sábado, 18 marzo 2023

Las ingenierías son un arte que se mantienen como una necesidad básica para el desarrollo de una sociedad en muchos aspectos, además de estar sujetas a los cambios y las transformaciones que aporta la tecnología. Los avances en una alta cantidad de industrias están sujetos a las capacidades de los ingenieros, quienes tienen ahora a su alcance herramientas muy potentes que han facilitado notablemente el trabajo y que tienen como resultado un importante aumento en la productividad. Un ERP para ingenierías es el mejor ejemplo, pues es un software de gestión y administración de los proyectos que supone una optimización de los recursos, traducida en ahorro de tiempo, reducción de los costes y un resultado más eficiente.

Mecánica, industrial, electrónica, civil… Los tipos de ingenierías son muy variados y responden a necesidades de la sociedad actual, por lo que su continuidad está garantizada, pese a los cambios que la informática e Internet han provocado en los hábitos sociales y en los procesos productivos. La clave ahora está en adaptar el trabajo a un modelo diferente, en el que una herramienta preparada para una función específica puede organizar y gestionar el trabajo que antes hacía una persona. Esto no supone que el ingeniero o sus auxiliares pierdan valor, todo lo contrario; pues su labor de definición de los criterios y de control es fundamental.

El futuro del sector de las ingenieras apunta hacia una convergencia entre el conocimiento humano y la aportación de las máquinas. El ERP específico para estas industrias aporta una mejora en la organización y control del trabajo, mediante un proceso de automatización de muchas de las fases de la producción. Esta herramienta permite, además, obtener una integración total y de alta fiabilidad sobre las cuestiones financiera y analítica o un control exhaustivo del seguimiento de un proyecto. Esta información se obtiene de forma online y está almacenada en un espacio virtual al que cualquier persona autorizada tiene acceso.

Comunicación integral

La comunicación entre todos los actores involucrados en un proyecto es otro aspecto que cambia radicalmente en el nuevo modelo productivo de las ingenierías. Los profesionales de diferentes departamentos se conectan a través de una aplicación habilitada para ello y pueden poner en común ideas o conocer los avances que cada una de las otras ramas de la empresa ha realizado. La integración entre todas las partes involucradas es total y esto tiene como resultado una mejor optimización del trabajo: mejores logros en un menor tiempo. La relación con el cliente es otro punto que se mejora, especialmente desde la perspectiva comunicativa.

El uso de la tecnología es una acción habitual entre las industrias ingenieras y que se potenciará durante la próxima década. El apoyo en programas digitalizados ya es una realidad, y el ingeniero puede gestionar todo lo qué sucede en un proyecto concreto desde la pequeña pantalla de su teléfono móvil. La inmediatez es una de las características de este cambio de modelo, ya que la actualización de la situación del proyecto se realiza en tiempo real.


- Publicidad -