lunes, 22 julio 2024

Empleados públicos de Argentina declaran la guerra contra la Ley Ómnibus y buscan paralizar el país

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE), el mayor sindicato de los trabajadores del sector público en Argentina, ha anunciado la convocatoria a un paro nacional de 24 horas para el próximo miércoles 12 de junio. Esta medida de fuerza tiene como objetivo mostrar su firme rechazo a la Ley Bases, la cual será debatida en el Congreso en dicha fecha.

Los empleados públicos, respaldados por ATE, se movilizarán de manera masiva hacia la Cámara legislativa para exigir a los senadores que rechacen por completo esta controvertida ley. El sindicato considera que la reforma laboral contenida en la Ley Bases es absolutamente regresiva y atenta contra los derechos adquiridos de los trabajadores.

Llamado a evitar el derrumbe total de Argentina

Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE, manifestó a través de su cuenta de ‘X’ (antes Twitter) que «los senadores tienen la oportunidad de evitar el derrumbe total de la Argentina«. El sindicato espera sumar apoyos para lograr el rechazo de la Ley Bases y así comenzar a poner fin a lo que consideran un desquicio.

Aguiar advirtió que, de aprobarse esta ley, desaparecerían todos los derechos adquiridos por los trabajadores y se abriría la puerta a niveles impensados de explotación laboral. Además, alertó sobre la posibilidad de enfrentar las tasas de desempleo más altas conocidas hasta el momento.

La reforma laboral propuesta en la Ley Bases genera una gran preocupación entre los empleados públicos, quienes temen ver vulnerados sus derechos y enfrentar un escenario laboral adverso. ATE busca movilizar a sus afiliados y a la opinión pública para presionar a los legisladores y evitar la aprobación de esta normativa.

Recortes en la administración pública: un tema candente

La semana pasada, la administración pública volvió a ser un tema candente de debate en Argentina. El presidente del país, Javier Milei, anunció su intención de recortar otros 50.000 empleos públicos con el objetivo de «reducir el Estado a la mitad».

Este anuncio generó controversia y preocupación entre los trabajadores estatales, quienes temen perder sus puestos de trabajo en medio de un contexto económico ya de por sí complicado. Los sindicatos, liderados por ATE, han expresado su firme oposición a estos recortes y han criticado la política del gobierno en materia laboral.

La discusión sobre el tamaño y la eficiencia del Estado ha sido un tema recurrente en la agenda política argentina. Mientras algunos sectores abogan por una reducción del aparato estatal como medida de austeridad, otros advierten sobre las consecuencias sociales y económicas de los recortes masivos de personal.

Movilización y unidad de los trabajadores estatales

Ante este escenario desafiante, ATE busca fortalecer la unidad y la movilización de los trabajadores estatales. El sindicato ha hecho un llamado a sus afiliados y a todos los empleados públicos a sumarse al paro nacional del 12 de junio y a participar activamente en las protestas frente al Congreso.

La lucha contra la Ley Bases y los recortes en la administración pública se ha convertido en una prioridad para ATE. El sindicato considera que estas medidas atentan contra la estabilidad laboral, los derechos adquiridos y la calidad de los servicios públicos brindados a la ciudadanía.

En este contexto de incertidumbre y conflicto, los trabajadores estatales argentinos se preparan para una jornada de protesta y movilización. La convocatoria al paro nacional del 12 de junio busca enviar un mensaje contundente al gobierno y a los legisladores, exigiendo el rechazo de la Ley Bases y la defensa de los derechos laborales en el sector público.


- Publicidad -