martes, 16 julio 2024

Puig gana músculo para comprar nuevas empresas

La firma de cosmética Puig, que salió en bolsa hace justamente seis semanas, cotizó con un rango de precios de entre 22 y 24,50 euros por acción, con lo que la compañía alcanza así una capitalización bursátil de entre 12.700 millones y 13.900 millones de euros, como bien se explicaba en el folleto que fue remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y autorizado por el organismo supervisor.

Después de estas seis semanas, los expertos del mercado ya han empezado a sacar sus conclusiones de Puig. «Puig obtiene aproximadamente el 14% de sus ingresos por fragancias, y aproximadamente el 10% de los ingresos del grupo de fragancias de un nicho premium con precios de 150 euros por 100 mililitros. Esperamos que crezcan entre un 15 y un 20% las fragancias que forman parte del catálogo de Puig», señalan los expertos de JP Morgan.

La empresa familiar de fragancias y cosméticos ha logrado un crecimiento orgánico de primera línea del 11% durante 2019-2023, por delante eso sí del crecimiento del mercado de belleza premium, y el grupo ha guiado un crecimiento de primera línea a mediano plazo de un solo dígito alto antes del crecimiento del mercado de belleza premium. Los expertos pronostican un crecimiento orgánico de los ingresos del grupo para este 2024 en un 11,3%.

OPV Puig
OPV Puig

LOS PRIMEROS PASOS DE LA OPV DE PUIG

En su debut, las acciones de Puig subieron por encima de su precio de cotización en España, después de la mayor oferta pública inicial del mundo en lo que va de 2024. La compañía de belleza con sede en Barcelona, ​​que también es propietaria de las casas de moda Carolina Herrera, Paco Rabanne y Nina Ricci, es la última de una serie de salidas a bolsa europeas que han revivido el mercado de OPV del continente.

La oferta de 3.000 millones de euros de Puig, incluidas acciones nuevas y existentes, superó las de la empresa suiza de cuidado de la piel Galderma Group en Zurich y el grupo de adquisiciones CVC Capital Partners en Ámsterdam como la mayor oferta pública inicial mundial en 2024 hasta la fecha, según datos de Dealogic. Además, siguiendo estos ejemplos, el debut bursátil de Puig fue el mayor en España desde la salida a bolsa en 2015 de Aena.

PUIG UTILIZARÁ LOS INGRESOS DE SU OPV PARA REFINANCIAR LAS ADQUISICIONES DE PARTICIPACIONES ADICIONALES EN BYREDO DE SUECIA Y CHARLOTTE TILBURY DE REINO UNIDO

En 2023, la empresa familiar de cosmética y perfume registró unos ingresos netos de 4.300 millones de euros, y un beneficio neto de unos 465 millones de euros al mes. «!– /wp:paragraph –>

En este contexto, después de la reciente OPV e incluyendo las transacciones recientes desde JP Morgan, esperan que el apalancamiento se reduzca 2,4 veces, incluyendo los pasivos de combinación de negocios, dejando así espacio para fusiones y adquisiciones. No obstante, los expertos auguran y esperan que Puig se centre en el desapalancamiento, incluyendo la reciente adquisición de Dra. Barbara Sturm, y el posible pago de aproximadamente mil millones de euros en 2026 por la participación restante en Charlotte Tilbury.

Establecimiento de Charlotte Tilbury Merca2.es
Establecimiento de Charlotte Tilbury.

Por otro lado, uno de los pilares clave de la estrategia de crecimiento de Puig es realizar adquisiciones selectivas, centrándose más en marcas propias que en marcas licenciadas. Pero, adquirir e integrar nuevas marcas y negocios conlleva un riesgo inherente, especialmente desde una perspectiva cultural y de ejecución. Hay que destacar que desde 2020 Puig ha adquirido cinco marcas, incluidas las tres marcas principales que son Charlotte Tilbury, Byredo y Dra. Barbara Sturm; unas firmas que tienen potencial de internacionalización.

«En el caso de adquisiciones, Puig normalmente adquiere una participación mayoritaria inicialmente con opciones de compra/venta para comprar la participación restante con el tiempo, y al mismo tiempo paga primas de ganancias», expresan los expertos del mercado de JP Morgan. Además, con estas firmas que se han incluido en el negocio de Puig, hay que añadir la oportunidad que se les abre de expandir las líneas de productos de dichas marcas, y la expansión en distintos mercados.

L’ORÉAL Y ESTÉE LAUDER SIGUEN BIEN DE CERCA EL RECORRIDO DE PUIG

En cuanto a la categoría de fragancias, los competidores más cercanos incluyen Interparfum, aunque, el modelo de Puig de marcas propias, una mayor exposición al nicho y un mayor margen deberían de generar más beneficios. No obstante, los analistas valoran la firma familiar por encima del promedio de Estée Lauder y L’Oréal.

«Desde una exposición de cartera, Estée Lauder y Shiseido, están muy expuestas a Asia y al cuidado de la piel, eso sí, con un enfoque especial en Japón para Shiseido. Por su lado, L’Oréal, está más diversificada, ya que su exposición de cartera de belleza representa menos del 50% de sus ventas, pero también compite en el segmento de dermatología, representando el 16% de sus ventas, donde compite directamente con Puig», indican desde JP Morgan.

El consenso otorga a Puig un precio objetivo de 29,83 euros y apunta al Ibex 35
El consenso otorga a Puig un precio objetivo de 29,83 euros y apunta al Ibex 35.

Puig consiguió hacer más fuerte desde que discontinuó las licencias de fragancias tanto de Prada como de Valentino, y se centró en marcas donde sí posee participaciones mayoritarias, para aprovechar oportunidades de ir poco a poco adquiriendo marcas especializadas. En este caso, casi todo el portafolio de Puig se ha ido construyendo a partir de asociaciones y posteriores adquisiciones de participaciones en estas marcas.

«Más allá de una atractiva exposición al crecimiento del mercado final de alrededor del 8%, creemos que las oportunidades clave a mediano y largo plazo para Puig, que residen en su capacidad para superar su mercado final a través de ganancias continuas de participación en su cartera principal. Mientras que también ofreciendo amplias oportunidades de espacios en blanco para construir marcas multieje, es decir, firmas que abarquen los tres segmentos de belleza; para seguir creciendo», concluyen los expertos de JP Morgan.

La firma familiar de perfumes y cosmética está compitiendo de tú a tú con dos grandes del sector ‘Beauty’, es decir, con L‘Oréal y con Estée Lauder, dos de las grandes que están viendo como Puig las está sobrepasando y que deben aplicar algunos cambios en la estrategia para no hacerse pequeñas y perder ventas.


- Publicidad -