martes, 18 junio 2024

Brasil no logra salir de la espiral inflacionista: los precios se disparan un 3,93% interanual en mayo

La Inflación en Brasil: Un Desafío Constante en el Ámbito Económico

La inflación es un fenómeno económico que ha sido objeto de constante monitoreo y análisis en Brasil. En los últimos meses, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de este país ha experimentado variaciones significativas, reflejando los desafíos que enfrentan los líderes económicos en su búsqueda por mantener la estabilidad de los precios.

En mayo, el IPC de Brasil aumentó en 0,24 puntos porcentuales respecto a abril, situándose en el 3,93% interanual. Este aumento rompe con una racha de siete meses consecutivos a la baja, lo que evidencia la complejidad y la volatilidad del panorama inflacionario en el país.

La Evolución del IPC en Brasil

El mes de abril marcó un hito importante, con el IPC ubicándose en el 3,69% interanual, el nivel más bajo desde junio del año pasado, cuando se situaba en el 3,16% interanual. Sin embargo, este descenso ha sido interrumpido, y el índice se acerca nuevamente a la franja superior de la meta, del 4%.

En este contexto, el Banco Central de Brasil ha tomado medidas para intentar controlar la inflación. En mayo, la entidad recortó los tipos de interés en 25 puntos básicos, llevando la tasa de política monetaria al 10,5%, frente a las reducciones de 50 puntos básicos de las reuniones anteriores. Según el banco, la «situación actual, caracterizada por una etapa del proceso desinflacionario que tiende a ser más lenta, expectativas de inflación no ancladas y un escenario global desafiante, exige serenidad y moderación en la conducción de la política monetaria».

Los Principales Drivers de la Inflación en Brasil

De acuerdo con los datos divulgados por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la inflación mensual en mayo fue del 0,46%, lo que supone 0,08 puntos porcentuales más que en abril. En el índice acumulado del año, la inflación llega al 2,27%.

Los grupos que más han influido en este incremento son salud y cuidados personales (0,69%), alojamiento (0,67%), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,62%) y vestuario (0,5%), todos por encima de la media.Por el contrario, la única división que experimentó una contracción mensual fue la de artículos de residencia, con una caída del 0,53%, superior incluso a la registrada en abril.

Estos datos reflejan los desafíos que enfrentan los responsables de la política económica en Brasil, quienes deben adoptar medidas prudentes y efectivas para mantener la estabilidad de los precios y fomentar un crecimiento económico sostenible en el país.


- Publicidad -