‘La Promesa’: Jimena dispuesta a todo por Manuel pero sin tomarse su medicación ¡menuda bomba!

Las últimas semanas hemos podido ver a los personajes de ‘La Promesa’ más inquietos de lo habitual. Y es que están pasando muchas cosas en la serie de TVE: desde amores secretos hasta problemas en el servicio. Todo ello con mentiras y secretos de por medio que están complicando la vida de todos.

Una de las habitantes del palacio que más está sufriendo últimamente es Jimena. La joven ya no puede soportar los desplantes de su esposo, cuyo corazón pertenece a Jana. Esto está haciendo que Jimena pierda la cabeza hasta tal punto que ha sido necesaria la intervención del médico. Resumimos lo que ha pasado en los últimos episodios y avanzamos lo que va a ocurrir esta tarde.

‘La Promesa’: Curro se encuentra entre la espada y la pared

La Promesa Curro Merca2.es

Las últimas semanas hemos podido disfrutar de unos episodios muy especiales de ‘La Promesa’. Una vez Manuel y Jana han comenzado su relación en secreto, Jimena se siente muy alterada, pues nota algo extraño en la actitud de su esposo. Las discusiones cada vez han sido más frecuentes entre ambos, hasta el punto en que él la ha expulsado de su dormitorio común: ahora duerme en la habitación vacía de Leonor.

Para colmo, Manuel ha vuelto a marcharse temporalmente de La Promesa hasta que las cosas se calmen, lo que ha hecho que Jimena se desquicie más. Ahora está obsesionada con que Catalina conoce el paradero de su primo y no deja de presionarla para que lo confiese. Mientras, no para de tratar de justificar su ausencia ante los demás, asegurando que está preparando un viaje romántico a Italia. Lo cierto es que Manuel se fue por consejo de Jana, ya que la convivencia con su mujer se le estaba haciendo cada vez más insoportable.

Además, ha sido capaz de enfrentarse a la marquesa y culparla de la actitud de su hijo. Pero Cruz no se ha quedado callada y le ha asegurado que ella es la única culpable del fracaso de su matrimonio, aunque Jimena se niega a creerlo y está perdiendo la cordura con todo este asunto. Alonso, advirtiendo que la cabeza de la joven no está bien, le pidió a Abel que la examinara, quien le ha recetado unas pastillas y le ha aconsejado que la vea un especialista.

Mientras tanto, Lope se marchó del palacio para convertirse en el chef de un restaurante de Madrid. Un hueco que no ha tardado en ocupar don Pelayo con su nuevo lacayo, Jerónimo Gamboa. Ambos dirigen un negocio ilegal de tráfico de armas en secreto, usando la empresa de mermeladas de Catalina como tapadera.

Por su parte, Curro continúa queriendo averiguar la verdad sobre su pasado. Cruz teme que su sobrino acabe descubriendo que Alonso es su padre, por lo que le ha pedido a Lorenzo que envíe a su hijo a estudiar a Inglaterra. Una propuesta que ofrece muchas ventajas al muchacho, pero él quiere quedarse en el palacio junto a Martina, que está embarazada, y Alonso, con quien está estableciendo una relación muy especial. No obstante, la marquesa y Alonso siguen presionándolo.

Entretanto el embarazo de Martina sigue siendo un secreto, aunque Curro ha llegado a plantearse contarle la verdad a Alonso. Además, el joven ya conoce el motivo de sus escapadas nocturnas.