domingo, 29 enero 2023 20:49

El precio de la vivienda usada subió un 3,5% en 2022, según Hogaria.net

El precio de la vivienda usada en venta subió un 3,5% en 2022, hasta cerrar el año en 1.819 euros por metro cuadrado, frente a los 1.764 euros con los que terminó 2021, según datos del portal inmobiliario www.hogaria.net, que ha destacado que, aunque la vivienda se encareció en 2022, lo hizo «muy por debajo» de la inflación anual.

El portal señala que 2022 fue un año de «luces y sombras» para el mercado inmobiliario, con una primera parte del ejercicio de crecimiento de precios y compraventas, y una segunda «más contenida» por el repunte de la inflación y de los tipos de interés.

Según hogaria.net, esta tendencia de contención continuará «al menos durante la primera mitad de 2023» debido a la persistencia de las incertidumbres, una inflación aún elevada y por la posibilidad de nuevas subidas de tipos. «Ante esta situación, las familias preferirán refugiarse en el ahorro antes que comprar una vivienda», ha añadido el portal.

De acuerdo con sus datos, Baleares (3.553 euros por metro cuadrado), Barcelona (3.201 euros) y Guipúzcoa (3.154 euros) fueron las provincias más caras de 2022 para adquirir una vivienda de segunda mano, seguidas de Vizcaya (3.111 euros) y Madrid (3.102 euros).

Por el contrario, Ciudad Real (1.144 euros por metro cuadrado), Palencia (1.160 euros), León (1.173 euros), Badajoz (1.259 euros) y Cáceres (1.267 euros) fueron las provincias con el precio por metro cuadrado más barato.

Las provincias españolas en las que más descendió el precio de la vivienda durante 2022 estuvieron lideradas por Burgos, con una bajada del 3,6%, Huesca (-3,5%), Palencia (-2,9%), Teruel (-2,8%) y Jaén (-1,3%).

Por el contrario, las provincias que más subieron de precio en 2022 fueron Alicante (+9,3%), Santa Cruz de Tenerife (+6,6%), Málaga (+5%), y Madrid y Baleares, ambas con un ascenso anual del 4,8%.

Analizando los precios de 2022 en Madrid y Barcelona capital, la primera encareció la vivienda de segunda mano un 4%, mientras que Barcelona elevó sus precios un 2,8%, hasta los 3.930 euros y 3.723 euros por metro cuadrado, respectivamente.


- Publicidad -