Cuotas de casino: ¿cuál es la diferencia entre las plataformas online y los establecimientos físicos?

spot_img
#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

Sin importar que sean online u offline, el mundo de los casinos esconde una serie de conceptos que todo jugador debe conocer antes de poner en riesgo su dinero. Entre los términos más relevantes se encuentran las “cuotas” (odds en inglés).

Como es de esperar, elegir la mejores cuotas para apostar incrementa las probabilidades de ganar más. Los apostadores experimentados sabemos que en los casinos físicos varían de acuerdo al juegos y tipo de apuesta, la pregunta es ¿cómo funcionan en el entorno digital? 

¿Qué son exactamente las cuotas de casino?

Desde el punto de vista estadístico, las cuotas se definen como la probabilidad de que algo suceda, o lo que es igual, que ocurra un acontecimiento en específico.

En el mundo de los casinos, el término se utiliza en dos situaciones: por un lado, hace referencia a la probabilidad de que ocurra un evento (mantiene su carácter estadístico) y, por el otro, al pago que se otorga por una determinada apuesta.

De esta forma, su aplicación es factible al momento de predecir los resultados de cualquier evento y representa una importante herramienta a la hora de cuantificar las probabilidades de ganancia y justificar la decisión de apostar o no. Para entenderlo mejor, presta atención a los siguientes ejemplos:

Un evento natural

Consideremos la interrogante ¿qué probabilidades hay de que haga sol mañana al mediodía? donde cada posible respuesta es una probabilidad. De acuerdo a lo que aparece en los pronósticos del tiempo, la previsión es de un 100% de nubosidad, esto implica cuotas elevadas.

En palabras más simples, las cuotas trabajan a la inversa de las probabilidades, cuando estas últimas son bajas, las primeras son elevadas.      

Una apuesta en la ruleta

Para terminar de aclarar las dudas y adentrarnos en las diferencias entre las cuotas de casinos físicos y las que ofrecen las casas virtuales, tomamos como ejemplo al juego que no puede faltar en las casas de apuestas online en España y es quizá el más común de todos: la ruleta.

Imaginemos que estamos de frente a la atractiva “roulette” europea con una racha ganadora que nos lleva a apostar entre los espacios rojos y negros, pero decidimos tentar al azar y poner todas las fichas al rojo.

En este escenario, las cuotas de apuesta vienen representadas por la probabilidad de 18/37, ya que contamos con 37 casillas numeradas desde el 0 al 36, mientras que las cuotas de pago, son de 1 a 1.

Las cuotas en los casinos físicos

Aunque existen ciertas excepciones, en general, las casas de apuestas físicas están sujetas a reglas estandarizadas. En el caso de las cuotas, pueden variar de acuerdo al juego y de la clase de apuesta que elegimos.

La explicación de ello radica en el sinnúmero de variables que incide en los resultados. Los casinos operan a través de medios mecánicos vulnerables a factores como la fricción, la velocidad y las posibles combinaciones, de esta forma, todo queda en manos del azar.  

Incluso el crupier más experimentado, es incapaz de descifrar la casilla en la que caerá la bola una vez que active la ruleta, por lo que está completamente garantizada la autenticidad de los resultados.

Las cuotas en los casinos online

Las casas de apuestas digitales carecen de medios físicos directos para el juego. Su funcionamiento se basa en el uso de servidores de datos dedicados diseñados para simular las acciones de los juegos offline.

Esta forma de trabajar elimina todas las variables del entorno material. Sin embargo, aunque en el mundo virtual no existen condiciones como la presión o la fricción, los resultados no dejan de ser aleatorios.

Dentro de la naturaleza virtual, la aleatoriedad viene dada por los servidores Random Number Generator (RNG).

Como lo indica su nombre, estos equipos cumplen la función de generar números aleatorios cada vez que son accionados. Es así que las probabilidades son iguales en todos los giros, lo que a simple vista, puede suponer una ventaja para los apostadores respecto a lo que sucede en el mundo real. 

Entonces, ¿los casinos online ofrecen mejores cuotas que los físicos?

Lejos de lo que podemos asumir tomando en cuenta su funcionamiento, en lo que se refiere a las probabilidades, no existe diferencia entre un juego de una casa de apuestas virtual y uno de un casino físico.

La explicación de ello radica en que mientras en el entorno real inciden diferentes sucesos físicos aleatorios, en el mundo virtual opera el RNG.

Los sistemas de generación de números aleatorios están diseñados tanto para brindar precisión como para impedir que nada pueda influenciar en los resultados, por lo tanto, no importa si estamos apostamos a la ruleta o hacemos girar los tambores de las tragaperras, las probabilidades siempre serán las mismas.