domingo, 23 junio 2024

Ejercicio extremo: El precio que pagan tus riñones y otras consecuencias

El ejercicio es fundamental para mantener un estilo de vida saludable, pero qué sucede cuando el entusiasmo por la actividad física se convierte en exceso. El ejercicio extremo puede tener consecuencias graves, especialmente para aquellos que son nuevos en el mundo del fitness y deciden, sin la preparación adecuada, someterse a rutinas intensas. Este tipo de actividad puede llevar a una condición conocida como rabdomiólisis, un tema serio que merece atención.

La rabdomiólisis ocurre cuando hay una destrucción acelerada de los músculos estriados, como los bíceps o cuádriceps, liberando su contenido celular en el torrente sanguíneo. Esto puede suceder por levantar cargas excesivas o realizar actividad física extrema sin descanso adecuado. Las consecuencias pueden ser severas, desde daño muscular hasta complicaciones renales, ya que los riñones se ven abrumados por sustancias que no pueden filtrar adecuadamente.

REDUCE EL EJERCICIO EXTREMO SI PRESENTAS ESTAS SEÑALES DE ALERTA

Reduce el ejercicio extremo si presentas estas señales de alerta

Los síntomas de la rabdomiólisis pueden ser engañosos. No se trata del típico dolor muscular post-ejercicio, sino de una molestia intensa que no mejora con el descanso. Además, puede presentarse hinchazón muscular o edema, que deja una impresión notable al presionar. Sin embargo, uno de los signos más alarmantes es la orina de color oscuro, indicativo de que los riñones están luchando para filtrar las sustancias liberadas por la destrucción muscular.

La clave para evitar la rabdomiólisis es el ejercicio responsable. Conocer tus límites, hidratarte adecuadamente y evitar la deshidratación, especialmente en climas extremos, son pasos esenciales. Si estás comenzando a ejercitarte, es crucial aumentar la intensidad de manera gradual y bajo la supervisión de un profesional.

CLAVES PARA EVITAR LA RABDOMIÓLISIS POR EJERCICIO EXTREMO

@pologuerrero.med

Si es pesado 💪🏻 y busca el fallo muscular, pero también se consciente de cuando ya es mucho ✌🏻más en IG #polomed #medicina #sabiasque #aprendeentiktok #cienciaentiktok

♬ sonido original – Polo Guerrero

La rabdomiólisis no solo es una razón válida para llamar a una ambulancia, sino que también puede requerir atención médica de emergencia y hospitalización. La moderación, la hidratación adecuada y el seguimiento de un programa de ejercicio bien estructurado son esenciales para mantener tus riñones y tu cuerpo en óptimas condiciones.

El ejercicio extremo, especialmente en aquellos que son nuevos en la actividad física, puede tener consecuencias graves para la salud, incluyendo el riesgo de rabdomiólisis y daño renal. Cuidar de los riñones es fundamental para la salud general, y esto incluye mantenerse hidratado, controlar la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre.

El ejercicio debe ser un aliado de la salud, no un enemigo. La rabdomiólisis es un recordatorio de que el equilibrio es vital. Escuchar a tu cuerpo, respetar los tiempos de descanso y buscar asesoramiento profesional son prácticas que te permitirán disfrutar de los beneficios del ejercicio sin poner en riesgo tu bienestar. Recuerda, el ejercicio es una maratón, no un sprint; la moderación y la progresión son la base de un entrenamiento exitoso y seguro.


- Publicidad -