Es normal que Primaprix esté triunfando rápido con ofertones como este que cada vez atrae a más clientes

Primaprix lleva ya un tiempo en boca de todos por la cantidad de ofertas que se encuentran disponibles entre sus estantes. Entre ellas, un kilo de queso que se ha convertido en protagonista dentro de todas las redes sociales. Con una oferta que desafía cualquier tipo de lógica en cuanto a los precios convencionales de cualquier producto, ¡este queso se presenta como una maravilla culinaria y un ofertón!

De hecho, los usuarios y usuarias se han vuelto locos compartiendo sus kilos de queso y alcanzando miles de ‘me gusta’. ¡Todo el mundo quiere ahora conseguir la oferta de Primaprix! Sigue leyendo para conocer mucho más sobre este producto y las posibilidades que te ofrece en la cocina. ¡No te quedes con ganas de queso!

UNA OPCIÓN MÁS ALLÁ DE LA MERIENDA

surtido creativo comida sabrosa Merca2.es

Una de las formas más sencillas y deliciosas de disfrutar del queso es simplemente degustarlo por sí solo. Desde los suaves y cremosos brie y camembert hasta los intensos y ahumados cheddar y gouda, cada tipo de queso tiene su propio carácter y personalidad distintivos que merecen ser apreciados en su forma más pura. Acompañado de frutas frescas, frutos secos o una buena copa de vino, el queso se convierte en el centro de atención de cualquier tabla de quesos y en el protagonista indiscutible de una experiencia gastronómica inolvidable.

Pero las posibilidades del queso van mucho más allá de servirlo en tablas y degustarlo como aperitivo. Este producto puede ser el ingrediente estrella de una amplia variedad de platos, desde entrantes hasta postres. En la cocina italiana, el queso parmesano es el rey de la pasta, agregando un sabor salado y umami a platos como la pasta alfredo y la lasaña. En la cocina francesa, el queso brie se derrite suavemente sobre baguettes recién horneadas para crear el clásico bocadillo de queso fundido conocido como croque monsieur. Y en la cocina mexicana, el queso fresco se desmorona sobre tacos y enchiladas, agregando un toque cremoso y refrescante a platos picantes y sabrosos.

Pero el queso no se limita solo a platos salados; también puede ser el ingrediente secreto en una amplia variedad de postres indulgentes. Desde el clásico cheesecake hasta el decadente fondue de chocolate con queso, el queso aporta una cremosidad y un sabor únicos que elevan cualquier postre a nuevas alturas de delicia. Además, el queso puede ser el acompañamiento perfecto para frutas frescas como higos, uvas y manzanas, creando combinaciones de sabores dulces y salados que sorprenden y deleitan el paladar.

De hecho, el queso puede ir incluso más allá de la comida. En la coctelería, el queso azul se mezcla con licores y jarabes para crear cócteles innovadores con un toque salado y sabroso. Y en el mundo de los batidos, el queso crema se combina con frutas y helado para crear bebidas cremosas y deliciosas que satisfacen los antojos más dulces.