miércoles, 24 julio 2024

La cogeneración advierte que el retraso en la regulación puede generar «un parón histórico» a partir de abril

La cogeneración ha advertido de que el retraso de más de dos años en la publicación por el Gobierno de la metodología de actualización de la retribución a la operación de las instalaciones de régimen retributivo específico del sector puede generar una «situación crítica» y «un parón histórico» para un gran número de plantas a partir del 1 de abril.

En un comunicado, el grupo Neoelectra considera que este retraso, al que se añade el incumplimiento de la convocatoria de las subastas de cogeneración para adjudicar 1.200 megavatios (MW), anunciadas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en 2021, está obligando a los cogeneradores a parar sus plantas y «a paralizar las inversiones en nuevas tecnologías renovables como el biogás, la biomasa o el hidrógeno verde».

En concreto, estima que los cogeneradores españoles estarían adelantando cerca de 100 millones de euros al mes debido al retraso de la publicación de la nueva metodología y las retribuciones de 2023 y 2024.

Esto supone que las cerca de 600 plantas de cogeneración instaladas en España no han cobrado aún la electricidad vertida a la red durante los últimos seis meses del pasado año y desconocen el modo en el que se les va a retribuir la generada en este año.

Además, señala que esta situación de «incertidumbre» está afectando también a la planificación energética de la industria asociada a la generación en sectores como el alimentario o el cerámico, a las que las plantas de cogeneración suministran la energía térmica necesaria para sus procesos productivos.

«ABANDONADOS POR EL EJECUTIVO».

Por ello, el consejero delegado de Neoelectra, Antonio Cortés, subraya que la situación es «extrema», tanto para los cogeneradores como para la industria manufacturera asociada.

En algunos casos, sufrimos más de medio año de retraso en los pagos que ha de realizarnos el Gobierno, además de llevar ya dos años sin conocer la metodología con la que se nos abonará la electricidad que proporcionamos a la red. Nos sentimos abandonados por el Ejecutivo», ha apuntado.


- Publicidad -