martes, 16 julio 2024

La marca blanca de El Corte Inglés mantiene el misterio con los clientes

La marca blanca ha ido poco a poco ganándose un gran espacio en los armarios de los hogares españoles. Sin embargo, con El Corte Inglés (ECI), la situación es peculiar, porque los supermercados del grupo cuentan con su propia línea de productos bajo la marca propia, pero los clientes todavía no terminan de elegirla y prefieren ir al propio ECI para comprar marcas de distribuidores.

LA FACTURACIÓN

La facturación de los grandes almacenes es de 2.817 millones de euros, incluyendo las ventas de los alimentos en distintos formatos comerciales. ECI supera ya los 15.327 millones de euros en volumen global de ingresos en el ejercicio de 2022, lo que esto supone un 22,5% más que en 2021. Es justo en alimentación donde El Corte Inglés logra esa cifra de facturación que supera las cifras prepandemia. En concreto, el área de restauración y alimentación alcanzó los 2.827 millones de euros. Dato que está ligeramente por encima de los 2.819 millones de 2019. 

El Corte Inglés, cuenta con distintas insignias dentro de la alimentación. Nos encontramos con HiperCor, Sánchez Romero y SuperCor. La marca propia del Grupo ECI es la que encontramos bajo el nombre de ‘Aliada’, y para productos más exclusivos y económicamente más caros está, ‘Club Gourmet’. Actualmente, la cuota de la marca propia de El Corte Inglés sobre el total de ventas del propio grupo en alimentación ha aumentado un 0,6%, es decir, del 14,6% en 2022 al 15,2% en 2023.

supercor Merca2.es
Uno de los supermercados del Grupo El Corte Inglés.

LA MARCA BLANCA DE ECI Y LOS CLIENTES

En un mercado cada vez más saturado y con más competencia, las marcas propias se han ido convirtiendo poco a poco en una opción atractiva para los bolsillos de los españoles que buscan calidad a precios más accesibles. El Corte Inglés, de la mano con su marca propia ‘Aliada’, quiere destacar y seguir luchando por ser una de las elegidas por delante de las cadenas de distribución Lidl y Mercadona, que encabezan el sector de las preferencias de la marca blanca.

A pesar de la reputación del Grupo ECI como líder en el sector minorista, los consumidores parecen mostrar una preferencia marcada por otras opciones de marcas blancas disponibles en el mercado. Los altos tipos de interés y la inflación no ayudan a reactivar el gasto de los hogares. Esta es la razón por la que los consumidores han cambiado sus hábitos de consumo y han pasado a confiar de manera mucho más por la marca blanca. El mercado del gran consumo cerró 2023 con una facturación de 117.000 millones de euros, es decir, un 10’4% más que en 2022.

LA GAMA DE PRODUCTOS BAJO LA MARCA BLANCA DE EL CORTE INGLÉS PARECE EXTENDERSE EN MÚLTIPLES DIRECCIONES

Uno de los factores que parece afectar a la elección de los consumidores es la diversidad de productos dentro de la marca blanca de El Corte Inglés. A diferencia de otras cadenas de distribución con sus marcas propias que se han consolidado con una oferta coherente y bien definida, la gama de productos bajo la marca propia del Grupo Madrileño, no solo quiere mantenerse en un sector, al contrario, parece extenderse en múltiples direcciones.

Cesta de la compra con productos de marca blanca
Cesta de la compra con productos de marca blanca.

Esta falta de foco puede confundir a los consumidores y hacer que sea difícil asociar la marca blanca de El Corte Inglés con una calidad específica o una categoría de productos. La diversidad puede ser una fortaleza si se comunica eficazmente, pero parece que en este caso ha llevado a una falta de identidad clara para la marca blanca.

Por otro lado, si El Corte Inglés fideliza al cliente con su marca propia, se asegura de que el consumidor irá a comprar allí, ya que esa marca no estará en otro sitio. Sin embargo, si el cliente está fidelizado a una marca de fabricante, la cadena no se asegura la fidelidad de este, puesto que esa marca se vende en otras cadenas. Incluso, si la cadena no se arregla o sigue molesta con un fabricante y decide no vender esa marca en sus tiendas, el consumidor podría cambiar de establecimiento, al no encontrarla.

LOS PRECIOS Y LA PERCEPCIÓN DEL AHORRO

En estos momentos, estamos ante un mejor posicionamiento y un auge de la marca de distribuidor en los últimos años, y esto se debe a la mejora de la marca blanca en cuanta a calidad, relación calidad-precio y en la elección de mejores proveedores. La marca de distribuidor, por lo tanto, siguió acelerando en 2022 tanto en España como en el resto de Europa.

Este 2024, la guerra sigue abierta para conseguir captar mejor cuota de mercado por parte de los distribuidores, eso sí, con la incógnita de hasta dónde va a seguir creciendo la marca blanca, concretamente ‘la gran olvidada’, la de El Corte Inglés. La comparación directa de precios con otras marcas blancas que ofrecen una mayor transparencia puede estar afectando la elección de los consumidores, quienes optan por opciones que les proporcionan una sensación más clara de ahorro real.

Mercadona

 

Otro factor que puede no gustar a los clientes y por eso no elegir la marca propia de El Corte Inglés, es la experiencia del cliente, componente esencial en la lealtad hacia una compañía y su marca. Aunque el grupo madrileño es conocido por su servicio al cliente excepcional en sus tiendas físicas, la experiencia online con su marca blanca puede no estar a la altura de las expectativas de los consumidores modernos.

A día de hoy son muchos los clientes que en el momento de realizar la compra buscan una página web de fácil navegación y con la disponibilidad de información detallada sobre los productos que exponen. Sin embargo, si en alguna ocasión el cliente en la experiencia de compra en línea de la marca blanca de El Corte Inglés no encuentra que se cumpla con sus expectativas, es probable que busquen alternativas que ofrezcan una experiencia más satisfactoria.

LOS CONSUMIDORES QUE COMPRAN EN EL CORTE INGLÉS BUSCAN MÁS las MARCAS EXTERNAS Y CON RENOMBRE

El Corte Inglés podría considerar estrategias de marketing que destaquen la exclusividad y la atención a los detalles que se dedican a cada producto bajo su marca propia. Además, la compañía podría aprovechar su reputación general como minorista de alta gama para transferir esa percepción de calidad a su propia firma. La innovación en productos y presentación también puede ser un camino hacia la reconquista de los consumidores. Introducir productos innovadores, destacar características únicas y ofrecer opciones que se destaquen en el mercado pueden generar interés y curiosidad entre los consumidores.

La estrategia de innovación no solo se limita a los productos en sí, sino también a la presentación en las tiendas y en línea. Una experiencia de compra fresca e innovadora puede atraer a nuevos consumidores y reavivar el interés de aquellos que han pasado por alto la marca blanca de El Corte Inglés.


- Publicidad -