Blue Origin (Bezos) ficha como CEO al directivo de Amazon Dave Limp tras la dimisión de Bob Smith

Blue Origin, la compañía aeroespacial de Jeff Bezos, ha fichado al directivo de Amazon Dave Limp para el cargo de consejero delegado tras la dimisión de Bob Smith, que abandonará la empresa a primeros de enero después de seis años.

Bezos ha comunicado a la plantilla de Blue Origin que Limp asumirá el cargo de consejero delegado el próximo 4 de diciembre, conviviendo con Smith en la compañía hasta el 2 de enero con el fin de garantizar una «transición fluida», según varios correos internos difundidos por la cadena estadounidense CNBC.

Limp, vicepresidente senior de dispositivos y servicios de Amazon, anunció el pasado mes de agosto que dejaría la empresa después de más de 13 años, periodo en el que coincidió con Jeff Bezos, fundador del gigante de comercio electrónico y su consejero delegado durante 27 años, hasta que en 2021 abandonó su puesto para emprender nuevos proyectos.

«He trabajado estrechamente con Dave durante muchos años. Es el líder adecuado en el momento adecuado para Blue. Se une a nosotros después de casi 14 años en Amazon», ha subrayado Bezos en su comunicación interna a los empleados.

«Con orgullo y satisfacción por todo lo que hemos logrado, anuncio que a partir del 4 de diciembre dejaré de ser consejero delegado de Blue Origin. Permaneceré en Blue hasta el 2 de enero para garantizar una transición fluida con el nuevo CEO», ha asegurado, por su parte, Bob Smith, quien se incorporó a la empresa aeroespacial de Bezos hace seis años.

El pasado mes de mayo, la NASA seleccionó a Blue Origin para producir un segundo aterrizador lunar para astronautas -el primero es de SpaceX, la empresa de Elon Musk- que vuele entre superficie y órbita lunar, dentro del Programa Artemis.

Blue Origin diseñará, desarrollará, probará y verificará su módulo de aterrizaje Blue Moon para cumplir con los requisitos del sistema de aterrizaje humano de la NASA para expediciones recurrentes de astronautas a la superficie lunar, incluido el acoplamiento con Gateway, una estación espacial donde la tripulación se transfiere en órbita lunar.

Además del trabajo de diseño y desarrollo, el contrato que Blue Origin alcanzó con la NASA incluye una misión de demostración no tripulada a la superficie lunar antes de una demostración tripulada en la misión Artemis V en 2029. El valor total de la adjudicación del contrato ascendía a 3.400 millones de dólares (unos 3.213 millones de euros al cambio actual).

La agencia contrató previamente a SpaceX, del multimillonario Elon Musk, para demostrar un sistema de aterrizaje humano inicial para la misión Artemis III.

«Tener dos diseños de aterrizaje lunar distintos, con diferentes enfoques sobre cómo satisfacer las necesidades de la misión de la NASA, proporciona más solidez y garantiza una cadencia regular de aterrizajes en la Luna», dijo el pasado mes de mayo Lisa Watson-Morgan, gerente del Programa de Sistema de Aterrizaje Humano en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA.

Noemi A.
Noemi A.
Soy una apasionada de internet, las nuevas tecnologías y las redes sociales, adicta a la información y a aprender y descubrir algo nuevo cada día.