martes, 18 junio 2024

3 síntomas que te indican que tus riñones podrían estar en peligro

Los riñones son órganos vitales que desempeñan un papel fundamental en la filtración de sangre, el equilibrio de electrolitos y la eliminación de toxinas. A menudo, las enfermedades renales no presentan síntomas evidentes en sus etapas iniciales, lo que dificulta su detección temprana. Sin embargo, hay señales que debemos reconocer para proteger la salud renal.

Cuando nuestros riñones no funcionan correctamente, pueden surgir síntomas preocupantes. Además de buscar atención médica, existen hábitos naturales que puedes adoptar para tener una mejor calidad de vida. A continuación, exploraremos tres síntomas que podrían indicar que tus riñones están en riesgo.

SÍNTOMAS DE PROBLEMAS RENALES QUE DEBERÍAS CONSIDERAR

Sintomas de problemas renales que deberías considerar

La presencia de sangre en la orina, ya sea visible a simple vista o detectable solo en exámenes de orina, es un signo preocupante. La hematuria puede ser macroscópica (visible) o microscópica (imperceptible). Ambas requieren atención médica, ya que pueden indicar enfermedades renales. Si notas hinchazón en las extremidades (tobillos, pies o manos) o alrededor de los ojos (edema periorbital), podría ser un indicio de mal funcionamiento renal.


Los riñones pueden no eliminar adecuadamente los líquidos y las toxinas, lo que provoca retención de líquidos y aumento de peso inexplicado. La hipertensión es un factor de riesgo para enfermedades renales. Si tienes presión arterial alta, es importante controlarla adecuadamente para proteger tus riñones. La presión arterial elevada puede dañar los vasos sanguíneos renales y afectar su función.

CÓMO DISMINUIR DE FORMA NATURAL LOS SÍNTOMAS

@bernardkizer

Aquí tres síntomas más de #riñones dañados 👇 1️⃣ Anemia, en algunos casos, debido al fallo renal. 2️⃣ Náuseas y vómitos, además de pérdida del apetito o de peso. 3️⃣ Hipertensión. Cualquier duda, encantado te ayudo en comentarios 🙂 #desequilibriohormonal #riñonesenfermos

♬ original sound – Bernard Kizer

La hidratación es esencial para el buen funcionamiento renal. Beber suficiente agua ayuda a mantener la circulación sanguínea adecuada en los riñones y facilita la eliminación de toxinas. Además, el agua diluye las sustancias que pueden formar cálculos renales. Asegúrate de beber al menos 8 vasos de agua al día y ajusta la cantidad según tu nivel de actividad y clima.

Una alimentación equilibrada es fundamental para la salud renal. Algunos consejos dietéticos incluyen reducir la ingesta de alimentos procesados y sal. El exceso de sodio puede aumentar la presión arterial y afectar negativamente los riñones. Opta por proteínas magras como pollo, pescado y legumbres. Demasiada proteína puede sobrecargar los riñones.

Incluye frutas y verduras a tu dieta, estos alimentos son ricos en antioxidantes y ayudan a proteger los riñones. Espinacas, arándanos, brócoli y zanahorias son excelentes opciones. Adoptar hábitos saludables, como mantenerse hidratado, seguir una dieta adecuada y controlar el estrés, puede contribuir significativamente a la protección de tus riñones. Recuerda que la prevención es clave, y cuidar de tus riñones es una inversión para que puedas gozar de buena salud


- Publicidad -