sábado, 28 enero 2023 8:44

‘No me gusta conducir’, ejemplo de la eficacia de TNT en España

Los canales temáticos de pago acaban de cerrar el mejor noviembre de su historia al obtener un 10,5% de share tras sumar 21,3 millones de espectadores únicos, lo que supone el 46,5% de cobertura poblacional. 

El canal Gol Mundial, que lidera la lista de 73 canales de este tipo de canales, ha contribuido pero no ha sido imprescindible para la gran salud del pago, que en octubre rompieron su techo histórico tras alcanzar un 10,9% de share. 

PRODUCCIÓN PROPIA

Las temáticas de pago contribuyen a la producción autóctona. Un buen ejemplo de ello es ‘No me gusta conducir’, deliciosa comedia en la que se vislumbra el talento de Borja Cobeaga, guionista de ‘Vaya semanita’ y ‘Ocho apellidos vascos’ y director de ‘Pagafantas’ o Negociador’. 

Un estupendo Juan Diego Botto lidera actoralmente este proyecto del canal TNT, que el próximo 15 de diciembre lanza ‘El gran sarao’, continuación de ‘Road tip’ con la misma productora (Sidecar Media) pero con cambio de presentadoras, salen Nuria Roca, Esty Quesada y Carmina Barrios y entran Silvia Abril y Toni Acosta, que en la SER demostraron más capacidad de reírse ellas que de generar comicidad en el público. 

‘EL GRAN SARAO’

Las actrices Sílvia Abril y Toni Acosta tienen muchas cosas en común. Sin ir más lejos, cumplen años el mismo día. Lo que no saben es que están a punto de celebrar los 50 de un modo que van a recordar toda su vida. Porque alguien les ha preparado una gran fiesta con la organizadora de eventos más rompedora y atrevida del momento, La Puta Suegra. Pero hasta que llegue el gran día, pondremos a prueba la capacidad de estas dos mujeres de encajar lo inesperado, mientras ellas nos sorprenden con su forma de ser únicas, y con ese auténtico y natural desparpajo con el que saben gritarle al mundo: «Vale, sí, tengo 50, ¿y qué?». 

‘El gran sarao’ invita a los espectadores a disfrutar de un trepidante viaje de dos amigas que van a hablarnos de sus sentimientos, sus alegrías y sus miedos mientras se ven empujadas a zambullirse, de la noche a la mañana, en una aventura de la que no saben absolutamente nada. Y todo, para que acaben siendo las reinas de un evento muy especial en el que solo sobreviven las personas muy inconscientes o las que saben disfrutar de la vida como niños. 

 «La fiesta es una excusa», apunta Silvia Abril, «porque en el viaje vemos lo que nos ha pasado en la vida. Es el reflejo de la amistad de dos mujeres de la misma edad, cómo somos, cuáles son nuestras diferencias y cómo encaramos las situaciones».

«Somos dos amigas relajadas. Se nos olvida que nos están grabando», añade Toni Acosta. «A veces pienso que lo único que hago en el programa es reírme porque Silvia me parece la persona más divertida del planeta Tierra. Es un programa terapéutico».

Las dos amigas se embarcan en un viaje lleno de sorpresas que ponen a prueba la capacidad de improvisación de las dos protagonistas. «No hay ningún guion ni sabemos en ningún momento lo que va a pasar», comenta Silvia Abril. «Es tan divertido que parece que esté guionizado, pero para nada. Me gustaría que la gente lo creyera de verdad», confiesa Toni Acosta.

Para Toni Acosta, «nunca me había encontrado con una mujer con la misma capacidad de disfrutar y de trabajar». Y Silvia Abril afirma: «Tenemos la misma lista de valores y en el mismo orden, aunque yo soy un poco más alocada e impulsiva y ella tiene más los pies en el suelo».


- Publicidad -