miércoles, 1 febrero 2023 13:55

El Tesoro dispara los intereses en un 21% en un nuevo aviso del mercado

spot_img

El Banco de España no necesitará un rescate, según el propio regulador de la banca española. Sin embargo, la situación del mercado de deuda podría poner en jaque a la institución gobernada por Pablo Hernández de Cos. Y es que, el Tesoro ha tenido que disparar los intereses para colocar un total de 4.893,84 millones de euros en la primera subasta del año con una emisión de letras a 6 y 12 meses. Pese a la demanda conjunta, de casi 7.800 millones de euros, los inversores han exigido en un alto porcentaje el tipo de interés marginal, según los datos del resultado de la subasta facilitados por el organismo.

Los tipos marginales, por su parte, se han disparado al 2,599% y 2,998%, respectivamente

En concreto, el Tesoro ha pagado un tipo medio del 2,584% para las letras a medio año y del 2,98% para las de 12 meses. Se trata de la remuneración más elevada desde la crisis de deuda de 2012, cuando España tuvo que solicitar el rescate bancario, y a las puertas de la nueva subida de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE). Los tipos marginales, por su parte, se han disparado al 2,599% y 2,998%, respectivamente. Es decir, el ente público está pagando por su deuda el mismo nivel que el euríbor a un año.

AUMENTA LA DEMANDA DE LETRAS CON LAS SUBIDAS DE TIPOS

Los inversores han demandado un total de 2.715 millones de euros por las letras a seis meses, con una adjudicación de 970,49 millones; mientras que a un año, la demanda ha sido un 80% superior a los 3.923 millones finalmente dados a los inversores.

El Tesoro se desangra en la primera emisión del año
El Tesoro se desangra en la primera emisión del año

Los inversores a un año han exigido un esfuerzo adicional al Tesoro, que ha disparado los intereses en un 21% respecto a la subasta anterior, elevando el precio de este tipo de bonos a niveles no vistos desde agosto de 2012, después de la malograda frase de Mario Draghi, entonces presidente del BCE, y su «haremos lo que sea necesario para salvar al euro».

Pese a la acuciante deuda que soporta España, el Tesoro acudirá de nuevo al mercado para captar entre 5.750 y 7.250 millones de euros en una nueva subasta de obligaciones a tres, siete y 15 años, éstos últimos indexados a la inflación.

EL TESORO SE ENFRENTA A UNA NUEVA DEMANDA Y SUBIDAS DE INTERESES

Asimismo, emitirá otros bonos a 24 años y 9 meses. Los cupones ofrecidos son inferiores a las letras a 12 meses, mostrando así la curva de tipos invertida, una clara señal de recesión -siempre que se ha producido la economía ha entrado en este escenario-, pese a que el Banco de España haya negado que España vaya a entrar en este escenario.

El próximo 17 de enero volverá a emitir letras a 3 y nueve meses, mientras que el 19 continuará con la emisión de obligaciones y bonos del Estado. Se espera que en estas subastas, el tipo de interés exigido por los inversores se dispare, más cuando se producen apenas tres semanas antes de que el BCE vuelva a mover ficha y elevar el precio del euro.

Para este año, según los Presupuestos, la emisión del Tesoro se disparará un 8,2%, hasta alcanzar los 256.930 millones, el equivalente a cerca del 21% del PIB. El problema para el ente dependiente del Ministerio de Economía, dirigido por Nadia Calviño, vendrá cuando no haya mano del BCE para comprar deuda, presionando así a la prima de riesgo y situar a España en unos niveles preocupantes.

EL BALANCE DEL BANCO DE ESPAÑA PREOCUPA

De hecho, el nivel de endeudamiento se situará cerca de los 70.000 millones de euros, con un impacto negativo en las letras de 5.000 millones, el 16% del total de las provisiones del Banco de España.

En esta situación, el Banco de España ha deteriorado gravemente su balance y la probabilidad de un rescate aumentará cuando el BCE deje de comprar deuda de España. Se espera que el organismo europeo reduzca sus compras en 200.000 millones de euros, una situación que presionará al alza las primas de riesgo en los países, más cuando la operación venga acompañada de nuevas y renovadas subidas de tipos de interés.

Se estima que el BCE dejará el interés oficial del euro en el 4%, mientras que la inflación se mantendrá muy por encima de los objetivos fijados, en el 5,5% a lo largo de este año.

CAIXABANK PAGA MENOS A SEIS AÑOS QUE EL TESORO A 12 MESES

Para hacerse una idea de la situación en España, CaixaBank ha emitido 1.250 millones de dólares a seis años con un tipo del 2,75%, 250 puntos básicos sobre la referencia del bono a cinco años, cuya rentabilidad es del 0,25%. En concreto, CaixaBank paga así por deuda senior no preferente, con opción de amortización anticipada al quinto año.

La demanda ha sido de 3.400 millones, casi el triple de la emisión. En la misma operación han participado 90 inversores institucionales. Es la primera vez que la entidad acude a los mercados de deuda de Wall Street, una diversificación que se apuntalará en el futuro para llegar a un mayor número de inversores y obtener un menor coste de financiación.


- Publicidad -