domingo, 14 julio 2024

Rechazo rotundo de Garamendi, presidente de CEOE, a la regulación estatal de las relaciones laborales y a la reducción de la jornada

La CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) es una de las principales voces del empresariado español y su posición sobre diversos asuntos que afectan al ámbito laboral y empresarial es de gran relevancia. En este artículo, exploraremos las declaraciones del presidente de la CEOE, Antoni Garamendi, en torno a la regulación de las relaciones laborales y la prevalencia de los convenios autonómicos.

A través de su presidente Antoni Garamendi, la CEOE se muestra firme en su rechazo a la regulación estatal de las relaciones laborales y a la prevalencia de los convenios autonómicos, argumentando que ambas medidas complican la gestión empresarial y pueden suponer un problema de confianza y competitividad para el país.

La Regulación de las Relaciones Laborales

Garamendi ha rechazado que el Estado pueda regular las relaciones laborales, afirmando que durante años este sistema ha funcionado bien en España. El presidente de la CEOE considera que la reducción del tiempo de trabajo, a largo plazo, «no le irá bien» a la competitividad del país. Según Garamendi, esta medida supondría un problema de confianza a la hora de negociar convenios, ya que el Estado estaría interviniendo en un ámbito que tradicionalmente ha sido responsabilidad de las partes involucradas.

El dirigente empresarial ha señalado que el diálogo social es la mejor infraestructura que tiene un país y que en España se llevan «45 años largos trabajando este espacio». Garamendi ha resaltado que en la última legislatura le ha tocado firmar más de 14 o 15 convenios, lo que demuestra su compromiso con el acuerdo y la negociación. Sin embargo, advierte que esta libertad de negociación podría verse comprometida si el Gobierno toma decisiones unilaterales, sin dejar margen para la flexibilidad y el consenso.

La Prevalencia de los Convenios Autonómicos

Otro asunto que ha generado preocupación en la CEOE es el cambio introducido para que los convenios autonómicos tengan prevalencia sobre los estatales. Garamendi considera que «romper la unidad de mercado» es un «auténtico problema» que «complica las cosas» desde el punto de vista de la gestión empresarial.

Según el presidente de la CEOE, esta medida también supondría un problema añadido para las inversiones extranjeras, en un momento en el que se habla constantemente de la unidad de mercado a nivel europeo. Garamendi lamenta que, «por intereses políticos», se decida cambiar algo que ya había sido objeto de un acuerdo tripartito y aprobado por el Parlamento.

En cuanto a la postura de la patronal vasca, Confebask, Garamendi indica que «no ha dicho que no, pero tampoco ha dicho que apoya explícitamente la medida». El presidente de la CEOE considera que, al haberse decidido, Confebask lo asume, pero destaca que, desde su perspectiva, esta medida «genera un problema» también para el País Vasco.


- Publicidad -