domingo, 23 junio 2024

La alta estacionalidad de ‘sol y playa’ concentra el 70% del gasto entre julio y septiembre, según un informe de Braintrust

Un reciente informe de Braintrust ha puesto de manifiesto la marcada estacionalidad que caracteriza a los destinos turísticos de sol y playa en España, los cuales concentran casi el 70% del gasto entre los meses de julio y septiembre. Esta realidad contrasta con otros segmentos turísticos como el cultural, el de compras, el deportivo o el gastronómico.

Braintrust destaca que si bien el turismo de sol y playa sigue siendo relevante por su peso económico, este modelo presenta importantes desafíos al precarizar la actividad y obstaculizar la desestacionalización. Esta situación afecta no solo a destinos maduros en España, sino también a nivel global.

En su estudio, Braintrust ha desarrollado un índice de estacionalidad del turismo nacional y su gasto según el tipo de turismo, identificando aquellos con mayor potencial de sostenibilidad económica y generación de empleo. Este índice evalúa el gasto durante la temporada alta en comparación con el resto del año, lo que permite categorizar la estacionalidad en tres niveles de riesgo: alto, medio y bajo.

Riesgos y Oportunidades en la Estacionalidad

El turismo de naturaleza, aunque presenta cierta estacionalidad elevada, muestra un comportamiento similar al turismo de sol y playa al concentrar gran parte de su gasto durante el verano. Por otro lado, segmentos como el turismo cultural se ubican en un nivel de riesgo medio, mientras que los de compras, deporte y gastronomía muestran un riesgo bajo en términos de estacionalidad.

Según Ángel García Butragueño, director de Braintrust, España continúa apostando mayoritariamente por el modelo de sol y playa a pesar de contar con una oferta diversificada que incluye nichos turísticos cada vez más relevantes, como la cultura, el deporte, las compras o la naturaleza. Este enfoque limita el potencial de crecimiento y sostenibilidad del sector turístico.

Además del análisis de la estacionalidad, Braintrust ha examinado los distintos tipos de turismo de nicho, llegando a conclusiones significativas que destacan la importancia de personalizar la propuesta de valor para cada segmento.

Se observa que el turismo de sol y playa tiende a ser mayoritariamente familiar, mientras que el turismo cultural muestra una preferencia por los viajes en pareja. Por su parte, el turismo deportivo atrae a grupos de amigos, y el turismo de compras destaca por su realización en solitario.


- Publicidad -