domingo, 14 julio 2024

Apuesta transformadora de Hereu: Impulsar un turismo más sostenible y diversificado en Barcelona

La industria del turismo ha sido un pilar fundamental de la economía española durante décadas. Sin embargo, la creciente conciencia sobre la necesidad de un desarrollo sostenible ha llevado a un llamado a la transformación de este sector. El ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, ha destacado la importancia de hacer una «apuesta radical» por la sostenibilidad del modelo turístico, generando un reparto equitativo de los beneficios a nivel territorial y social, así como diversificando la oferta y distribuyendo el turismo por todo el país.

Esta visión integral del turismo busca garantizar no solo la sostenibilidad ambiental, sino también la sostenibilidad social y económica del sector. Hereu ha resaltado la necesidad de mejorar las condiciones laborales y los salarios en la industria turística, con el objetivo de crear una sociedad más estable y cohesionada.

La Oportunidad de los Pirineos y el Modelo Europeo

Los Pirineos se presentan como una gran oportunidad para desarrollar un modelo turístico sostenible y diversificado. Hereu ha defendido la necesidad de «gestionar y gobernar» este proceso de transformación, aprovechando el crecimiento del 22% en el gasto de los turistas en España durante los primeros cuatro meses del año.

Además, el ministro ha puesto en valor el modelo social europeo, considerándolo «fundamental seguir preservando» para maximizar el poder transformador de la industria española. En un momento en que se ponen en juego muchas cosas, Hereu ha resaltado la importancia de mantener los «enormes valores» que ha caracterizado a la Unión Europea durante décadas.

La Reindustrialización y Relocalización de la Actividad Productiva

Hereu también ha abogado por la reindustrialización y la relocalización de la actividad productiva en Cataluña, el resto de España y Europa. Según el ministro, existe un «cambio de paradigma» que no niega la globalización, sino que la «matiza hacia una globalización regionalizada».

La industria es vista como un elemento clave para generar más innovación, fijar la actividad en el territorio, ofrecer salarios más dignos y aumentar la capacidad de exportación. Estos valores, según Hereu, contribuyen a la creación de una sociedad más estable y cohesionada, lo que justifica la apuesta por la inversión en industria.

En cuanto a las relaciones comerciales con China, el ministro ha dejado claro que «no cree en guerras comerciales», pero sí en la defensa del modelo de industrialización y reindustrialización europeo, abogando por la igualdad de oportunidades y reglas de juego justas que permitan a la Unión Europea competir en condiciones de igualdad.

Finalmente, Hereu ha resaltado la competitividad de la industria agroalimentaria de Lleida, que no se ha basado en subvenciones del Estado, sino en su propio mérito, lo que le permite estar «bien tranquila» ante los desafíos actuales.


- Publicidad -