miércoles, 24 julio 2024

Cinesa presenta una tarifa plana para competir con Netflix

Para los cines el streaming se ha vuelto un enemigo casi tan complicado como el propio coronavirus. Es que los estrenos en salas cada vez ocurren más cerca de que estén disponibles en plataformas, con el tiempo en buena parte del planeta reducido tan solo a mes y medio (unos 45 días). Pensando en eso Cinesa ha presentado su ‘tarjeta unlimited’, una especie de tarifa plana que empezará a funcionar en el mes de abril y que permitirá a los usuarios ir al cine cuantas veces quieran por una suscripción de unos 16  euros al mes. 

Es un precio similar al de una parte de los servicios suscripción para streaming. Es que empresas como Netflix o Disney cobran alrededor de 10 euros por cada mes de uso de su servicio, lo que hace que la nueva cuota mensual de Cinesa tenga un precio similar, y que aumente su atractivo ahora que los ‘streamers’ empiezan a moverse para hacer menos común el compartir contraseñas. 

Tampoco es una estrategia única, y menos para Odeon Cinemas Group, la casa madre de la franquicia en España, ya aplica un modelo similar para AMC Theatres, su ramal en Estados Unidos. Allí el sistema de A List sirve para que los espectadores acudan al cine hasta tres veces por semana, en el mismo país un modelo un poco más radical como era Moviepass, que permitía ir a cualquier cine a ver cualquier película sin límite a cambio de la subscripción, sin embargo, este modelo no consiguió funcionar, pues el alcance era demasiado.

«: en pantalla grande, con la mejor tecnología de imagen y sonido y desde la comodidad de su butaca», ha explicado el Managing Director SE&NE de ODEON Cinemas Group, Ramon Biarnés.

EL MODELO GIMNASIO

Más allá de la comparación con Netflix lo llamativo es que para los cinéfilos fieles el gasto se puede justificar con tal de ir al cine dos veces. Es una comparación que, al menos desde afuera hace llamativa la nueva opción, pero que desde la empresa aseguran es clave para romper con la rutina cada vez más común de ver todo en la sala de casa. 

Tampoco es que los cines puedan quedarse esperando, dado que los números de la taquilla en el país no cubren aún el total de 2019 necesitan probar nuevas estrategias. Al mismo tiempo es posible que, como empresa, se planteen la nueva tarifa plana un poco como el modelo de negocio de un gimnasio, el verdadero ingreso no viene de quien paga la suscripción y va a utilizarla, sino del que no. 

La otra gran duda es como contabilizaran este nuevo modelo de cara a los estudios y distribuidoras. Recordemos que cada entrada vendida debe repartirse entre las salas, los estudios y las distribuidoras, todos espacios que piden un porcentaje de los más o menos 10 euros que cuesta cada entrada en promedio. 

EL FUTURO DE CINESA PASA POR MANTENER LA LEALTAD DE LOS ESPECTADORES

El punto en que más puede ayudar esta medida a Cinesa es para crear clientes más leales. Lo cierto es que para aquellos que ya estén pagando la nueva subscripción seguramente competidora como Kinepolis o Yelmo quedarán invisibles, es una realidad que quizás los empuje a crear opciones parecidas, lo que podría dar nuevas opciones parecidas para los espectadores. 

En ese panorama competitivo, pero que aún no consigue alcanzar los datos esperados y que además se han conseguido dos fracasos superheroicos de talla internacional al inicio del año: ‘Ant-man y la Avispa: Quantumania’ y ‘Shazam: Furia de los dioses’ se han estrellado en taquilla de forma estrepitosa lo que puede decir que a las salas de cine, y a los estudios, se les empieza a acabar una de las gallinas de los huevos de oro de los últimos años.

Habrá que esperar para ver como funciona, aunque en Estados Unidos tuvieron que ponerle un límite el mercado español es distinto y podría tener una reacción muy diferente. En cualquier caso los próximos meses, en especial las temporadas de estrenos de mayo y junio, darán una respuesta a la situación.


- Publicidad -