sábado, 28 enero 2023 7:18

Shein enmascara sus problemas de reputación con 15 millones

La compañía Shein no ha parado de verse involucrada en nuevas polémicas durante los últimos meses. Una situación que ha llevado a la empresa a tener que lanzar una iniciativa con el objetivo de limpiar su imagen. Así, Shein acaba de anunciar que va a realizar una inversión de 15 millones de dólares para optimizar la producción de sus fábricas. Sin embargo, esta decisión llega un poco tarde, ya que la compañía ha emprendido esta estrategia, tras las acusaciones que ha recibido por presunta explotación laboral en sus factorías.

De esta forma, con la inyección de 15 millones de dólares, durante los próximos 4 años, Shein pretende reforzar su producción y mostrar su intención de tomar medidas acerca de las horas de trabajo de las dos fábricas señaladas por su presunta explotación laboral en un documental.

El LAVADO DE CARA DE SHEIN

La compañía Shein ha anunciado una nueva medida que es consecuencias del impacto directo que ha tenido en la reputación de la firma el documental emitido por la cadena británica Channel 4. En este documental se denunciaban las condiciones laborales de los trabajadores de dos fábricas, ubicadas en Guangzhou (China). En concreto, se destacaban las horas extras que realizaban los empleados y los bajos salarios que obtenían a cambio.

solo en el año 2023, la compañía completará 100 proyectos de mejora de estas condiciones laborales y de producción

Por tanto, el objetivo de Shein ahora es mejorar su imagen de cara a la sociedad. Por lo que su nueva iniciativa se centra en reforzar la producción en sus fábricas dentro de su programa Supplier Community Empowerment Programme (Scep). Un proyecto que, a través de una inversión de 15 millones de dólares, trata de mejorar la producción de las factorías y las condiciones en un plazo de 4 años. En concreto, la inversión va a tratarse de 4 millones de dólares por año para este fin.

Así, solo en el año 2023, la compañía completará 100 proyectos de mejora de estas condiciones laborales y de producción. Además de que planea cerca de otros 300 proyectos similares, que se van a desarrollar hasta 2027.

EL ‘GREENWASHING’ LLEGA DE NUEVO A LA FIRMA

Con esta nueva estrategia, Shein trata de hacer una especie de ‘Greenwashing’, orientado por un lado a mejorar la imagen de sus fábricas, con respecto a lo que tiene que ver con la sostenibilidad, y por otro con las condiciones laborales de los trabajadores.

De esta forma, el anuncio de esta inversión de 15 millones de dólares no supondría una de las primeras acciones de ‘Greenwashing’ del gigante asiático, pues con anterioridad ya lanzó una campaña conocida por el nombre de EvoluShein, una línea de ropa sostenible con el que la compañía, además, trataba de alejarse del modelo ‘fast fashion’.

Shein ha puesto en marcha varias acciones de lavado de cara sostenible

Otra de las medidas de Shein que trajo controversia fue cuando este verano el gigante asiático anunció una donación de 15 millones de dólares a una ONG que trabaja con empleados de desechos textiles en Ghana. Una actuación que se consideró como un intento de ‘Greenwashing’ por parte de la firma, ya que meses después se ha descubierto que su política laboral no es apropiada.

Shein no se suele preocupar por la sostenibilidad

Además, de forma habitual, Shein no se suele preocupar por la sostenibilidad ni por las críticas que recibía acerca de otras cuestiones, por lo que esta iniciativa es una repuesta inmediata al fuerte impacto que tuvo en la reputación de la compañía el documental en el que se mostraba las presuntas condiciones laborales cercanas a la explotación en las que trabajaban los empleados de dos de sus fábricas.

ACUSACIONES DE EXPLOTACIÓN LABORAL

Shein se encuentra envuelta en la polémica después de que se publicará un documental que alertaba de presuntos casos de explotación laboral en varias fábricas en las que se produce la ropa de Shein.

En concreto, estas dos factorías están ubicadas en Guangzhou (China), y entre las situaciones que el documental denunciaba se encontraban salarios de 4 céntimos por prenda y jornadas de 18 horas. Por lo que la compañía se ha visto obligada a tener que tomar medidas con el objetivo de que se regulen las horas que realizan los trabajadores de estas dos fábricas.

Así, ha nacido el próximo proyecto de Shein, Supplier Community Empowerment Programme (Scep), que va a destinar 15 millones de dólares para mejorar la productividad de las factorías y mejorar la situación laboral de los empleados.

En la última semana Shein también ha sido acusada en un informe de Greenpeace

Sin embargo, en la última semana Shein también ha sido acusada en un informe de Greenpeace. En concreto, durante una investigación de la ONG se analizaron varias prendas de Shein y en ellas se encontraron varias sustancias químicas peligrosas que superan los límites reglamentarios de la Unión Europea, en niveles preocupantes para la salud.

Por tanto, según este informe de Greenpeace, la firma Shein incumple la normativa medioambiental de la Unión Europea.


- Publicidad -