lunes, 22 julio 2024

Silbö, la operadora que viene a plantar cara a Finetwork y Digi con la red de Telefónica

Silbö Telecom, la nueva operadora de móvil, fibra, fijo y Tv, nacida de la mano de ex directivos de Finetwork, arranca en el convulso mercado de la telecos español con 30.000 servicios activados, eso sin haber salido al mercado. Por esa razón su optimismo y vitalidad va más allá del nombre, que alude a cómo se silba cuando todo suena bien, y se refleja en los datos ofrecidos: prevén facturar 25 millones de euros en 2024, alcanzar los 200 millones en 4 años, abrir 250 tiendas y llegar a los 1,2 millones de servicios en 2028. Además, tienen la visibilidad asegurada como patrocinadores de las selecciones nacionales de fútbol masculina y femenina al 50%.

Al frente de Silbö está su CEO, Jorge Morán, un ‘cincuentañero’ a quien le va el cargo como un traje a medida, tras llevar en el sector desde los tiempos de Airtel y haber levantado el negocio y todas las redes como director general de ventas de Finetwork casi desde su casa en Gijón durante el confinamiento. No haber sido quién sustituyera a Manuel Hernández como CEO de la operadora alicantina, le hizo virar sus intereses hacia ese sueño de quien conoce el mercado y sabe cómo hay que hacer las cosas desde cero.

Y así arranca Silbö, con Morán explicando el proyecto con la ilusión de un adolescente, flanqueado de un equipo volcado que cuenta cada detalle de la nueva operadora, salvo aquellos relativos a la financiación o los acuerdos que todavía no se han cerrado.

11 SOCIOS EMPRESARIALES Y LA RED DE TELEFÓNICA

Según explicó Morán, Silbö Telecom nace con 11 socios empresariales, que no desvelarán hasta que en abril tenga todo firmado, y en seis meses ha conseguido una financiación de 20 millones de euros para comenzar a andar. Así lo ha señalado el directivo que además de consejero delegado de la compañía, será presidente del consejo de administración de Silbö una vez constituido. A pesar de no haber desvelado todavía los socios empresariales de la compañía, Morán ha tranquilizado al resaltar que ninguno de ellos es un «gran fondo internacional.

Estamos hablando de una aportación de ‘equity’ por parte de los socios de unos 20 millones de euros, que se van a convertir en ampliación de capital. Por lo tanto, tenemos un músculo lo suficientemente importante de inicio para poder negociar con la banca. Hay otra parte que necesitamos de financiación, más o menos de otro tanto, que será con los cinco principales bancos y el resto de la inversión va con el propio crecimiento orgánico del negocio», ha asegurado Morán.

Silbö nace con 11 socios empresariales, en seis meses ha conseguido una financiación de 20 millones de euros para comenzar a andar, y necesitan otro tanto que financiarán con los 5 principales bancos del país

También ha explicado que su plan de negocio «es a cuatro años, muy estudiado, perfectamente equilibrado y la verdad es que nos sentimos muy cómodos con que no tengamos que sufrir la tortura de pasar rondas y rondas de financiación, cuando en seis meses hemos resuelto el principal problema de un proyecto de este tipo, que es conseguir la financiación inicial», ha resaltado.

Morán insistió con su slogan al explicar que pretenden que sus propuestas ‘suenen bien’, y «cuando algo suena bien, Silbö», justo antes de definir sus expectativas económicas. Esperan cerrar unos 320.000 servicios en 2024, para llegar a 1.250.000 en diciembre de 2027, con una facturación de unos 200 millones de euros anuales, tras invertir en cuatro años 120 millones de euros solo en el canal de ventas, y 300 millones en los servicios de prestación de red que han acordado con Telefónica.

El contrato mayorista con Telefónica proveerá a la compañía de una cobertura en el 95% del territorio nacional y acceso a 28 millones de hogares, al tiempo que ha señalado que espera que en el segundo semestre de este año pueda ofrecer la tecnología 5G a sus clientes. Como nuevo OMV ha descartado, al menos de momento, realizar un despliegue propio de fibra, porque «en el sector hay muchas compañías que están buscando desprenderse de parte de su red fija», ha observado Morán.

Esperan cerrar unos 320.000 servicios en 2024, para llegar a 1.250.000 en 2027, con una facturación de unos 200 millones de euros anuales, tras invertir en cuatro años 120 millones de euros en el canal de ventas y 300 millones la red mayorista de Telefónica

«El reto es ambicioso, pero somos un equipo directivo acostumbrado a asumirlo, porque venimos de hacerlo en otras operadoras. Nuestro objetivo de mercado es amplio, entre empresas, residencial y canal», señaló el nuevo CEO de una empresa que ya cuenta con 35 trabajadores, que serán 60 o 70 a final de año calcula que sobre 100 empleados a lo largo de 2025.

