miércoles, 24 julio 2024

Telefónica y Repsol, punto fuerte de la jornada junto con la comparecencia de la Reserva Federal

La agenda del jueves viene marcada por los resultados de dos gigantes españoles: Telefónica y Repsol, que con sus cuentas acapararán la atención del mercado y los inversores.  El día tiene otra de sus citas importantes en la tarde de Estados Unidos, cuando comparecerá el gobernador de la Reserva Federal (Fed), Jefferson.

DE TELEFÓNICA A OTROS

Telefónica, Repsol, el  IPC europeo y la Fed. Cuatro citas clave del jueves. El IPC europeo, un punto clave porque de cómo este la inflación dependerá  la decisión del Banco Central Europeo (BCE) en cuanto a los tipos de interés.

“No esperamos que la Reserva Federal (FED) recorte los tipos al menos hasta junio o julio, ya que la actividad económica en EE.UU. sigue siendo fuerte y el mercado laboral se mantiene tenso y apoya un fuerte crecimiento salarial. Del mismo modo, es poco probable que el Banco Central Europeo (BCE) recorte los tipos al menos hasta septiembre u octubre, ya que espera una mayor confirmación de que el crecimiento salarial en la zona euro está disminuyendo», apuntan desde Natixis IM Solutions.

INFLACIÓN ESTADOS UNIDOS

Explican que «el descenso de la inflación subyacente estadounidense se ha ralentizado en los últimos meses, cayendo sólo 0,2 puntos porcentuales desde septiembre, cuando se situó en el 4,1% interanual. Esto indica que la inflación de los servicios se mantiene firme, mientras que el crecimiento de los salarios parece demasiado fuerte para permitir un nuevo descenso de la inflación subyacente hasta el objetivo del 2% de la Reserva Federal a corto plazo. Esto no es ninguna sorpresa». «Al fin y al cabo, la actividad económica en EE.UU. sigue creciendo a un ritmo superior al tendencial y el mercado laboral se mantiene tenso y respalda un fuerte crecimiento salarial.

De hecho, el sólido informe sobre el empleo publicado a principios de febrero reveló que la economía estadounidense probablemente no haya iniciado aún su aterrizaje suave. Estos últimos acontecimientos justifican que la Reserva Federal mantenga abiertas todas las opciones para evitar entrar demasiado prematuramente en un ciclo de recorte de tipos, lo que podría entrañar el riesgo de una reaceleración de la inflación», dicen en Natixis. Por lo tanto, es probable que la Fed quiera ver pruebas claras y adicionales de moderación del crecimiento salarial antes de seguir adelante. Creemos que esta moderación podría hacerse más evidente en el segundo trimestre y permitir potencialmente el inicio de recortes de tipos en junio o julio.

el sólido informe sobre el empleo publicado a principios de febrero reveló que la economía estadounidense probablemente no haya iniciado aún su aterrizaje suave

«Aunque la inflación subyacente armonizada de la Eurozona ha disminuido más que la de EE UU desde septiembre, cayendo 0,9 puntos porcentuales desde entonces, cuando se situaba en el 4,5 a/a, el BCE también sigue preocupado por el crecimiento salarial.

Esto se debe a que, a pesar de la significativa ralentización del crecimiento en 2023, el mercado laboral de la Eurozona se ha mantenido bastante tenso y los costes laborales unitarios han aumentado como consecuencia del débil crecimiento de la productividad. Es la continuación de esta dinámica lo que preocupa al BCE, ya que corre el riesgo de desencadenar una segunda oleada de inflación liderada por los costes laborales. Si se retrasa hasta finales del verano, el BCE permitiría que los efectos adicionales del endurecimiento se filtraran a la demanda y, de este modo, reuniría más pruebas de que el crecimiento salarial, y a su vez la inflación subyacente, están bajo control antes de relajar la política monetaria.

En resumen, la todavía sólida actividad económica y el elevado crecimiento salarial mantendrán tanto a la Fed como al BCE pacientes hasta mediados de año, pero la clara confirmación de la ralentización de la inflación salarial debería permitir el inicio de los recortes de tipos en junio/julio y septiembre/octubre, respectivamente”.

LAS EXPECTATIVAS Y REPSOL

Renta 4 estima para Repsol “ un resultado neto en 4T23 de 869 millones euros, un 57% interanual. «En cuanto a generación de caja, esperamos que continúe reduciendo deuda hacia niveles cercanos a los 1.600 mln eur, gracias al favorable entorno operativo, la contención de las necesidades de circulante y las limitadas inversiones durante el trimestre».

“De cara a la conferencia de resultados (9:30h), el principal foco de atención estará en la actualización del Plan Estratégico, toda vez que el anterior plan propuesto ha sido completado con dos años de antelación, aprovechando el favorable entorno de precios y márgenes de refino.

De este modo, esperamos un plan continuista con sus objetivos de transformación hacia multienergética y descarbonización para lograr a ser cero emisiones netas hacia 2050, por lo que creemos que se centrará en torno a 1) la constante mejora en la eficiencia y sostenibilidad del negocio, especialmente en upstream e industrial; 2) el crecimiento en Low Carbon Business, tanto en proyectos renovables como especialmente en biocombustibles; 3) continuar afianzando su posición en la comercialización de electricidad y gas; 4) la retribución al accionista, tanto mediante una atractiva rentabilidad por dividendo como mediante programas de recompra de acciones; y todo ello 5) manteniendo un balance sólido”.

De cara a la conferencia de resultados DE REPSOL, el principal foco de atención estará en la actualización del Plan Estratégico

Sobre Telefónica, Renta 4 espera que «los resultados se vean impactados por la provisión por el plan de bajas en España y la nueva devaluación del Peso argentino. Así, esperamos que los ingresos cedan -3% vs 4T 22 y que el EBITDA pierda en torno a -42% hasta 1.886 millones de euros. El Ebitda subyacente (excluyendo la provisión en España y Argentina, por economía hiperinflacionaria) cedería -1,8% vs 4T 22 hasta 3.356 mln eur (consenso – 2,5% hasta 3.335 mln eur). ➢ Por países, en España esperamos un leve crecimiento de ingresos (en todas los negocios) y estabilización del margen Ebitda subyacente (R4e 36,5%). El Ebitda sufre un ajuste de -1.361 mln eur por la provisión del plan de bajas voluntarias».


- Publicidad -