Santander quiere crecer en EEUU captando depósitos y con banca privada para grandes fortunas latinoamericanas

Banco Santander aspira a acelerar su rendimiento y rentabilidad en Estados Unidos aprovechando como palancas la captación de depósitos minoristas para potenciar su negocio de créditos al consumo y su presencia en Miami para hacer banca privada para grandes fortunas latinoamericanas. El consejero delegado de Santander, Héctor Grisi, avanzó tras la publicación de resultados del banco, que el objetivo es lanzar un producto de ahorro para 2024 y completar la oferta con más productos de este tipo durante el año próximo.

La estrategia de Santander pasa por potenciar su negocio de crédito al consumo, especialmente la financiación de coches, captando depósitos minoristas, cuyo coste es más bajo que salir al mercado a financiarse con deuda. Durante 2023, cerca del 35% de los préstamos del segmento de autos fueron financiados por depósitos. Para 2025, el objetivo de Santander es que el ‘mix’ se acelere y en torno a la mitad de los préstamos se financien con depósitos.

La rentabilidad (RoTE) de la división de consumo en Estados Unidos cerró 2023 situadas en el 11%. El objetivo para 2025 es impulsarla hasta un rango que va desde el entorno del 15% hasta por debajo del 20% (expresado en jerga financiera, el objetivo concreto de Santander es ‘mid-high teens’). En el negocio de banca privada, Santander tiene una base importante en Miami, que afianzó hace tres años comprando el negocio de banca privada de Indosuez en dicha ciudad, incorporando unos 4.300 millones de dólares (3.993 millones de euros) en activos y pasivos de clientes.

El banco liderado por Ana Botín quiere aprovechar su fuerte presencia en países latinoamericanos y esa base en Miami para captar como clientes a grandes fortunas latinoamericanas en Estados Unidos y seguir ganando escala en el país. En 2023, la entidad gestionó un volumen de negocio cruzado entre Latinoamérica, Europa y Estados Unidos de unos 53.880 millones de euros, un 15% más que el año anterior.

La estrategia actual de Banco Santander en Estados Unidos pasa por centrarse en líneas de negocio específicas donde pueden ser líderes, dejando de lado actividades consideradas no estratégicas, como hipotecas.

Santander cerró 2023 con 4,51 millones de clientes totales en Estados Unidos, de los cuales 4,22 millones eran considerados clientes activos. Asimismo, registró un beneficio neto atribuido en el país de 932 millones de euros, un 47,7% menos que en 2022. Los ingresos totales cayeron un 5,4%, hasta los 7.209 millones de euros. De esa cifra, los ingresos netos por intereses se situaron en 5.742 millones, un 6,5% menos.

Mireia Martinez
Mireia Martinez
Periodista especializada en distribución y consumo. Con experiencia en medios como Telecinco y Diario As.