jueves, 20 junio 2024

IBM suspende sus anuncios en Twitter por el contenido nazi permitido por Elon Musk

IBM, el gigante de la informática mundial, dijo basta y retiró todas su campañas Twitter (actual X) después de que los comentarios nazis de la red permitidos y reafirmados por Elon Musk aparecieran al lado de sus anuncios corporativos. Esa ha sido la gota que ha colmado el vaso de las protestas contra los postulados antisemitas que podrían llegar a hundir del todo a la plataforma y a su actual dueño, el errático hombre más rico del mundo.

Fue el jueves, hace dos días, cuando los responsables de IBM anunció que había suspendido inmediatamente toda la publicidad en la antigua Twitter, propiedad de Elon Musk, después de que un informe descubriera que sus anuncios estaban colocados junto a contenido que promocionaba a Adolf Hitler y el Partido Nazi. El informe llegó tan solo un día después de que Musk respaldara públicamente una publicación antisemita en X, en la que afirmaba falsamente que miembros de la comunidad judía estaban avivando el odio contra los blancos.

El organismo de control de medios que ha elaborado el estudio, Media Matters, confirmó que había que anuncios corporativos de IBM, Apple, Oracle y Xfinity de Comcast estaban siendo colocadas por la antigua red del pajarito junto con contenido antisemita y nazi. Así, IBM ha sido la compañía más contundente a la hora de comunicar su absoluto rechazo a ser vista o relacionada con esos detestables contenidos y ha indicado en un comunicado que «IBM tiene tolerancia cero con el discurso de odio y la discriminación, e inmediatamente hemos suspendido toda la publicidad en X mientras investigamos esta situación totalmente inaceptable».

Por su parte Apple, Oracle y Xfinity a lo largo de la jornada de este viernes no había realizado comentarios al respecto de esta desagradable situación en la que se han visto involucradas. Sin embargo, desde Twitter sí que han indicado que su sistema no coloca intencionalmente a las marcas «activamente junto a este tipo de contenido», y que los tuits o conversaciones citadas por Media Matters «ya no podría generar ingresos con sus publicaciones».

IBM suspende sus anuncios en Twitter por el contenido nazi permitido por Elon Musk
IBM ha retirado su publicidad del antiguo Twitter.

MUSK CONTRA LOS JUDÍOS EN TWITTER

La polémica arrancó este pasado miércoles día 15 de noviembre, cuando Elon Musk, que no es ni la primera ni será la última ocasión en la que participe activamente en discusiones de alto contenido ideológico o de teorías de conspiranoicas, vertió en la plataforma determinados comentarios que hacía referencia a afirmaciones antisemitas. El excéntrico multimillonario llegó a decir de una de las publicaciones antisemitas aparecidas en la red que atacaba a miembros de la comunidad judía por impulsar el «odio dialéctico» contra los blancos que era «la verdad real»

La red que antes llamábamos Twitter ha decidido no obstante no realizar más comentarios sobre el tema y desde la empresa se han remitido a una declaración de la directora ejecutiva, Linda Yaccarino, que realizó el jueves. «En lo que respecta a esta plataforma, X también ha sido extremadamente clara acerca de nuestros esfuerzos para combatir el antisemitismo y la discriminación. No hay lugar para esto en ningún lugar del mundo; es feo y equivocado. Punto final», afirmó de manera categórica.

El miércoles, tras ser cuestionado por otro usuario sobre apuntar a todos los judíos, Musk atacó a la Liga Antidifamación, una organización sin fines de lucro que trabaja para luchar contra el antisemitismo, a la que había acusado previamente sin pruebas de ser responsable de la caída de la publicidad en X.

