martes, 18 junio 2024

Si te cepillas después de comer, estás cometiendo un grave error

Cepillarse los dientes al levantarnos y después de comer, es una práctica higiénica fundamental que nos enseñan desde pequeños. Se nos inculca como un hábito después de cada comida para mantener una boca sana y libre de caries. Sin embargo, lo que muchos no saben es que cepillarse inmediatamente después de comer puede ser contraproducente para la salud dental.

La estructura de nuestros dientes está diseñada para realizar funciones esenciales como masticar y hablar. Pero, tras las comidas, el ambiente ácido que se crea en la boca puede debilitar temporalmente el esmalte dental. Si en ese momento procedemos a cepillarnos, podríamos estar causando más daño que beneficio.

LO MALO DE CEPILLARSE DEPUÉS DE COMER

Lo malo de cepillarse despues de comer

Cuando consumimos alimentos, especialmente aquellos de naturaleza ácida, el pH en nuestra boca disminuye, volviéndose más ácido. Este ambiente puede reblandecer el esmalte dental, la capa protectora de nuestros dientes. Cepillarse en este estado puede acelerar la erosión del esmalte, lo que a largo plazo puede llevar a sensibilidad dental y otros problemas.

Por otro lado, la saliva juega un papel crucial en la neutralización de estos ácidos. Es recomendable dar tiempo para que la saliva realice su función de reequilibrar el pH bucal antes de cepillarse. Esto generalmente toma alrededor de 30 minutos, periodo después del cual el esmalte vuelve a su dureza normal y es seguro cepillarse.

ALTERNATIVAS SALUDABLES POST-COMIDA

En lugar de cepillarse inmediatamente, se aconseja enjuagar la boca con agua para ayudar a eliminar los restos de comida y neutralizar los ácidos. Además, masticar chicle sin azúcar, particularmente aquellos que contienen xilitol, puede ser beneficioso. El xilitol no solo ayuda a regular el pH bucal, sino que también tiene propiedades antibacterianas que combaten la caries dental.

Masticar chicle con xilitol estimula la producción de saliva, lo que ayuda a limpiar la boca y fortalecer el esmalte dental. Sin embargo, es importante recordar que esto no reemplaza el cepillado y el uso de hilo dental, que son esenciales para una higiene bucal completa. Cepillarse los dientes es vital para una buena salud bucal, pero hacerlo inmediatamente después de comer puede ser perjudicial.

No te cepilles preferible esperar unos 30 minutos para permitir que la saliva haga su trabajo. Mientras tanto, enjuagar con agua o masticar chicle sin azúcar con xilitol puede ser una excelente forma de cuidar tus dientes después de las comidas. Así, protegemos nuestro esmalte y mantenemos una sonrisa saludable.


- Publicidad -