfonos móviles y aumentar la concienciación en la sociedad de la necesidad de alargar el periodo útil de dichos dispositivos».

Con el acuerdo, todos los usuarios de Milanuncios que, pasados diez días sigan teniendo disponible el móvil para la venta, tendrán acceso a la opción de hacerlo a través del servicio Recompra Flash creado por Movistar, de modo que podrán elegir si seguir gestionando la venta de la forma habitual o que Movistar tase el teléfono y lo recoja directamente en la dirección que se indique y sin coste alguno.

Los dispositivos que se recuperan pasarán a formar parte de su estrategia de Economía Circular de Telefónica que pone el foco en la reutilización con el objetivo de disminuir y optimizar el consumo de recursos, reparar y, cuando no quede ninguna otra opción, reciclar, permitiendo así la reincorporación de materiales al ciclo productivo y de continuidad.


- Publicidad -