El director ejecutivo de la Liga Antidifamación (ADL), Jonathan Greenblatt, respondió en X que «en un momento en que el antisemitismo está explotando en Estados Unidos y aumentando en todo el mundo, es indiscutiblemente peligroso usar la propia influencia para validar y promover teorías antisemitas». Los anunciantes han abandonado el sitio desde que Musk lo compró y redujeron la moderación del contenido, lo que resultó en un aumento dramático del discurso de odio hacia X, según han afirmado grupos de derechos civiles.

Musk atacó a la Liga Antidifamación, una organización sin fines de lucro que trabaja para luchar contra el antisemitismo, a la que había acusado previamente sin pruebas de ser responsable de la caída de la publicidad en X

Las ventas de publicidad han bajado un 60% «principalmente debido a la presión sobre los anunciantes» ejercida por la ADL, comentó Musk en septiembre, después de que la organización dijera que los informes de acoso y contenido extremista habían aumentado después de que el dueño de Twitter se hiciera cargo de la empresa en 2022. En ese momento, el dueño también de Tesla afirmó que estaba «a favor de la libertad de expresión» pero en contra del antisemitismo «de cualquier tipo».

Ya el año pasado, el Comité Judío Americano, una organización de defensa de los judíos, pidió a Musk que se disculpara después de que eliminara un tuit controvertido que hacía una comparación satírica entre el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y Adolf Hitler.

IBM suspende sus anuncios en Twitter por el contenido nazi permitido por Elon Musk
Las opiniones antisemitas de Elon Musk también afectan a las acciones de Tesla.

TODOS CONTRA ELON MUSK

El pasado mes de octubre ya se evidenció que los ingresos publicitarios mensuales de X en EE. UU. han disminuido al menos un 55% año tras año cada mes desde que Musk compró la compañía en octubre de 2022, según pudo constatar la agencia Reuters. El multimillonario, que también es director ejecutivo del fabricante de automóviles eléctricos Tesla, también se ha visto afectada por varias demandas que señalan a la compañía por acoso racial o sexual desenfrenado contra los trabajadores.

El impacto del discurso errático, racista y antisemita de un director ejecutivo afecta directamente la marca y los resultados de Tesla de manera significativa

Las acciones de Tesla cayeron un 3,8% el jueves, por detrás del índice de referencia S&P 500, que tuvo pocos cambios. En relación a esta caída, el cofundador y director ejecutivo de la firma de gestión patrimonial Gerber Kawasaki Inc., Ross Gerber, ha comentado en la cadena de TV CNBC que «nunca en mi vida he tenido esto en ninguna empresa en la que haya invertido, donde el propio director ejecutivo hace tantas cosas perjudiciales. Está destruyendo la marca«, afirmó.

Kristin Hull, fundador y directora ejecutiva de Capital de Impacto Nia, ha explicado también que estaba «horrorizada» por las publicaciones de Musk. El fondo de impacto social poseía alrededor de 282.200 dólares en acciones de Tesla a mediados de año y ha llevado a cabo campañas de presión contra la compañía durante años, incluso a través de resoluciones de accionistas.

«El impacto del discurso errático, racista y antisemita de un director ejecutivo afecta directamente la marca y los resultados de Tesla de manera significativa», ha escrito Hull en un correo electrónico el jueves, y advirtió que una respuesta apropiada a las acciones de Musk puede incluir la censura por parte de la junta directiva de Tesla, la degradación, la reasignación, la suspensión o la destitución.

La Comisión Europea se unió este viernes al movimiento en contra de X al anunciar su decisión de dejar de hacer publicidad en la plataforma debido a «un aumento alarmante de la desinformación y el discurso de odio», dijo en un comunicado el viernes, aunque no citó específicamente las publicaciones de Musk.

El antisemitismo ha ido en aumento en los últimos años en Estados Unidos y en todo el mundo. Tras el estallido de la guerra entre Israel y el grupo islamista palestino Hamas, que atacó a Israel el 7 de octubre, los incidentes antisemitas en Estados Unidos han aumentado casi un 400% con respecto al período del año anterior, dijo la ADL.


- Publicidad -