miércoles, 17 julio 2024

Divorcios, asesinatos y venganza en el nuevo capítulo de ‘Secretos de familia’

Cada domingo Antena 3 nos pone los pelos de punta con una nueva entrega de ‘Secretos de familia’. La serie turca se ha convertido en una de las propuestas más vistas de la cadena y no es de extrañar, pues las complicadas tramas que rodean a los protagonistas son capaces de dejarnos pegados a las pantallas durante todos sus capítulos.

Y el del próximo domingo no será diferente. Si hasta ahora hemos sido testigos de secuestros, asesinatos y otros tipos de crímenes, el episodio de mañana seguirá la misma línea. Resumimos lo que ha ocurrido últimamente en ‘Secretos de familia’ y avanzamos lo que va a pasar este fin de semana.

1
En los últimos episodios de ‘Secretos de familia’…

No existe episodio de ‘Secretos de familia’ que no resulte interesante, pero lo acontecido en los últimos capítulos ha sido especialmente relevante para el desarrollo de las nuevas tramas y la evolución de sus protagonistas, destacando Ilgaz entre ellos, pues se está viendo atrapado en una auténtica encrucijada.

En resumen, estos últimos episodios de ‘Secretos de familia’ han estado centrados en el secuestro de Defne, a quien su familia está haciendo todo lo posible por rescatar. Más aún desde que los secuestradores de la Mafia de los Balcanes han dado su más reciente ultimátum a Ilgaz a través de un nuevo vídeo: tiene 18 horas para liberar a Salim o la niña morirá. Ante esto, el equipo policial decide dejar libre al sospechoso para no correr riesgos.

Asimismo, veíamos cómo cobraba un mayor protagonismo uno de los últimos personajes en llegar a ‘Secretos de familia’. Hace tiempo que un joven visita con frecuencia los billares de Merdan Kaya y se ha ganado la confianza de Çinar, pero no sabemos quién es en realidad. La sorpresa la encontramos cuando le comunica a Çinar dónde está Defne, pues la vio bajar del autobús junto a una mujer el día de su secuestro.

Metin despierta en el hospital, aún ingresado por sus heridas de arma blanca. Es entonces cuando le cuenta a Ceylin que la persona que le atacó llevaba las uñas tintadas, como si trabajara en un salón de belleza. Con esta pista Ceylin recurre a Ayten por su pasado como peluquera, quien le habla de un salón liderado por gente de la ‘Mafia de los Balcanes’ llamado ‘La anémona azul’.

Rápidamente se produce una redada en dicho local, donde la policía detiene a una mujer y a su hermano. El misterioso amigo de Çinar asegura que ella es quien llevaba de la mano a Defne el día de su secuestro. Ilgaz, muy nervioso, interroga al chico e incluso llega a sujetarlo del cuello. En medio del ajetreo, el detenido coge una pistola y se dispara en la sien.

Mientras, anteriormente en ‘Secretos de familia’, Rafet se ofrece a sacar a escondidas a Salim para liberarlo, tal y como exigen los secuestradores. Pero Ilgaz guarda un as en la manga. Antes de poner a Salim en libertad, ordena a Göksu, de la policía científica, esconderle un par de micrófonos en la ropa. Cuando los jefes de la banda criminal pasan a recogerlo, encuentran sólo uno de los micrófonos; el otro puede llevar a Ilgaz a descubrir el paradero de su hermana.

Por otro lado, veíamos a Pars furioso porque por culpa de Yekta la prensa piensa que han dejado en libertad a Salim. Por ello, el fiscal y Rivdan trazan un plan para que parezca que están trasladando a Salim a la comisaría, pero el agente que va a hacerse pasar por el detenido nunca llega, así que Rivdan se ofrece a ello. Pero el furgón en el que va Ridvan cae en una emboscada y el muchacho es acribillado a balas.

Finalmente, el último episodio de ‘Secretos de familia’ nos dejó con el alma en vilo. Todos vivían un momento de esperanza al dar con una casa, gracias al rastreo realizado mediante el micrófono escondido en la ropa de Salim. Sin embargo, cuando llegan sólo encuentran el cadáver de Salim y ni rastro de Defne. Mientras, Ceylin recibe otro vídeo en el que puede verse a la pequeña encerrada en una cámara frigorífica, imagen que los secuestradores acompañan con un mensaje: a la niña le quedan 40 minutos para entrar en hipotermia.

Atrás

- Publicidad -