España sigue liderando el crecimiento económico en la Unión Europea a pesar de la inflación

El Gobierno de Pedro Sánchez sigue sacando pecho por su gestión económica post pandemia. El Ministerio de Economía antes dirigido por Nadia Calviño y ahora por Carlos Cuerpo vuelve a celebrar que la Comisión Europea haya revisado al alza este miércoles su previsión para el crecimiento de la economía española al 2,1%, por encima de la estimación del Ejecutivo (2%), lo que certifica que España «liderará el crecimiento económico de la zona euro hasta 2025».

En concreto, la Comisión ha mejorado cuatro décimas la previsión de crecimiento de España en 2024 hasta el 2,1%, por encima de las previsiones del Gobierno (2%). De esta forma, España seguirá liderando dos años consecutivos, hasta 2025 el crecimiento económico entre los principales países de la zona euro. Algo que lleva realizando desde 2023, basando ese crecimiento en el mantenimiento del consumo y el empleo, que sigue siendo el gran talón de Aquiles de la economía española pero mantiene unos niveles de mejoría y estabilidad.

«En un contexto de incertidumbre internacional y revisión a la baja de las previsiones de crecimiento del PIB de algunos de nuestros principales socios comerciales, el crecimiento de la economía española será casi tres veces superior al de la media de la Zona Euro«, han destacado desde el Ministerio de Economía, Comercio y Empresa.

Además, la Comisión Europea ha mejorado y revisado a la baja sus previsiones de déficit público de España, situando el déficit en 2024 de nuevo en el 3%, en línea con las previsiones del Gobierno. También ha reducido las previsiones de deuda para 2024 y 2025, que situará en el 105,5% este año y que seguirá bajando hasta el 104,8% el próximo, en línea con las estimaciones de España.

Por su parte, la Comisión espera que España continúe con la senda descendente de inflación y que retorne a tasas cercanas al 2% en 2025, aunque el temor a los movimientos en los tipos de interés pueden hacer que no se cumplan estos números.

Para el Ministerio que encabeza Carlos Cuerpo, estos datos confirman la «eficacia» de la política económica del Gobierno que está permitiendo conjugar uno de los mayores crecimientos de Europa, con una reducción sostenida de la inflación, y la mejora del poder adquisitivo de las familias y competitividad de las empresas.

«Estas previsiones certifican también el compromiso del Gobierno con una política fiscal responsable compatible con el mantenimiento de medidas para ayudar a los colectivos más vulnerables», ha remarcado el Ministerio.

La nueva vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo
La nueva vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo

NÚMEROS DE LA ZONA EURO

El producto interior bruto (PIB) de la zona euro registró en el primer trimestre de 2024 una expansión del 0,3% con respecto al cuarto trimestre del año pasado, cuando la economía se contrajo un 0,1%, según la segunda lectura del dato publicada por Eurostat, que ha confirmado su estimación preliminar.

Para el conjunto de la Unión Europea (UE), el crecimiento del PIB estimado por la oficina comunitaria de estadística entre enero y marzo se situó también en el 0,3%, después del estancamiento observado en el cuarto y el tercer trimestre del año pasado.

En comparación con el primer trimestre de 2023, el crecimiento del PIB tanto de la zona euro como de los Veintisiete fue del 0,4%, por encima de los incrementos del 0,1% (zona euro) y del 0,2% (UE) registrados en el mismo periodo del año pasado.

De este modo, el comportamiento de la economía de la eurozona entre enero y marzo fue sensiblemente peor que el observado en Estados Unidos, donde el PIB aumentó un 0,4% trimestral y un 3% comparado con el primer trimestre de 2023.

EL EMPLEO MANTIENE SU AVANCE

Asimismo, la oficina estadística comunitaria ha informado de que, a pesar de que, justo con el PIB en el primer trimestre, el empleo aceleró su crecimiento en la zona euro y en el conjunto de la UE.

En el caso de la eurozona, la ocupación aumentó en el primer trimestre un 0,3%, mientras que entre los Veintisiete subió un 0,2%, mismos porcentajes en ambos casos respecto al cuarto trimestre de 2023. En comparación con el primer trimestre de 2023, el empleo aumentó en la eurozona un 1% anual, mientras que en la UE creció un 0,7%.

La Cesta OCU se ha incrementado un 15,2%
El contexto macroeconómico de inflación ha empujado al consumidor a buscar vía de ahorro en la cesta de la compra.

PETICIONES DE LA CEOE

Dentro de España la CEOE como estos últimos meses sigue siendo la más escéptica ante esta situación. Entre los reclamos que sigue haciendo la patronal es que hay que evitar medidas que supongan un encarecimiento adicional de los costes para las empresas o introduzcan una incertidumbre mayor a la ya existente.

Para mostrar esta cierta intranquilidad la Patronal ha recordado que el pasado mes de abril, la inflación general se aceleró una décima, hasta el 3,3%, mientras que la subyacente mantuvo su senda de gradual moderación y se situó en el 2,9%, cuatro décimas menos que en marzo. Datos a priori aceptables pero que dependen mucho de los productos energéticos, que ya se sitúan como el componente más inflacionista de la cesta, por encima de los alimentos, al recuperar de nuevo tasas positivas interanuales.

Además, la CEOE ha señalado que si se compara la evolución del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) con la del IPCA a impuestos constantes, se observa que la inflación habría aumentado seis décimas menos en abril. Es decir, de haberse mantenido las medidas de reducción de impuestos aprobadas el año pasado, la inflación hubiera sido del 2,8%.

CEOE prevé que la inflación se sitúe en tasas en torno al 3% durante el año y que la subyacente continúe moderándose. En todo caso, como ya hemos señalado esta evolución se verá condicionada por el ritmo de reversión de las medidas antiinflacionarias y por los precios de las materias primas en los mercados internacionales.

En la Unión Monetaria, la desaceleración de la inflación se estabiliza y se mantiene en el 2,4%, mientras que en España el IPCA de abril aumentó su tasa interanual una décima, hasta el 3,4%, por lo que el diferencial con Europa se amplió en un punto porcentual.