AstraZeneca, PharmaMar y Oryzon, tres ejemplos del negocio de los tratamientos contra el cáncer

Los progresos científicos y técnicos del sector sanitario son también golosos y constituyen un amplio abanico de oportunidades de inversión. Uno de los ejemplos es la inmunoterapia, que ha supuesto un cambio de paradigma en el tratamiento del cáncer y a pesar de ser una opción prometedora, su coste elevado y su baja disponibilidad la convierten en un solución escasa y poco accesible. Para desarrollar estos tratamientos a gran escala las necesidades de inversión son importantes, a la par que decisivas. En este sentido, las empresas y los inversores de impacto son parte fundamental de esta transformación. AstraZeneca, Oryzon y PharmaMar son algunos ejemplos de por qué interesa invertir en cáncer, según explican fuentes del sector consultadas por MERCA2.

DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER

El Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer (4 de febrero), es la excusa perfecta para hacer un llamamiento y aumentar la inversión en recursos e innovación en el ámbito de estos tratamientos. El reto es considerable, ya que el cáncer se está posicionado como la principal causa de muerte en el mundo. De acuerdo con los datos de la International Agency for Research on Cancer, en 2020 se diagnosticaron aproximadamente 18,1 millones de nuevos casos. Pero es que además según las previsiones, la cifra aumentará en las próximas dos décadas y podrá superar los 28 millones de casos en el año 2040.

«El sector sanitario abre un enorme campo de oportunidades de inversión y encierra un potencial alcista a menudo insospechado»

INVERSIÓN EN CÁNCER

Teniendo en cuenta estas cifras la investigación se torna clave en el avance de la lucha contra el cáncer. «Hay muchas vías abiertas y, entre ellas, la inmunoterapia es un área todavía muy reciente y una innovación revolucionaria para los laboratorios farmacéuticos», comenta Louis Porrini, gestor de fondos de La Financière de l’Echiquier (LFDE). Este tipo de tratamientos complementa los medicamentos clásicos, y permite mejorar la eficacia de los mismos y aumentar el número de pacientes que podrían beneficiarse de ellos. 

El mercado de este procedimiento terapéutico está cifrado en más de 105.000 millones de dólares en 2022, por lo que debería alcanzar por sí solo un valor de más de 300.000 millones de dólares de aquí a finales de 2030.

investigacion cancer Merca2.es

Uno de los laboratorios farmacéuticos que está inmerso en esta nueva forma de tratar el cáncer es el grupo suecobritánico AstraZeneca que actualmente está desarrollando medio centenar de proyectos de terapias contra el cáncer. Por citar alguno de ellos, cabe destacar que los resultados del tratamiento mediante Durvalumab, presentados durante el congreso de 2023 de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), resultan interesantes. Este anticuerpo monoclonal, asociado a una quimioterapia, duplica la tasa de curación comparada con un tratamiento mediante una quimioterapia «estándar». 

Otro ejemplo es el grupo suizo Lonza, que produce medicamentos biológicos, y que es un actor de primer orden en este campo, matiza Louis Porrini. Por un lado, actúa como una fábrica que permite diseñar tratamientos a escala industrial y, por otro, colabora en el desarrollo de nuevos tratamientos de grandes laboratorios, como el mismos AstraZeneca. También está la empresa de biotecnología alemana BioNTech, que desarrolla anticuerpos monoclonales y utiliza tecnologías de ARN mensajero para tratar tumores y cánceres. En 2023, esta empresa alemana anunció ya el lanzamiento de ensayos clínicos relacionados con una vacuna contra el cáncer, Aunque en esta carrera ya están inmersos varios laboratorios como Moderna y MSD, entre otros.

BIOTECNOLOGÍA Y RESPUESTAS

Tal y como explican desde la Asociación Española de Biotecnología (AseBio), la biotecnología ofrece respuestas a través de herramientas y enfoques innovadores no solo a través de inmunoterapia, también de la terapia génica, la nanotecnología, la biopsia líquida, el desarrollo de biomarcadores específicos o las células CAR-T, por citar los más relevantes. 

la biotecnología ofrece respuestas a través de herramientas y enfoques innovadores

El 63% de la investigación del pipeline de AseBio, es decir, 350 líneas de investigación de compañías nacionales y de multinacionales con filial en España, se dirige a buscar un tratamiento para el cáncer. Además, el 28% de los productos para diagnosticar enfermedades desarrolladas por los socios de AseBio están centradas en el cáncer.

PharmaMar

En nuestro país hay varias biotech que están investigando en cáncer. Una de ellas es PharmaMar que desde su creación en 1986 ha recogido más de 400.000 macro y microorganismos marinos (la colección más amplia del globo terráqueo) e invertido alrededor de mil millones de euros en I+D. En la oncología, la biotecnológica destinó en 2022 el 81% de sus recursos invertidos en I+D (68,1 millones de euros).

Según explican desde PharmaMar, el planteamiento de dedicar la mayor parte de los recursos en investigación ha dado sus frutos: «Debido a ello contamos con una tasa de éxito del 37%, de 8 compuestos en ensayos hemos tenido tres aprobaciones, frente al 10% del sector farmacéutico».

Oryzon

Por otro lado, Oryzon, compañía biofarmacéutica centrada en el desarrollo de fármacos basados en la epigenética, asegura «la quimioterapia convencional de alta toxicidad está empezando a sustituirse por tratamientos que se dirigen a dianas concretas importantes en la propagación de un tumor especifico».

El hecho de entender la respuesta inmune al cáncer, añaden, «ha permitido el desarrollo de los anticuerpos monoclonales como los ICIs que se están usando en múltiples tumores. Estos se utilizan también para dirigir de forma específica fármacos al tumor preservando el tejido sano (ADCs). La epigenética de LSD1 y otras dianas sirven para desactivar vías tumorales provocando la diferenciación de la célula cancerosa o bien haciéndola visible al sistema inmune», aclaran desde Oryzon.

OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN

Desde el punto de vista de Louis Porrini, el sector sanitario abre un enorme campo de oportunidades de inversión y encierra un potencial alcista muchas veces imprevisto e insospechado: «Aunque en 2023 el comportamiento bursátil de los grandes laboratorios farmacéuticos, biotecnológicas y empresas de tecnologías médicas fue desigual, en nuestra opinión 2024 debería ser sinónimo de recuperación. El sector se ha visto penalizado por factores transitorios, como la reducción de la liquidez, las medidas anticorrupción en China y el exceso de existencias después de la COVID. En un contexto más favorable, cada vez más fondos de inversión amplían su cobertura a las empresas más innovadoras a la vista de las perspectivas distintivas de este sector», concluye.

Teresa Rey
Teresa Rey
Soy periodista especializada en salud y tuismo. He trabajado en medios como Estar Bien, Gaceta Médica, El Global o Pharma Market, entre otros. También en periódicos locales como Informados del Noroeste y en revistas digitales como 65ymás o Cool Lifestyle. Mis aficiones son viajar, leer, escribir, el deporte, la edición y el diseño gráfico, y por ello tengo mis propios blogs y un canal de YouTube.