lunes, 6 febrero 2023 10:41

El corredor de hidrógeno verde estará listo en 2029 y Alemania se suma al proyecto

La vicepresidenta para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha informado que el corredor que transportará hidrógeno verde (H2Med) entre Barcelona (España) y Marsella (Francia) estará operativo «en torno a 2028 o 2029, que no 2025 o 2026».

En una entrevista de TV3 recogida por MERCA2 ha ofrecido estas declaraciones y justificado el cambio de fechas diciendo que la infraestructura «requiere unos plazos largos» y reivindicado su financiación con fondos europeos. El proyecto es de interés comunitario y no únicamente de Portugal, España y Francia, alega el Ejecutivo.

Este año la Comisión Europea confirmará si efectivamente tiene interés en respaldar al club comunitario.

De aprobarse el financiamiento, los recursos europeos llegarán en 2024 e «inmediatamente después» empezarán las obras, ya que los trabajos de planificación se realizarán previamente.

¿ESPAÑA SERÁ EL PRIMER HUB?

La semana pasada, el tema del H2Med también fue abordado en Davos (Suiza) por el presidente Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico Mundial, y en Barcelona, durante su encuentro con el presidente de Francia, Enmanuel Macron, para la firma del acuerdo bilateral entre ambos países.

Sánchez incluso anunció el domingo que Alemania se suma al H2Med junto a Francia, Portugal y España.

«Tras el Tratado de Barcelona, el corredor verde refuerza definitivamente su dimensión paneuropea», anunció el jefe de Gobierno a través de su cuenta de twitter.

image 1 1 Merca2.es

Definitivamente, España quiere convertirse en el primer hub de hidrógeno verde del planeta.

El Ejecutivo ha avanzado que hasta 2030 se invertirán en España unos 8.900 millones de euros para impulsar la producción de hidrógeno verde, que el 20% de los nuevos proyectos relacionados con esta tecnología a nivel global se desarrollarán en territorio español y que solo Estados Unidos supera esa concentración de mercado, con un 51%.

se invertirán en España 8.900 millones de euros hasta 2030 para impulsar la producción de hidrógeno verde

El H2Med impulsará la descarbonización de industrialización española y permitirá a la nación ibérica avanzar en su transición ecológica hacia una economía sostenible.

DETALLES DEL PROYECTO

El corredor de hidrógeno verde H2Med es un proyecto impulsado por los gobiernos de España, Portugal y Francia que incluye dos infraestructuras transfronterizas, una entre Celorico da Beira (Portugal) y Zamora, y otra entre Barcelona y Marsella (Francia). Esta última es submarina.

Estas infraestructuras están siendo promovidas por los respectivos transportistas y gestores de los sistemas gasistas: Enagás por la parte española, REN por la portuguesa y GRTgaz y Terega por la francesa.  

Estas infraestructuras están siendo promovidas por los respectivos transportistas y gestores de los sistemas gasistas: Enagás por la parte española, REN por la portuguesa y GRTgaz y Terega por la francesa

Estas empresas han trabajado coordinadamente para diseñar el H2Med y presentaron en diciembre su candidatura a la convocatoria de Proyecto de Interés Común (PCI) de la Comisión Europea, para recibir financiación.

ESPAÑA QUIERE HIDRÓGENO VERDE BARATO

España pretende lograr que en 2026 el hidrógeno verde sea más barato que el hidrógeno azul, como se denomina al de bajas emisiones, y que con este tipo de proyectos se pueda frenar la elevada volatilidad del precio del gas natural y su impacto sobre el precio de la electricidad.

Algo similar a lo intentado con la «excepción ibérica», el mecanismo que desde 2022 ponía un tope al precio del gas y que el Ejecutivo solicitó a Bruselas extender hasta finales de 2024, pero que la Unión Europea no aprobó.

España también ha presentado a la convocatoria de PCI los primeros ejes de la red troncal de hidrógeno verde, que conectará los principales centros de producción del hidrógeno con la demanda doméstica y, gracias a las dos interconexiones, con la demanda del resto de Europa.

HIDRÓGENO VERDE EN DAVOS

Dos nuevos clústeres españoles se unieron esta semana a la iniciativa del Foro Económico Mundial para la transición de los clústeres industriales hacia las cero emisiones netas, que cuenta con el apoyo de Accenture y el Electric Power Research Institute (EPRI): El Valle Andaluz del Hidrógeno Verde y el Clúster Industrial de Canarias.

Las dos entidades españolas se encuentran entre los ocho clústeres que se han sumado a la iniciativa en este encuentro mundial del foro, que se ha celebrado esta semana en la ciudad suiza de Davos, explicaron las empresas a través de un comunicado.

El Valle Andaluz del Hidrógeno Verde cuenta con proyectos de esta tecnología en Palos de la Frontera (Huelva) y San Roque (Cádiz) y está impulsado por Cepsa, que prevé invertir 3.000 millones de euros.

El clúster canario, por su parte, está centrado en la aviación sostenible y la navegación limpia aprovechando la generación de energía solar y eólica de las islas.

Entre las empresas que se sumaron al proyecto en su nacimiento ya se encontraba el Net-Zero Basque Industrial Supercluster, impulsado por la Agencia Vasca Desarrollo Empresarial.

REPSOL: LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA HA FALLADO

Repsol, la multinacional energética y petroquímica española, participó en el Foro Económico Mundial de Davos y su consejero delegado Josu Ion Imaz ha declarado allí que la transición ecológica «ha fallado» al poner «todo el foco en la sostenibilidad» sin antes asegurar los suministros y la accesibilidad a nuevas fuentes de energía.

Durante su participación en un debate sobre las dificultades que plantea acelerar una transición energética globalmente inclusiva, el representante ha señalado que uno de los efectos de la crisis provocada por la guerra de Ucrania ha sido constatar que «se ha fallado, pues olvidamos que dependíamos demasiado de Rusia».

Tampoco se ha cumplido el objetivo de accesibilidad, ya que «hay muchas familias que no pueden pagar la energía que necesitan», y en cuanto a la mera descarbonización, subrayó que tampoco ha sido como se esperaba ya que «seguimos importando productos sin preocuparnos de si en origen son emisores o no».

Imaz insiste en que hay que ser realistas y descarbonizar pero «sin acudir al pensamiento mágico», porque vamos a necesitar petróleo y gas «durante muchos años, y no vamos a ver aviones eléctricos».

PLANES DE LA PETROLERA

El consejero delegado de Repsol ha abogado en Davos por una «transición inteligente», garantizando la producción de manera sostenible.

La compañía petrolera asegura estar siendo «estricta con la descarbonización de sus productos, pero el petróleo se va a quedar», incluso en un mundo «totalmente descarbonizado».

Imaz ha rematado diciendo que Europa, «que no produce gas y depende del exterior», tiene que hacer su producción sostenible y hacer esfuerzos para invertir en otras tecnologías.

Además, ha destacado Imaz, Repsol cuenta con planes a largo plazo y una hoja de ruta comprometida con las emisiones cero, y todos los incentivos, incluidos los suyos, van en esa dirección, pero la electricidad «no va a ser la solución» antes de muchas décadas.


- Publicidad -