Este es el carbohidrato que es peor que el azúcar y que consumes todos los días ¡Cómo evitarlo!

La alimentación es un pilar fundamental en el mantenimiento de nuestra salud. La azúcar juega un papel fundamental dentro de este amplio espectro y el índice glucémico (IG) emerge como una herramienta esencial para comprender cómo los alimentos afectan tus niveles de glucosa en sangre. Este índice mide la rapidez con la que un alimento puede elevar la azúcar en la sangre, asignándole un valor numérico.

Los alimentos con un alto IG, aquellos con valores de 70 o mas, pueden provocar picos rápidos y significativos de glucemia, lo que a largo plazo puede tener consecuencias para la salud, especialmente para personas que sufren de diabetes o las que son resistentes a la insulina. Los alimentos se clasifican según su IG: alto, medio y bajos.

MÁS ALLÁ DEL AZÚCAR: LOS PELIGROS OCULTOS EN LOS ALIMENTOS PROCESADOS

MÁS ALLÁ DEL AZÚCAR: LOS PELIGROS OCULTOS EN LOS ALIMENTOS PROCESADOS

Los alimentos de alto Ig son aquellos que superan el valor de 70, incluyendo muchos productos refinados y procesados. Por otro lado, los alimentos con un IG intermedios oscilan entre 40 y 60, mientras que los de bajo IG se sitúan por debajo de 40. Éstos últimos son preferibles para una dieta equilibrada, ya que proporciona una liberación más lenta y sostenida de energía.

Aunque el azúcar es conocido por su alto IG, con valores en entre 70 100, existe un ingrediente aún más perjudicial que a menudo pasa desapercibido: las maltodextrinas. Estos carbohidratos, con un alto índice glicémico puede varia entre 116 y 1136. Esta sustancia supera con creces al azúcar en su capacidad para elevar la glucemia y normalmente se encuentran en los alimentos procesados.

LA CONCIENCIA ALIMENTARIA ES MUY IMPORTANTE

Los alimentos procesados se encuentran repletos de maltodextrinas y su consumo puede ser especialmente riesgoso para personas con diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2, con resistencia a la insulina, hiperinsulinismos, hipoglicemias reactivas síndrome metabólico, obesidad central, esteatosis hepática, incluyendo a las que sufren de hígado graso.

Las maltodextrinas se esconden en una variedad de productos procesados, desde gelatinas comerciales y mezclas instantáneas para pudines hasta sallas y aderezos. La presencia de este ingrediente en productos instantáneos, enlatados y comidas congeladas es una razón de peso para fomentar la lectura cuidadosa de las etiquetas nutricionales antes de realizar nuestras compras. Identificar y evitar los alimentos con alto índice de glicemia, es crucial para proteger nuestra salud metabólica.

El índice glucémico es una herramienta valiosa que nos permite tomar decisiones informadas sobre nuestra dieta. Al optar por alimentos con IG bajo o intermedio y evitando aquellos con un alto contenido IG, especialmente las maltodextrinas, podemos mantener nuestros niveles de glucosa en sangre estales y reducir el riesgo de desarrollar trastornos metabólicos. La conciencia alimentaria y la elección consiente de alimentos saludables son pasos fundamentales hacia una vida más sana y equilibrada.