martes, 18 junio 2024

Millonaria inversión del Gobierno: 15 millones para modernizar las traviesas del corredor de alta velocidad Madrid-Sevilla

La línea de alta velocidad que conecta Madrid con Sevilla ha sido, desde su inauguración, un hito en la historia del transporte ferroviario español. Esta línea, que ha permitido reducir significativamente los tiempos de viaje entre las dos ciudades, ha experimentado un notable crecimiento en el tráfico de pasajeros a lo largo de los años. Con el objetivo de mantener esta infraestructura a la vanguardia y garantizar su capacidad para hacer frente al aumento de la demanda, el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha dado luz verde a un ambicioso plan de renovación.

El Consejo de Ministros ha autorizado la licitación de la tercera fase de renovación de las traviesas de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, con una inversión de 15,3 millones de euros. Esta decisión refleja el compromiso del Gobierno con la modernización y la mejora continua de las infraestructuras ferroviarias, así como su apuesta por un transporte sostenible y eficiente.

Renovación integral de las traviesas: un proyecto en tres fases

La renovación de las traviesas de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla se enmarca en un plan integral que consta de tres fases. La primera de ellas ya ha sido completada con éxito, habiéndose instalado un total de 71.318 nuevas traviesas. Actualmente, se encuentra en ejecución la segunda etapa, que contempla la colocación de 123.732 unidades adicionales.

La tercera fase, cuya licitación acaba de ser autorizada, prevé la instalación de 73.333 nuevas traviesas a lo largo de 44 kilómetros en varios tramos situados entre las estaciones de Ciudad Real y Puertollano. Esta actuación permitirá mejorar la calidad y la seguridad de la infraestructura, al tiempo que aumentará su capacidad para absorber el creciente tráfico ferroviario.

La renovación de las traviesas es un elemento clave para garantizar la fiabilidad y la longevidad de la línea de alta velocidad. Estas piezas, que sirven de soporte para los raíles y distribuyen las cargas del tráfico, están sometidas a un desgaste constante debido a las elevadas velocidades y frecuencias de los trenes. Su sustitución periódica es, por tanto, esencial para mantener los máximos estándares de calidad y seguridad.

Ejecución de los trabajos: compatibilidad con el tráfico ferroviario

Uno de los principales retos a los que se enfrenta el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible en la ejecución de este proyecto es la necesidad de compatibilizar los trabajos de renovación con el tráfico ferroviario habitual. Para minimizar las afectaciones a los usuarios, las obras se realizarán de forma simultánea en diferentes puntos de la línea, aprovechando las bandas de mantenimiento y las horas de menor circulación de trenes, principalmente durante la madrugada.

Esta estrategia permitirá avanzar en la renovación de las traviesas sin comprometer la operatividad de la línea ni la calidad del servicio ofrecido a los pasajeros. Además, la ejecución de los trabajos en diferentes fases y tramos facilitará la optimización de los recursos y la reducción de los plazos de ejecución.

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha destacado la importancia de esta actuación para garantizar la fiabilidad y la seguridad de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, así como para mantenerla a la vanguardia tecnológica. La renovación de las traviesas no solo mejorará la calidad de la infraestructura, sino que también contribuirá a absorber el crecimiento del tráfico ferroviario previsto para los próximos años.

Inversión global de 700 millones de euros: un nuevo impulso a la alta velocidad

La renovación de las traviesas de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla forma parte de un ambicioso plan de inversión que contempla una inyección global de 700 millones de euros. Esta cifra refleja el firme compromiso del Gobierno con la modernización y la mejora continua de las infraestructuras ferroviarias en España.

La línea Madrid-Sevilla, al ser la primera de alta velocidad construida en el país, ha sido un referente en términos de innovación y eficiencia. Sin embargo, tras más de tres décadas de servicio, requiere de actuaciones de renovación y mantenimiento para seguir ofreciendo los máximos estándares de calidad y seguridad.

La inversión de 700 millones de euros permitirá acometer un conjunto de mejoras en diferentes ámbitos de la línea, desde la renovación de las vías y las traviesas hasta la modernización de los sistemas de señalización y comunicaciones. Estas actuaciones no solo garantizarán la fiabilidad y la longevidad de la infraestructura, sino que también contribuirán a aumentar su capacidad y a mejorar la experiencia de los usuarios.


- Publicidad -