domingo, 23 junio 2024

Los ahorradores se refugian en fondos monetarios y oro tras vaciar los depósitos

IG Markets

La salida de depósitos en EE UU está disparada. Más de 500.000 millones de dólares han salido de la banca estadounidense, especialmente de los bancos pequeños y medianos, tras la agresiva política de la Reserva Federal. En Europa, por su parte, se han dado casos, como el de Credit Suisse, pero la banca española resiste la crisis de confianza enfocando su actividad a una mayor vinculación con los clientes.

El motivo de esta estas salidas se debe principalmente a dos cuestiones clave. Una, por la baja remuneración de los depósitos, muy inferior al interés ofrecido por las letras del Tesoro a seis, nueve y doce meses, entre el 4,7% y el 4,9%, como también ocurre con los bonos a más largo plazo, con un rendimiento del 3,5% en los de 10 años. Sin embargo, la segunda tiene una cara menos amable. La crisis de confianza en la banca, especialmente en la territorial de EE UU, ha provocado un éxodo masivo tras las quiebras de Silicon Valley Bank, Silvergate y Signature Bank, una situación que se ha extendido a otras firmas y que podría afectar a casi dos centenares, según un estudio publicado por The Wall Street Journal.

LA RESERVA FEDERAL VOLVERÁ A SUBIR LOS TIPOS

Con todo, la Reserva Federal de EE UU prosigue con la presión para tratar de combatir a la inflación, una lucha desigual y que, por ahora, ganan las subidas de precios. Y es que, al mismo tiempo que se planta la guerra a los incrementos del IPC también se está inyectando liquidez al sistema para sostener a esta banca en apuros, una incongruencia que aviva aún más el debate sobre las decisiones de este banco central. Los tipos oficiales en EE UU han escalado al 5%, pero la banca retiene su fuerte posición de liquidez para hacer frente a las pérdidas latentes de los bonos. Por este motivo tan sólo ofrece un bajo rendimiento, de entre el 1% y el 2%.

Los fondos monetarios escalan con fuerza ante el terremoto en los bancos
Los fondos monetarios escalan con fuerza ante el terremoto en los bancos

La salida de los depósitos había comenzado especialmente en el último trimestre del año, pero se ha agudizado con la quiebra de este trío de bancos. Y es que, tanto familias como empresas buscan resguardarse de los altos tipos de interés y al mismo tiempo hacer frente a la subida de la inflación, un hecho que se ha comido prácticamente el ahorro de los últimos tres años. Los datos muestran que en las dos semanas de la quiebra de Silicon Valley Bank han volado 150.000 millones de dólares de los depósitos bancarios. Pero el dinero no se destruye ni se quema.

LA SALIDA DE LOS DEPÓSITOS PONE A PRUEBA A LA BANCA

Estas salidas han obligado a los bancos afectados a vender parte de su deuda con fuertes pérdidas, un efecto provocado a su vez por las subidas de las tasas oficiales del dólar. El por qué de las pérdidas se debe a la correlación inversa entre el precio del billete verde y el valor de los bonos de deuda, a mayores tipos, menor es el precio de las obligaciones; y viceversa. Para poder mantener los niveles mínimos de capital, Silicon Valley Bank tuvo que desprenderse de deuda con una pérdida de unos 2.000 millones de dólares, una cantidad que provocó una mayor desconfianza. El banco tuvo que quebrar, ser intervenido y vendido al mejor postor.

Este riesgo ocurre también en bancos grandes, pequeños y medianos. Ninguno de ellos tendría liquidez suficiente para hacer frente a una salida masiva de clientes. Pese a esta situación, el Gobierno y el Tesoro de EE UU aseguran que tienen un sólido sistema bancario, aunque admiten que la situación en las firmas más pequeñas es preocupante.

«La situación de Credit Suisse era conocida y su fin era la mejor opción para el sistema financiero europeo, mientras que lo vivido con Silicon Valley Bank y otros bancos regionales es su fuerte exposición a bonos a largo plazo, por lo que es posible que la Fed levante el pie en subidas de tipos si no quieren provocar un verdadero caos», ha sostenido Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de MERCA2.

EL ORO PODRÍA DUPLICAR SU PRECIO SI HAY COLAPSO

«Podríamos hablar de miedo de los depositantes, con rotación hacia activos que puedan dar mayores garantías como oro, plata o bonos», ha sostenido Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de MERCA2. En este sentido, cree que el oro y la plata podrían duplicar su precio si se produce un colapso financiero. Cabe destacar que el oro ha superado los 2.000 dólares por onza, un récord histórico y por encima de los niveles vistos en los años más duros de la crisis de 2009 y 2010.

Las razones para un colapso podrían venir de Deutsche Bank, al que califica como otro banco «malo» debido a su «alta exposición al sector inmobiliario minorista, unos 30.000 millones de euros, y el 50% de esto con frente abiertos en Estados Unidos, «de ahí el disparo de sus CDS hace unos días, con unos bancos centrales garantizando liquidez». Todo ello, sin olvidar los escándalos de Deutsche Bank, que ha sido multada con sanciones millonarias en Estados Unidos.

Estas turbulencias podrían darse aún en el Ibex 35. «Seguramente veremos tambaleos de estos, aunque como comenté anteriormente, los bancos centrales inyectaran liquidez para no crear más caos en el sistema y evitar las retiradas masivas de depósitos», ha señalado Morín. «Lo mismo ocurre en el Ibex 35, siendo casos aislados, pero si se producen mayores quiebras, no se puede descartar que los bancos españoles sufran», ha sostenido.

Álvaro J. Medina
Álvaro J. Medina
Madrileño en Barcelona. Apasionado de la actualidad política, la Economía y empresas. He pasado por el grupo Intereconomía y Vozpópuli. Ahora, en MERCA2.es, INVERSIÓN.es y MONCLOA.com para seguir informando. "Si no lo puedes explicar, es que no lo sabes". Si tienes algo que contarme: alvaro.medina@merca2.es

- Publicidad -