Enel, matriz de Endesa, se sobrepone a los precios bajos con las renovables, la red y los ciclos combinados

Alphavalue ha dado su visto bueno a los resultados trimestrales de Enel, que consiguieron destacar a pesar de la coyuntura económica. La matriz de Endesa ha obtenido un balance positivo, según la firma de brokers, gracias al sólido desempeño de su segmento de renovables, sumado a una mejor generación hidroeléctrica en Italia, España y Chile y a tarifas reguladas más altas en el negocio de red. El informe subraya, no obstante, la importancia del gas para el gigante italiano.

Estos elementos «compensan la fuerte caída de la generación térmica y el comercio en medio de menores volúmenes vendidos y precios más bajos». En general, el grupo atribuyó su resistencia a la fortaleza de su modelo de negocio integrado, que incluye tanto la generación como la comercialización al usuario final.

«no vemos que Enel vaya a retirar de su cartera sus centrales de ciclo combinado de gas, ya que, en nuestra opinión, son un componente del modelo integrado del grupo»

Pierre-Alexandre Ramondenc, analista de Alphavalue

El análisis de Alphavalue, firmado por Pierre-Alexandre Ramondenc, avala la observación de la compañía y vaticina que no descuidará el apartado gasístico: «Al igual que con Iberdrola, que anunció durante sus resultados que quería conservar sus centrales de gas en España, no vemos que Enel vaya a retirar de su cartera sus centrales de ciclo combinado de gas, ya que, en nuestra opinión, son un componente del modelo integrado del grupo».

«Enel está buscando reposicionar su negocio en mercados de mayor potencial de crecimiento con mejor visibilidad, concretamente Italia, España, Estados Unidos, Brasil, Chile y Colombia», expone Ramondenc, cuyo examen incluye los recientes acuerdos de venta de activos en Perú.

«El grupo continúa operando activos en países de África, con 1,5 gigavatios (GW) en renovables» -continúa- «No sabemos si el Grupo tiene la intención de activos a largo plazo; suponemos que se reducirá a una cuestión de precio».

ENEL PISA FUERTE EN EL PRIMER TRIMESTRE

Enel obtuvo un beneficio neto de 1.931 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 86,8% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía.

Los ingresos de la energética italiana, principal accionista de la española Endesa, ascendieron a 19.432 millones de euros en el periodo de enero a marzo, con un descenso del 26,4%, debido, principalmente, a la progresiva caída de los precios, a la disminución de la electricidad vendida en los mercados finales, así como a la menor generación procedente de fuentes térmicas.

Estos efectos fueron parcialmente compensados, según Enel, por un aumento en los ingresos por la venta de electricidad generada a partir de fuentes renovables. El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó a cierre de marzo en los 5.892 millones de euros, con un incremento del 23,7% frente al primer trimestre de 2023.

El beneficio neto ordinario del grupo ascendió a 2.180 millones de euros en el trimestre, un 44,2% más, mientras que el Ebitda ordinario fue de 6.094 millones de euros, un 11,6% más.

El director financiero de Enel, Stefano De Angelis, consideró que los «sólidos» resultados del primer trimestre confirman «la eficacia de las acciones de gestión» acometidas por el grupo, «así como la resiliencia de su modelo de negocio»

La deuda financiera neta del grupo se situó a finales de marzo en los 60.696 millones de euros, un 0,9% más que los 60.163 millones de euros a cierre de 2023.

El director financiero de la energética, Stefano De Angelis, consideró que los «sólidos» resultados del primer trimestre del año confirman «la eficacia de las acciones de gestión» acometidas por el grupo con su plan estratégico 2024-2026, «así como la resiliencia de su modelo de negocio en todos los países en los que opera».

Asimismo, mostró su confianza en la capacidad del grupo para «alcanzar todos sus objetivos para 2024», incluida la reducción de la deuda neta del grupo, que ya se ha disminuido a 54.000 millones de euros a día de hoy, considerando también las desinversiones actualmente en curso.

Además, destacó que el rendimiento en este primer trimestre de 2024 da a la compañía «una visibilidad clara», incluso en la confirmación de la política de remuneración a los accionistas presentada en su Capital Markets Day del pasado mes de noviembre.

UNA FILIAL EN APUROS, PERO QUE INSPIRA CONFIANZA

La buena marcha de Enel no se corresponde con las dificultades que atraviesa su filial en España, Endesa. Los resultados trimestrales de la eléctrica dirigida por José Bogas reflejan un beneficio neto de 292 millones de euros, cifra que representa una caída del 51% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Endesa

Los ingresos de la eléctrica alcanzaron los 5.547 millones de euros en el periodo de enero a marzo, con un descenso del 26% frente a los tres primeros meses de 2023.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo dirigido por José Bogas también se desplomó un 26%, situándose en los 1.079 millones de euros. En el primer trimestre de 2023, este apartado alcanzaba los 1.462 millones, un récord histórico.

Durante los primeros tres meses del presente ejercicio, Endesa registró el impacto en sus cuentas del impuesto extraordinario sobre las energéticas del Gobierno -el conocido como ‘impuestazo’, que para el conjunto del ejercicio supondrá para la compañía un menoscabo de unos 202 ‘kilos’.

El banco de inversiones Renta4 mantiene su recomendación de ‘mantener’ para los poseedores de acciones de la filial de enel, mientras que el 52% de los panelistas de bloomberg recomienda comprar

A pesar de todo, la energética sigue gozando del respaldo del mercado, que sigue confiando a pies juntillas en la fortaleza de la eléctrica y en la determinación de su cúpula para materializar los objetivos anuales.

El banco de inversiones Renta4 mantiene su recomendación de ‘mantener’ para los poseedores de acciones de Endesa, a las que otorga un precio objetivo de 21,22 euros, muy por encima del entorno de 17 euros en que fluctúa su cotización real.

La previsión de Renta4 es optimista pese a que Endesa ha reportado una caída interanual superior al 50% en el beneficio neto, una deuda neta superior a los 11.000 millones y sendos descensos del 26% en los ingresos y el resultado bruto de explotación (Ebitda). Sin embargo, el panel de analistas de Bloomberg también cierra filas en torno a la energética, con un 52% que recomienda comprar participaciones en su capital y un 44% que apuesta por mantener. Solo un 4% de los expertos aconsejan abandonar el barco y vender.