‘Pecado Original’: Çagatay estrecha lazos con su padre

La muerte de Halit y la posterior llegada de los Kuyucu ha supuesto toda una revolución para los protagonistas de ‘Pecado Original’. Y es que nuestros personajes favoritos tendrán que seguir haciendo frente a numerosos cambios y desafíos. Por una parte, Yildiz deberá empezar de cero, ocupándose ella sola de la manutención de su pequeño hijo.

En cuanto a la orgullosa Ender, aún está tratando de hacerse a la idea de lo que supone su recién estrenado puesto en el holding, trabajando directamente para el nuevo directivo: Hasan Ali. ¿Qué veremos en la próxima entrega de ‘Pecado original’? Descúbrelo en el siguiente avance.

¿Qué está pasando esta semana en ‘Pecado Original’?

Pecado Original Sitki Merca2.es

Durante esta semana en ‘Pecado Original’, Ender siguió intentando hacerse a la idea de su nuevo papel como empleada de la empresa de la que ahora era director Hasan Ali. Sin embargo, Ali parecía no estar muy de acuerdo con la forma de trabajar de Ender, calificando una de sus últimas propuestas como “poco útil”.

No hace falta decir que Ender no se tomó muy bien la opinión de su jefe, al que no paró de poner malas caras cada vez que se lo encontraba. La situación llegó a ser tan incómoda, que el mismo Ali decidió aceptar la propuesta de negocio que anteriormente le había hecho Ender. Con lo que el empresario no contaba era con el gran orgullo de Ender, quien rechazó rápidamente su ofrecimiento.

Continuando con Yildiz, consiguió acercarse un poco más a Çagatay. Todo ocurrió un día en el que, como de costumbre, ambos se encontraron por casualidad en su edificio. Un momento que Yildiz aprovechó para dejarle claro a Çagatay que entre ella y su padre no existía ninguna relación amorosa.

Aliviada por haber aclarado el malentendido, aun así Yildiz siguió sintiendo que Çagatay seguía estando molesto con ella. Decidida a ganarse su confianza de una vez por todas, Yildiz le pidió consejo a Asuman, quien le aconsejó que debía lograr que Çagatay hiciera las paces con su padre.

El siguiente paso de este plan lo daría Asuman, yendo al despacho de Hasan Ali para invitarle a cenar en una especia de “encerrona” a la que también acudiría, sin saber que todo formaba parte de una estrategia, Çagatay. La mala suerte de Asuman hizo que este encuentro nunca se llevara a cabo, pero Yildiz tenía un as guardado en la manga: seguiría la misma táctica que Asuman, pero citando a padre y a hijo en su propio apartamento.

Una vez solos en el piso de Yildiz, Çagatay le echó en cara a Hasan Ali su completo abandono como padre. Ali, agachando la cabeza, aceptó toda la culpa y le pidió disculpas a su hijo, entregándole a su vez una caja en la que el empresario aseguraba guardar algo que representaba todo lo que Çagatay significaba para él. Aunque Çagatay se quedó muy pronto a solas con dicha caja, el joven no se sintió con fuerzas para abrirla.

Más adelante, en ‘Pecado Original‘, Yildiz y Çagatay volvieron a encontrarse por casualidad. Çagatay le confesó entonces a Yildiz que no le guardaba ningún rencor, ya que había entendido que ella no había tenido ninguna relación amorosa con su padre. Todo se volvió más íntimo entre ambos cuando Çagatay tuvo que sostener en brazos a Halitcan durante unos segundos, tras lo que decidió pedirle a Yildiz una cita esa noche.

Ese tierno momento en el que Çagatay cogió en brazos al bebé de Yildiz fue captado por su propio móvil. Una foto que encontró rápidamente Feride, poniendo el grito en el cielo por el nuevo acercamiento entre su hijo y Yildiz. Çagatay se mostró entonces muy molesto con su madre por haber invadido su privacidad y decidió seguir adelante con sus planes de cenar con la joven Yilmaz.