domingo, 23 junio 2024

Aldi ‘roba’ a Lidl los clientes desengañados con el origen de sus productos frescos

Aldi presentó su sexta edición del ‘Observatorio de Productos Frescos en España’, una categoría que en 2023 representó 4 de cada 10 euros del gasto anual en alimentación de los hogares españoles, con un total de 38.968 millones de euros. La ‘batalla’ entre los dos supermercados alemanes no es algo novedoso y ambos buscan cualquier oportunidad para poder diferenciarse y aumentar facturación y cuota de mercado.

En este contexto, el consumidor ha cambiado de forma directa sus hábitos de consumo, y se han vuelto mucho más exigentes, y lo que más valora es la buena relación calidad-precio en el supermercado. Por supuesto, los productos frescos como la verdura y las hortalizas han ido aumento su precio, al igual que en la categoría de pescado. Con estas subidas de precio, algunos supermercados, en este caso, Aldi han querido escuchar a los clientes y ayudar con promociones y ofertas a que el consumidor pudiera adquirir estos productos en su cesta de la compra.

En cuánto a la facturación de Lidl, la cadena alemana consiguió, en su último año fiscal -comprendido entre el uno de marzo de 022 y el 28 de febrero de 2023- unas ventas netas totales de 6.079 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 18% respecto a la facturación del año fiscal anterior. Sin embargo, Aldi ha estado ‘jugando’ con números inferiores. Así, la cadena si ha hecho visible que en 2022 sus ventas incrementaron un 11%, pero no crecen ni sus consumidores ni su cuota de mercado.

ALDI Tienda Merca2.es

EL SECTOR DE LOS PRODUCTOS FRESCOS EN ALDI

Gracias al informe del observatorio de Aldi, se revela un dato importante. Y, es que, a pesar del aumento del precio de estos productos, los frescos han mantenido su peso en la cesta de la compra de gran consumo. Pero en la categoría de marisco y pescado fresco sigue pesando el aumento del coste, y los consumidores cada vez destinan menos dinero a esos productos.

Los cuatro factores por los que se rigen los consumidores de la cadena alemana a la hora de elegir frescos, son la relación de calidad-precio (72%), la calidad (50%), el precio (49%), y el aspecto (47%). En este caso, 9 de cada 10 compradores considera el precio un factor determinante a la hora de comprar frescos.

ALDI CERRÓ 2023 CON UNOS PRECIOS UN 12% MÁS BAJOS QUE EL PROMEDIO DEL MERCADO ESPAÑOL

Uno de los grandes problemas que está haciendo mella en las cadenas de distribución es que la gran mayoría de los consumidores tienen en cuenta el origen de los productos frescos que compran. Esto este 2023 e inicios de 2024 está provocando que se dejen de comprar ciertos alimentos, ya que hay que recordar que mucha fruta y verdura no tiene origen en España. Si no que, hablamos de alimentos que vienen de Francia, Marruecos, Sudáfrica, y Egipto, donde la mano de obra es más económica y el supermercado puede conseguir estos productos a un precio inferior que sí se los compra a un productor español.

Si los precios son altos, hay que destacar que los supermercados prefieren comprar alimentos a un menor precio para venderlos a un precio ‘coherente’ y además sacar beneficio de estas ventas. Si los productores venden la fruta a un precio alto es más complicado que en los supermercados los clientes quieran pagar ese precio.

Fruta

En este caso, gracias al ‘Observatorio’ de Aldi hemos podido saber las prioridades de los consumidores. Un 79% de los consumidores sí tienen en cuenta el origen de los productos frescos que compran; el 62% dicen que para ellos el origen sí es un factor determinante a la hora de comprar productos frescos; el 82% de los consumidores dicta que prioriza la compra de productos de origen nacional por delante de los productos extranjeros; y por último, el 74% si prioriza la compra de productos de esta categoría en la región antes de productos de origen nacional o extranjeros.

EL PROBLEMA QUE LE PASA FACTURA A LIDL

El problema es que los supermercados se están aprovechando de los precios para conseguir mayor beneficio al vender frutas y hortalizas de Marruecos, Argentina o Sudáfrica, que les cuestan euro y medio, y las venden de cara al consumidor al doble, como mínimo. No obstante, las empresas que compraban estos alimentos en España se dieron cuenta de que yéndose a Marruecos, producir era más rentable porque la mano de obra era mucho más económica que aquí en España.

Lidl lleva varios meses en sus lineales con varios productos frescos, en este caso, hortalizas y frutas, con letra muy pequeña detrás de los envases donde especifican cuál es el origen de esos productos. No obstante, los consumidores no se fijan porque de primeras lo que observan es la parte delante del envase donde pone el origen de quién ha empaquetado los alimentos.

Lidl acaba de sacar y va a agotar pronto este lavavajillas compacto que no necesita conexión de agua

Aldi ha sabido aprovechar el error de su principal rival alemán, Lidl, para salir a la caza de nuevos clientes que sientan fidelidad ante el origen de los productos que expone Aldi en sus lineales. En todos los establecimientos de la primera cadena alemana que hemos nombrado, ofrece a sus clientes un surtido de cerca los 500 productos frescos.

Otra de las claves con las que está conquistando a los clientes ‘engañados’ por parte de Lidl es que en la categoría de productos frescos ejemplifican la filosofía de la compañía de proporcionar producto de calidad, y en su gran mayoría son productos procedentes de productores de origen nacional, concretamente, el 80% de toda su oferta, y siempre al precio más bajo posible pero respetando la cadena de valor.


- Publicidad -