lunes, 22 julio 2024

Los plazos de la opa de BBVA favorecerán las ventas de los minoristas antes del canje

El canje de acciones de la opa de BBVA sobre Banco Sabadell tardará unos 8 meses, algo que puede propiciar que haya muchos accionistas minoritarios de Banco Sabadell que opten por vender antes de que se produzca el cambio de 4,83 títulos de Banco Sabadell por 1 de BBVA.  “Al no haber pago en efectivo, como mucho esperaran al dividendo de verano, pero muchos minoritarios de Sabadell venderán antes, auguran fuentes del mercado. Esto puede provocar que haya un nuevo accionista grande que venderá al poco tiempo, estiman.

BBVA Y VENTAS

Los plazos de la opa son largos y quien quiera vender, por lo que sea, tenga prisa, o busque sacar beneficio, no va a esperar mucho, no más allá del pago del dividendo gordo, el de verano. Es lo que estiman fuentes del mercado que apuntan que si hubiera pago en efectivo sí que muchos minoritarios esperarían al canje de acciones, pero, sin él, no tienen esa motivación.

BBVA
BBVA.

BBVA no va a mover ficha al respecto y fuentes del mercado estiman que no paga en efectivo porque no tiene suficiente dinero para hacerlo, ya que «no tiene más que para cubrir el 20% de la capitalización de Banco Sabadell».  “Podría pedir un préstamos al mercado, uno sindicado a bancos europeos”, pero no lo hará, parece, indican.

Los plazos de la opa son largos y quien quiera vender, por lo que sea, tenga prisa, o busque sacar beneficio, no va a esperar mucho

En este sentido, lo que se va a encontrar BBVA es que muchos minoritarios de Banco Sabadell venderán antes y los que aguanten hasta el último momento, pueden propiciar que haya una empresa que les compre después del canje, pero algo más barato y sacar el beneficio. “Es quedarse con unos céntimos, comprar más barato que el canje y vender rápidamente. Esto puede provocar que después de la operación, BBVA tenga  con algún accionista relevante no esperado. El consenso del mercado ha aumentado el precio objetivo de ambos bancos. El de BBVA lo ha colocado en 11,46 euros por acción a 12 meses frente a los menos de diez con los que cerró el viernes, mientras que Banco Sabadell lo sitúan en 1,98 euros por título.

MÁS ANÁLISIS

En relación con la opa, Federated Hermes, una de las gestoras de fondos más grandes del mundo con 670.000 millones de dólares en AUM ha realizado varias consideraciones. Así, Phlippo Alloatti analiza las últimas novedades del sector bancario en España. Tras la OPA hostil lanzado por BBVA sobre Sabadell, subraya que “será un proceso bastante largo”: “No sabremos si la última oferta del BBVA tiene éxito hasta dentro de unos ocho meses”. En su opinión, el éxito de la operación depende de “la evolución de las acciones del BBVA”. “El accionariado de BBVA es mayoritariamente minorista, mientras que el precio de las acciones de Banco Sabadell no está lejos de los máximos de los últimos 10 años”, explica.

Por su parte, Linda Duessel analiza el reciente comportamiento de los mercados, después de las caídas registradas por el S&P 500 en abril. “Aunque el mayor rendimiento de los bonos y unas valoraciones algo elevadas hacen vulnerables a la renta variable, el predominio de grandes empresas rentables sugiere que el S&P 500 podría resistir mejor un retroceso que en el pasado”, indica.

bbva

Asimismo, hace referencia a las fuertes ganancias obtenidas por los ‘Siete Magníficos’, que han superado al mercado durante varios trimestres, aunque, en su opinión, esto estaría a punto de cambiar: “Se espera que el crecimiento de los beneficios de las otras 493 empresas iguale al de los Siete Magníficas a finales de este año y que las otras 493 se sitúen a la cabeza en el primer trimestre de 2025”.

Según fuentes del mercado, el problema es que la ecuación de canje no es atractiva para los accionistas del Sabadell porque les otorga un peso de sólo el 16% en la combinada mientras que el peso de las mayores partidas de su balance y cuenta de resultados es superior al 20%. El precio implícito de Sabadell con las cotizaciones del míercoles es de 2.16 euros +18%).

el problema es que la ecuación de canje no es atractiva para los accionistas del Sabadell porque les otorga un peso de sólo el 16% en la combinada

Por último, Louise Dudley apunta que “la temporada de resultados ha dado a los inversores el espacio para centrarse en el rendimiento de las empresas individuales, y no únicamente en el complejo entorno macroeconómico”. En lo referente a este último aspecto, subraya su opinión de que teniendo en cuenta que “no es probable que se produzcan acciones antes de la reunión del FOMC de septiembre, los catalizadores a tener en cuenta son las conversaciones de los portavoces de la Reserva Federal y las lecturas tradicionales: PIB, inflación y desempleo”.

Sede de BBVA
Sede de BBVA

Por su parte, el analista de iBroker, Antonio Castelo, señala: «Que un accionista de Sabadell venda su posición antes de la OPA (o no) dependerá del objetivo de precio que se haya puesto. Por ejemplo, si entiende que 2 euros por acción es un buen precio y la cotización de Sabadell alcanza en el mercado ese precio, podría tener sentido vender en el mercado y no esperar».

La clave reside en si la sociedad resultante crearía más valor para el accionista que Sabadell por sí sola. Además, justificar por qué esa prima en lugar de una mayor. 

«El dividendo no debería ser razón para entrar o salir en la entidad si se tiene la OPA en mente. De hecho, BBVA descontará del precio ofrecido los dividendos que Sabadell pueda repartir. En cualquier caso, la política de dividendos de Sabadell a medio plazo es lo que puede hacer que se decante la balanza a favor de un No a la OPA, aunque BBVA también se ha comprometido a remunerar al accionista vía dividendos y recompras de acciones», apunta el analista de XTB, Joaquín Robles. 


- Publicidad -