La Eurocámara da luz verde final al presupuesto anual de 189.300 millones de la UE para 2024

El pleno del Parlamento Europeo ha dado este lunes luz verde final al presupuesto anual de la Unión Europea para 2024 en base a un texto conjunto que se acordó en negociaciones con el Consejo y cuyos compromisos totales se fijan en 189.385 millones de euros y los pagos totales, en 142.630 millones.

El presupuesto para 2024 ha sido aprobado por 519 votos a favor, 79 en contra y 30 abstenciones, mientras que el Consejo ya dio también luz verde al acuerdo el pasado 20 de noviembre.

Los compromisos son promesas legalmente vinculantes de gastar dinero en actividades que se implementan durante varios años, mientras que los pagos cubren los gastos derivados de compromisos contraídos durante el año en curso o años anteriores.

En un acuerdo con los Estados miembro alcanzado el pasado 11 de noviembre, el Parlamento obtuvo 666,5 millones de euros adicionales para sus prioridades, además de lo que la Comisión había propuesto inicialmente en el proyecto de presupuesto.

El presupuesto mantiene disponibles 360 millones de euros dentro de los límites de gasto del actual marco financiero plurianual para 2021-2027, lo que permitirá a la UE reaccionar ante necesidades imprevistas.

El presupuesto del próximo año refleja las principales prioridades de la UE, incluidas la recuperación económica y las transiciones verde y digital, y reacciona al difícil contexto geopolítico actual.

Tras alcanzar un consenso sobre el presupuesto de 2024, los eurodiputados prevén que habrá un acuerdo sobre la revisión del marco financiero plurianual de la UE en el Consejo para finales de año, lo que allanará el camino para asignaciones adicionales sustanciales a principios del próximo año a través de un presupuesto rectificativo que propondrá la Comisión.

La ampliación prevista del presupuesto a largo plazo de la UE tiene por objeto proporcionar ayuda a medio plazo a Ucrania, aumentar la flexibilidad y la capacidad de respuesta a las crisis, reforzar la autonomía estratégica de la UE en 2024 y redoblar sus esfuerzos en ámbitos como la migración y la política exterior.