También esperan abrir 250 tiendas en dos años, 100 solo en 2024, y con ellas generar junto con el equipo de atención al cliente 1.000 puestos de trabajo en los primeros cuatro años, «dato importante ante las preocupaciones laborales del sector debido a fusiones y adquisiciones», según Morán, que reconoció contar con aquellos profesionales que se vean obligados a abandonar Orange, MásMóvil o Vodafone ante la nueva situación de esas empresas para compensar el empleo en el sector. En su visión de crecimiento, aunque no lo contemplan a priori, no descartan un crecimiento inorgánico con alguna compra de otra operadora.

Silbö, la operadora que viene a plantar cara a Finetwork y Digi con la red de Telefónica
El CEO de Silbö, Jorge Morán, explica su plan de negocio junto a otros directivos de la nueva operadora.

SILBÖ A CABALLO ENTRE EL PREMIUM Y EL LOW COST

El nuevo Operador Móvil Virtual (OMV) se va a mover en el segmento del ‘smart cost’ al ofrecer desde tarifas de prepago hasta planes convergentes de móvil y fibra, con fijo y TV según necesidades, con precios que van desde los 33 euros por un contrato de fibra 300Mb y móvil con 25Gb, hasta el pack familiar de fibra 1Gb, 3 líneas móviles con datos ilimitados y el paquete televisivo, y ya de entrada ofrece el router ZTE H2600 con WiFi 6.

Para empresas, han pensado en ofrecer desde líneas sólo móviles hasta soluciones de centralita virtual con todos los contenidos, y en todos los casos, «metiendo capas de valor» según Morán, tal y como ocurre en las ofertas de conectividad residencial, donde aportan la capa de televisión con más de 200 canales y con la liga hypermotion.

según el CEO de Silbö, si fuéramos millonarios todos habría un único operador en España que ofreciera todos los servicios sin importar el precio. Por eso la nueva operadora sabe que la «palanca» precio va a jugar a su favor

La idea es, en cualquier caso, «poner al cliente en el centro» con dos vectores; «el cliente final, que es al que le prestamos el servicio, y que obtiene la satisfacción de lo que quiere y lo que paga» y el otro cliente que considera Morán «importantísimo, que es nuestro canal de distribución porque son el ‘interface’ entre nosotros y el cliente final». Lo que pretenden es contar con un canal de venta «bien atendido» con productos que resulten confortables a la hora de comercializarlos y que faciliten la atención al cliente.

Su mercado es el ‘media market’, es decir, esos usuarios que se deciden por un contrato de conectividad de calidad premium pero que le permita ahorrar, porque según el CEO de Silbö, «si fuéramos millonarios todos habría un único operador en España» que ofreciera todos los servicios sin importar el precio. Por eso la nueva operadora sabe que la «palanca» precio va a jugar a su favor, porque cuando el poder adquisitivo de un usuario disminuye, entiende que debe bajar en prestaciones. «Silbö pretende mantener las prestaciones que el cliente necesita con un precio competitivo que le permita mantener la calidad del servicio que necesita», ha explicado Morán.

Como profesional de la conectividad, el nuevo CEO sabe que el usuario de las telecos cada vez es más exigente, lo que supone un reto para que los operadores se mantengan actualizados en cuanto a tecnología y atención al cliente, «y ese es el valor que venimos a aportar. No queremos ser un ultra low cost que viene a reventar el mercado y ser los más baratos. Ese no es nuestro juego. Creemos que hay mercado para todos», y ha añadido la idea de que en un sector tan inestable (fusiones, compras) como el de las operadoras en España «el cliente no sabe muchas veces dónde quedarse».

Silbö, la operadora que viene a plantar cara a Finetwork y Digi con la red de Telefónica
Silbö patrocinará durante al menos dos años a las selecciones nacionales de fútbol masculina y femenina.

SILBÖ Y LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

El director de marketing de la nueva teleco, Gorka Unión, aclaró el por qué de la marca Silbö Telecom, elegida para reflejar el «espíritu de la compañía; el de venir a hacer las cosas como se debían haber hecho desde el principio». Creen que la marca es fresca, por ello lo del verde que había dejado libre Amena, y el apellido Telecom para que sea más descriptiva.

No queremos ser un ultra low cost que viene a reventar el mercado y ser los más baratos. Ese no es nuestro juego. Creemos que hay mercado para todos

Su estrategia para darse a conocer serán las campañas 360º en cuanto a cobertura mediática y redes, y se lanzan con nada menos que el patrocinio de las selecciones españolas de fútbol, a través de un acuerdo de dos años, a renovar por otros dos, con la Real Federación española, al 50% en inversión, visibilidad e importancia a repartir entre la masculina y la femenina, aunque trabajarán con otros embajadores e influencers.

Unión destacó también que la apuesta de Silbö está en cuidar la red de sus «distribuidores, que se sienten maltratados por las operadoras, con comisiones que nunca llegan y negocios que se retuercen, por lo que queremos que tengan en nosotros un socio confiable y todos crezcamos juntos».


- Publicidad -