sábado, 28 enero 2023 5:17

Amazon pierde su esencia con su viraje a la web

Amazon ha puesto sus energías en el segmento de sus negocios que ha registrado un crecimiento más potente durante los últimos trimestres: sus servicios para la web. La estrategia supone una tabla de salvación ante unos resultados financieros que han obligado a la empresa a poner en pausa su estrategia de ampliación mundial, pero que también representa un viraje de lo que ha sido el núcleo de su negocio, que es el comercio electrónico.

Las ventas de su segmento Amazon Web Services (AWS) se incrementaron un 27% entre julio y septiembre de 2022 e igual periodo del año pasado, una variación interanual de 20.500 millones de dólares (19,460 millones de euros al cambio actual), tras situarse en 76.498 millones de dólares (72.632 millones de euros) al cerrar el tercer trimestre de este año.

El peso de la división AWS ya estaba en un 15% de las ventas totales de Amazon entre julio y septiembre de este año, lo que representa un avance notorio con respecto al 12% de cuota de ventas que por años representó consistentemente este segmento para el gigante estadounidense del comercio electrónico.

AWS anunció hace menos de un mes el lanzamiento de su octava región de infraestructura en Europa, situada en España

LAS INVERSIONES DE AMAZON EN LA NUBE

AWS anunció hace menos de un mes el lanzamiento de su octava región de infraestructura en Europa, situada en España. La inversión proyectada para la construcción y operación de la nueva región será de 2.500 millones de euros en España para los próximos 10 años, con una creación de 1.300 empleos.

El segmento cuenta con 93 zonas de disponibilidad en 29 regiones geográficas, y los planes apuntan a lanzar 18 zonas más en seis regiones de AWS en Australia, Canadá, India, Israel, Nueva Zelanda y Tailandia. La región AWS Europa, situada en España, consta de tres zonas de disponibilidad y se une a las siete regiones europeas ya existentes en Dublín, Estocolmo, Fráncfort, Londres, Milán, París y Zúrich.

El lanzamiento de la región española «proporciona a los clientes que desarrollan aplicaciones en cumplimiento con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) acceso a otra región segura de AWS en la Unión Europea (UE) que ayuda a alcanzar los niveles más altos de seguridad, cumplimiento y protección de datos», dijo la compañía hace poco.

Algunos de los clientes españoles de AWS son Acciona, Atresmedia, los bancos Santander, Bankinter y BBVA, Cabify, Cepsa, Endesa, Mahou San Miguel, Mapfre, Mediaset España, Meliá, Naturgy, NH Hoteles, Repsol, Correos, la RAE y Renfe, entre otras compañías, además de varios ministerios.

La última gran operación de esa división de Amazon fue con Wallbox, compañía que migró a AWS toda su infraestructura tecnológica

La última gran operación de esa división de Amazon fue con Wallbox, compañía que migró a AWS toda su infraestructura tecnológica, incluyendo las plataformas de diseño y fabricación, sistemas de gestión de red y dispositivos y aplicaciones de cliente. El gigante tecnológico anunció esta semana que a nivel global Wallbox está empleando la extensa gama de capacidades de AWS, incluyendo analítica, computación, contenedores, bases de datos y seguridad para investigar, desarrollar, fabricar y desplegar sus cargadores de vehículo eléctrico y una infraestructura de carga inteligente.

EL PARÓN DE LOS PLANES

El refuerzo del negocio del almacenamiento en la nube contrasta con el parón que ha dado Amazon este año a todos su planes de crecimiento logístico y con los despidos de personal que están en proceso.

La tecnológica ha encadenado cinco trimestres consecutivos de pérdidas operativas en sus negocios fuera de Estados Unidos. Al tercer trimestre de este año, Amazon había perdido en ese renglón -2.466 millones de dólares, un resultado que contrastó con los -911 millones de dólares registrados en igual periodo del año 2021. Los datos de España no estaban disponibles.

En Europa, Amazon ha detenido los proyectos de 66 nuevos centros logísticos que, tras el bajón postpandemia, quedaron sin mucho sentido. En España la decisión ha afectado los planes para construir unidades en Tarragona, Girona, Vitoria y Sevilla.

el gigante estadounidense ha cesado las operaciones de algunos almacenes logísticos que tenía la compañía en el país

Adicionalmente, el gigante estadounidense ha cesado las operaciones de algunos almacenes logísticos que tenía la compañía en el país. El caso más reciente ha sido el de Paterna, en Valencia, que está en pleno proceso de negociaciones con los trabajadores -quienes serán mudados al centro de Picassent, en esa comunidad- para proceder con el cierre del centro.

Por otro lado, fuentes de la compañía han señalado a medios estadounidenses que es necesario un recorte de 10.000 empleos de la plantilla a nivel global, una decisión que todavía se desconoce si afectará a España, donde laboraban unos 18.000 trabajadores al cierre del año pasado. La empresa tiene el plan a 2025 de alcanzar los 25.000 empleados en España, una meta que dependerá de la forma en que Amazon salga del bache actual.


- Publicidad -