domingo, 23 junio 2024

Malas noticias para los compradores de vivienda hasta 2025

El propietario de una vivienda en España se verá beneficiado al menos, hasta 2025. Según el informe de Proyección de los precios de la vivienda en España elaborado por Euroval aumentará hasta un 6% excepto en tres provincias. A pesar de esto, no todos pueden alegrarse, hay un grupo afectado: los jóvenes.

El precio del m² pasaría a los 1.802 euros en el último trimestre del 2025 respecto a los 1.704 euros actuales. Dividida en un 2% este año, un 1,9% el próximo año y 1,8% en 2025. Estas estimaciones no hacen distinción entre la vivienda nueva y usada.

El informe avisa de que las previsiones realizadas pueden verse alteradas por otros factores como el pobre crecimiento de empleo, subidas mayores de las esperadas en tipos de interés y restricción crediticia.

LA PROVINCIA CON MAYOR INCREMENTO DE VIVIENDA

Encabezando la lista de provincias con un incremento del 17,3% llegando a los 1.060 euros por m², un lugar tranquilo, cerca de la capital y en expansión: Toledo.

Por encima de la media nacional se encuentran 29 provincias como Guadalajara con un (16,6%), Huelva (14,2%), Ávila (13,5%), Segovia (13%), Tarragona (11,7%), Zaragoza (11,5%), Castellón (11,3%), Cádiz (11,2%), Burgos (10,7%), Valencia (10,4%), Gerona (10,2%), Murcia (10%), Sevilla (9,3%), Huesca (9,1%), La Rioja (9,1%), Almería (9%), Granada (8,9%), Valladolid (8,7%), Melilla (8,3%), Pontevedra (8%), Álava (7,7%), Asturias (7,6%), Baleares (7,2%), Málaga (7%), Navarra (6,7%), Alicante (6,6%), Lugo (6,5%), Cantabria (6,3%) y Albacete (6,2%).

MADRID Y BARCELONA POR DEBAJO DE LA MEDIA NACIONAL

Con un crecimiento por debajo de la media española tenemos a la capital (Madrid) con un 4,3% y Barcelona con 3,2 %.

Las otras 17 provincias son: Tenerife (5,7%), Cuenca (5,5%), Bizkaia (5,3%), Lleida (5,3%), La Coruña (5%), León (4,7%), Salamanca (4%), Guipúzcoa (3,6%), Jaén (3,6%), Ciudad Real (3,4%), Ceuta (3,3%), Badajoz (3,0), Teruel (2,8%), Córdoba (2,5%), Cáceres (1,6%), Las Palmas (1,2%) y Orense (1%).

LAS TRES EXCEPCIONES

Las únicas tres provincias con un retroceso en el precio medio petecenecen a Castilla-La Mancha: Zamora (-0,6%), Soria (-3,3%) y Palencia (-4%). Esta parte de España, la bien conocida y olvidada denominada como España Vacía sufre una pérdida constante de habitantes. Más del 40% que de la población nacida allí acaba marchándose por necesidad en busca de una vida mejor. Acabando en ciudades que van creciendo mientras ven como sus orígenes se van hundiendo.

LAS CIUDADES MÁS CARAS DE ESPAÑA

Actualmente la ciudad con el precio medio más caro de España es San Sebastián (4.212 euros el m²) seguidas de Barcelona (3.579 euros el m²) y Madrid (3.576 euros el m²) todas estas en la lista de crecimiento por debajo de la media española.

SITUACIÓN COMPLICADA PARA LOS JÓVENES

Con una futura subida de valor en la vivienda y un salario minimo interprofesional de 1080 euros hacen que nos encontremos con problema considerable, en especial para los más jovenes. Los que tuvieron la oportunidad de comprar una vivienda a un precio asequible ven con buenos ojos esta revalorización, mientras que los desafortunados optan por otra opción: El alquiler.

En los últimos diez años el precio del alquiler ha aumentado un 51,4% mientras que los salarios apenas han crecido un 3,4%. Casi la mitad de las personas que viven de alquiler (48,9%) se encuentran en riesgo de pobreza, convirtiendo a España en el líder en el ranking de la clasificación europea. El riesgo de que la cifra de propietarios de una vivienda recaiga en los más mayores sea cada vez mayor es palpable.

Al leer la palabra alquiler ya prácticamente la tenemos asociada a compartir vivienda. Uno de cada tres jóvenes ven como única solución vivir en una habitación, destinando de media casi un tercio de su salario. Ante esta situación tan desfavorable muchos optan por seguir viviendo en casa de sus padres, donde la media española de emancipación llega ya a los 30 años, muy por encima de la media europea (26 años).

Dicen que el futuro depende de los jóvenes. Mirando el presente con un ojo puesto en lo que viene en los próximos años podremos anticiparnos a una hecatombe.


- Publicidad -