Mercadona, Carrefour y Lidl suponen casi el 50% de las ventas de alimentos en España

Durante los últimos meses no hemos parado de sufrir subidas en los precios de los supermercados. De hecho, nunca ha sido más caro llenar el carro de la compra en España que en mayo de 2023. Aun así y por suerte, la subida del precio de los alimentos ha ido frenando desde marzo, reduciéndose a menos de la mitad de la cifra que se mantuvo entre los últimos meses de 2022 y principios de este año.

Kantar Media, empresa líder mundial de datos, perspectivas y consultoría, nos confirma que en nuestro país son tres las cadenas de supermercados las que lideran el sector alimentario. Estos mercados son Mercadona, Carrefour y Lidl, los cuales venden casi la mitad de bebidas y alimentos consumidos en España durante los últimos meses, llegando a una cuota del 42,5% en el pasado mes de mayo.

¿Por qué los españoles elegimos estos tres supermercados?

Aprende a comprar en Mercadona 5 cambios en tu cesta que te haran estar en forma Merca2.es

El hecho de que Mercadona, Carrefour y Lidl dominen el mercado de los alimentos es consecuencia de la contracción de las tiendas locales. Y es que es un hecho que los supermercados han desplazado a las llamadas “tiendas de barrio”, desapareciendo aproximadamente más de 30.000 autónomos como consecuencia.

Ya desde el final de la década de los 90 comenzamos a observar una caída del pequeño comercio al mismo tiempo que aumentaba la cuota de los supermercados en todo el territorio nacional, a pesar de las restricciones impuestas a algunas de las grandes superficies. Esta tendencia se ha mantenido durante las últimas tres décadas, aumentando las aperturas de los gigantes de la alimentación mientras desaparecían los locales de alimentos regentados por autónomos.

Mientras cadenas como Carrefour, Mercadona o Eroski (entre otros) inauguraban más de 5.500 tiendas, los pequeños locales se reducían en cifras aproximadas a más de 1.000 por año, aumentando aún más esta cifra durante y después de la pandemia.

Según el presidente de la Asociación de Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, la razón de que los españoles encontremos precios más asequibles en las grandes superficies se debe a que las medidas impulsadas por el actual gobierno para rebajar el IVA de los alimentos han beneficiado a los supermercados y perjudicado a los pequeños comercios.

Además de la necesidad de ajustar cada vez nuestro presupuesto para la compra, la variedad y la mayor posibilidad de encontrar una serie de productos concretos son otros dos motivos de esta elección. De hecho, se estima que más del 50% de los consumidores hace compran sus alimentos en supermercados e hipermercados, mientras que un 18% optará por tiendas locales. La apertura de cada vez más nuevos establecimientos, encontrar mejores precios y marcas concretas difíciles de ver en los pequeños comercios afianzan esta decisión.

El sector de la distribución de alimentos en España es uno de los más competitivos de Europa, debido a la gran oferta que los consumidores tenemos a nuestra disposición. Esto se puede ver claramente en los datos de la cuota de mercado, dando como resultado un recrudecimiento de la guerra entre los tres principales competidores. Así, según los datos aportados por Kantar, Mercadona, Carrefour y Lidl no dejan hueco a sus rivales, aglutinando más del 40% de la cuota.

Así, al terminar 2022, la mayoría de clientes habrían optado por realizar sus compras de alimentos y bebidas en los supermercados. Sin embargo, hay que señalar también que en España sigue habiendo una gran diversidad de oferta, en la que todavía tiene cierto protagonismo el comercio tradicional local.