viernes, 21 junio 2024

10 Datos sorprendentes del Burj Khalifa

Dubai se popularizó en los últimos años y logró consolidarse como un destino soñado en medio oriente para visitar en vacaciones.

En esta ciudad, ubicada en las costas del Golfo de Pérsico, se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos del mundo, entre los que se destaca el Burj Khalifa. Este edificio está construido con hormigón y acero y es ni más ni menos que el más alto del mundo.

Seguramente escuchaste hablar bastante sobre él, pero en este artículo te vamos a contar algunos datos interesantes sobre el Burj Khalifa que (quizás) no conozcas.

1. Es mucho más que el edificio más alto del mundo

Aunque su construcción comenzó en el año 2004, en 2009 el Burj Khalifa alcanzó su altura actual, 828 metros, el equivalente a tres Torre Eiffel. Su superficie total es de más de  5 millones de metros cuadrados y pesa aproximadamente 7 millones de toneladas.

Además de ser el edificio más alto del mundo, ostenta otro récord: con sus 160 pisos es la construcción con mayor cantidad de plantas.

2. El viento no es un problema

A pesar de su altura, el Burj Khalifa fue diseñado para doblarse fácilmente con el viento.

Para eso, la base del edificio fue construída en tres alas, con forma de Y.

3. Posee el restaurante más alto del mundo

A más de 440 metros del suelo, en el piso 148 del edificio, se encuentra Atmosphere, un restaurante que además de platos exquisitos ofrece vistas panorámicas de Dubai.

Se puede visitar durante todo el día pero debes recordar reservar tu lugar con antelación y tener a mano la tarjeta de crédito. Mientras que por la noche puedes disfrutar de una cena a la altura de las nubes, en un ambiente elegante donde se destacan platos de la cocina europea como el foie gras y las ostras, el atardecer es el momento favorito de los visitantes para ver la puesta del sol y contemplar la ciudad y el Golfo Pérsico de fondo.

También ofrece otras opciones como el desayuno, el almuerzo e incluso el té de la tarde.

4. Sobre el nombre

Antes de su inauguración en el año 2010, este emblema de Dubai se llamaba Torre Burj Dubai. Sin embargo, en honor del Jeque Khalifa bin Zayed Al Nahyan, Emir de Abu Dhabi, la torre pasó a llamarse Burj Khalifa.

5. Dos personas saltaron desde la cima

Si te gusta el riesgo y la adrenalina, el Burj Khalifa es una auténtica joya para los paracaidistas. Poco después de su inauguración, algunas personas entraron en el complejo como turistas y saltaron ilegalmente.

Los franceses Vince Reffet y Fred Fugen lograron esta hazaña, bastante peligrosa, y se convirtieron en los primeros en tener el récord de salto base más alto del mundo.

6. Dubai Mall Shopping

Si bien este centro comercial inaugurado a finales de 2008 no está situado en el Burj Khalifa, es necesario pasar por él para entrar en el rascacielos.

En uno de los extremos hay una fuente que se asemeja a un buzo cayendo, y el efecto del agua es particularmente impresionante. También hay una pista de hielo profesional donde se juegan partidos de hockey sobre hielo, pero está abierta al público.

7. Ascensores

Está claro que si tienes miedo a las alturas el Burj Khalifa no es la mejor opción para tí. De hecho, los ascensores alcanzan una velocidad de 36 kilómetros por hora, consiguiendo llegar desde la planta baja a la plataforma de observación en apenas 2 minutos.

En el edificio hay 57 ascensores y muchos de ellos son de dos pisos. Para hacer ameno el breve viaje están equipados con pantallas LCD y suelen proyectar imágenes en sus paredes que muestran otros edificios famosos del mundo.

Si por alguna emergencia no puedes coger el ascensor, puedes subir a uno de los edificios más altos del mundo a pie los 2909 escalones que separan la planta baja de la cima, aunque terminarás algo agotado.

8. Su construcción generó polémica

Más de 12.000 trabajadores construyeron el Burj Khalifa durante los seis años que duró la obra. La polémica surgió cuando diversos organismos internacionales de Derechos Humanos mencionaron que la mayoría de los contratados, personas provenientes en su mayoría del Asia del este, estaban obligados a trabajar durante jornadas muy extensas y por solo 5 euros al día.

9. Más fresco en la cima

Las temperaturas en la cima del Burj Khalifa suelen ser unos 15 grados más frescas que en la parte inferior.

Esto es fundamental ya que el verano en Dubai es agobiante. De todos modos, las temperaturas fueron tenidas en cuenta a la hora de realizar la construcción, por eso se han colocado más de 26 mil paneles de revestimiento especial por todo el rascacielos para ayudar a soportar los meses más calurosos del año, donde la temperatura supera los 40 grados.

10. Mirador récord

Siguiendo con los récords, el Burj Khalifa tiene la plataforma de observación más alta del mundo, desde la que se puede observar toda la ciudad.

Este mirador se ubica a 55 metros del suelo, en el piso 148. Las vistas son realmente impresionantes y puedes acceder a él por poco más de 20 dólares.


- Publicidad -