Esta posición cuando te sientas es la que te está causando un grave problema de salud

La posición que adoptamos al utilizar el baño es algo a lo que rara vez le prestamos atención. Sin embargo esta práctica cotidiana tiene un impacto significativo en nuestra salud digestiva. Nuestro cuerpo está diseñado para evacuar en posición de cuclillas una postura que los humano han utilizado durante milenos. La adopción de la posición sentada, facilitada por los inodoros modernos ha alterado este proceso natural, y con ello, ha surgido una serie de problemas de salud.

La posición sentada puede causar una obstrucción parcial del intestino, similar a una manguera retorcida, lo que dificulta la expulsión fecal. Esta postura antinatural puede contribuir al desarrollo de enfermedades como la apendicitis el cáncer de colon y el sobrepeso. Estos problemas de salud, que están en aumento en las sociedades occidentales, podrían estar relacionados con nuestra forma incorrecta de evacuar.

POSICIÓN DE CUCLILLAS: BENEFICIOS ANATÓMICOS Y SALUDABLES

POSICIÓN DE CUCLILLAS: BENEFICIOS ANATÓMICOS Y SALUDABLES

En contraste, la posición de cuclillas ofrece una alineación más natural del tracto intestinal. Al adoptar esta postura el ángulo entre el recto y el ano se endereza, permitiendo una evacuación más completa y sin esfuerzo. Esta posición refleja relaja ciertos músculos y permite que la parte del intestino implicada en la defecación se abra completamente.

La evidencia sugiere que la posición de cuclillas puede reducir la incidencia de las enfermedades mencionadas anteriormente. Además, puede ayudar a prevenir el estreñimiento, una condición común que afecta a un gran porcentaje de la población. La mejora en la expulsión fecal también puede tener un efecto positivo en la pérdida de peso yen la prevención de acumulación de toxinas en el cuerpo.

MÁS QUE UNA POSTURA ES UNA PRÁCTICA ANCESTRAL

La postura de cuclillas, ancestral y natural, es beneficiosa para la salud digestiva. Esta posición facilita el tránsito intestinal y previene problemas con el estreñimiento. Adoptar esta postura en los baños modernos podría ser un cambio significativo para la salud, puesto que, es necesario para la prevención de enfermedades a largo plazo.

Los estudios sugieren que la posición de cuclillas reduce la presión en el recto, facilitando la evacuación. La adopción de esta forma de defecar, puede ser ayudada con accesorios como taburetes o tubos en la pared para poder agarrarse y tener mejor equilibrio, esto puede contribuir a una mejor salud digestiva y evitar las molestias hemorroides, las cuales pueden exponerse de nuestro cuerpo por sentarse mal al momento de ir al baño.

Reconsiderar tus prácticas higiénicas es crucial para el tu bienestar integral. Seleccionar esta posición en nuestra rutina diaria, aunque sea parcialmente, podría tener un impacto significativo en nuestra salud digestiva. Se regulariza las idas al baño, como también la fluidez fecal al momento de su expulsión. Recuerda que una alimentación rica en fibras y proteínas son esenciales para tener un buen funcionamiento digestivo y prevenir el estreñimiento.