‘La Promesa’: la traición de Pelayo a Catalina que va a traer consecuencias

La Promesa’ continúa imparable en las tardes de La 1, siendo una de las opciones más elegidas por los espectadores. Con su segunda temporada en emisión, esta ficción ha logrado batir récords de audiencia, llegando incluso a traspasar fronteras y a dar el salto a la televisión italiana.

Las últimas semanas han sido especialmente interesantes en ‘La Promesa’. Sus seguidores han podido ver cómo, por fin, Jana y Manuel se han lanzado a confesarse su amor y a mantener una relación. Eso sí, en secreto, pues nadie debe enterarse de esto, mucho menos la marquesa. Resumimos qué ha ocurrido y qué va a pasar en el episodio de esta tarde.

En anteriores capítulos de ‘La Promesa’…

La Promesa Petra y Feliciano Merca2.es

Para empezar, la tensión entre Jimena y Manuel es cada vez mayor, por lo que el señorito, por recomendación de Jana, decidió marcharse unos días de La Promesa. Sólo la doncella y Catalina conocen los motivos de esta escapada. Mientras, Jimena está ocupando el dormitorio vacío de Leonor, aunque todavía tiene la esperanza de reconducir su matrimonio.

Por ello, Jimena se ha visto obligada a buscar excusas para los demás, argumentando que su esposo está preparando un viaje romántico a Italia. Sin embargo, ha acusado duramente a la marquesa de lavarse las manos ante los problemas de su matrimonio con su hijo. Además, cree que Catalina le está ocultando el paradero de su esposo y no ha dudado en reprochárselo.

En cuanto a Lope, fuimos testigos de su despedida, pues se fue del palacio para ser el nuevo chef de un importante restaurante de Madrid. Ante esta marcha don Pelayo trajo condigo a su propio lacayo, llamado Jerónimo Gamboa. Entre los dos están llevando a cabo un negocio ilegal de tráfico de armas usando la empresa de Catalina como tapadera.

Mientras tanto, Curro sigue estrechando lazos con Alonso con el fin de descubrir la verdad sobre su pasado. Esto tiene a Cruz muy preocupada, pues teme que su sobrino haya descubierto que el marqués es su verdadero padre. Por ello le ha pedido a Lorenzo que actúe rápidamente enviando a su hijo a estudiar al extranjero.

Ahora el joven se encuentra inmerso en un dilema, ya que no sabe si aprovechar esta oferta: por un lado está Martina, y por otro, su incipiente relación con Alonso, del que no sabe es su verdadero padre. Finalmente, decidió contárselo a Martina para comprobar cuál es su reacción, pero esta no ha sido la que esperaba.

Por otra parte, Valentín está logrando ganarse al servicio con su carácter alegre y dicharachero. Ha puesto sus ojos sobre María Fernández, a quien no para de halagar continuamente, pero ella no muestra mayor interés en él.