jueves, 2 febrero 2023 11:33

Repsol y Sabadell serán las más perjudicadas en bolsa por el nuevo impuesto

El Gobierno ha aprobado en el Congreso el nuevo impuesto que grava las ganancias «caídas del cielo» a los bancos y a las compañías energéticas del país. Los expertos apuntan a Repsol y a Banco Sabadell como las más damnificadas en bolsa por el tributo gubernamental con el que se espera recaudar cerca de 7.000 millones de euros en los próximos dos años.

Con esta recaudación, el Ejecutivo quiere gravar las ganancias de dos sectores que han disparado sus cuentas de resultados en los últimos dos años de crisis pandémica. A pesar de ello, la tasa que grava a las compañías energéticas será finalmente un 10% menor de lo previsto en un inicio, tras haber quedado excluidos de la proposición de ley algunos aspectos de su negocio regulado.

En este sentido, la recaudación total por el gravamen a este tipo de compañías por este nuevo tributo temporal pasará a ser de 4.000 a unos 3.600 millones de euros. En cuanto al nuevo impuesto temporal a la banca, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reforzó el mensaje de seguir adelante con su aplicación, pese a las opiniones emitidas por diferentes organismos internacionales, como el Banco Central Europeo (BCE).

REPSOL Y ENDESA, LAS MÁS PERJUDICADAS EN CAPITALIZACIÓN

Las nuevas medidas impulsadas por el Gobierno y aprobadas por el Congreso no supondrán un gran daño para las cuentas de resultados de las grandes energéticas del país, que también han hecho caja estos dos últimos años por la crisis inflacionaria. «A priori, las empresas más beneficiadas en términos relativos serán Endesa e Iberdrola, y las que menos serán Respsol y Naturgy», explica el analista de iBroker, Antonio Castelo, a Merca2.

«Pensamos que en el mercado ya se descuenta desde hace tiempo la aplicación de este impuesto. No dudamos que finalmente serán los usuarios los que lo terminarán pagando, pero en términos de capitalización bursátil tendría este impacto», añade Castelo

Es por ello que desde el bróker esperan que Iberdrola sea la menos perjudicada en términos de valor de mercado, con una pérdida de capitalización inferior al 0,5% de su valor. Tampoco Naturgy será de las energéticas más damnificada por el gravamen a los beneficios extraordinarios, siendo su pérdida de valor estimada por el experto del 1,5%.

En cuanto a la peor parte, Endesa y Repsol son las que más pueden ver su recorrido bursátil afectado en el parqué. Desde iBroker esperan que la eléctrica tenga un impacto negativo del 2%, mientras que para la petrolera que preside Antonio Brufau puede sufrir pérdidas del 4,62% de su valor en bolsa. Unas pérdidas que pueden verse opacadas gracias al buen rendimiento de su negocio y el traslado a los clientes del aumento del precio de las materias primas como el gas y el pt¡etróleo.

EL IMPUESTO AFECTARÁ MÁS A BANCO SABADELL

Desde algunas firmas de análisis como Deutsche Bank, creen que el impuesto a la banca tendrá poco impacto en las cuentas de pérdidas y ganancias de los bancos españoles. Del mismo modo, los expertos avisan de que se trata de una situación que el mercado ya viene descontando meses atrás, por lo que el impacto bursátil puede que no sea tan negativo como las entidades pueden temer.

«Al igual que en el caso de las energéticas, queda la duda de si el impuesto en vez de extraordinario en los dos ejercicios referidos, quedará como permanente. Riesgo que siempre se corre cuando los Gobiernos aplican este tipo de impuesto, considerados inicialmente como extraordinarios», asegura Castelo.

Aún así, Castelo entiende que el mercado ya viene cotizando desde hace tiempo la aplicación de este impuesto y que «finalmente serán los usuarios los que lo terminarán pagando». Del mismo modo, asegura que, si bien el impacto bursátil no será especialmente dañino, se puede estimar la pérdida de valor que pueden sufrir las entidades bancarias españolas en el mercado.

En este sentido, el experto señala que a Banco Santander y BBVA como los bancos que menos sufrirán la pérdida de capitalización, situándose esta por debajo del 1%. CaixaBank y Bankinter tampoco se verán gravemente afectadas en su capitalización, con estimaciones que rondan el 2% de su valor de mercado.

A los bancos presididos por Ana Botín y Onur Genç le sigue Unicaja, para el que el analista de iBroker estima una pérdida de valor del 2,7% por culpa del impuesto a los beneficios extraordinarios. La entidad financiera más perjudicada en este aspecto, sería Banco Sabadell, con una pérdida de valor de mercado cercana al 4,5%.


- Publicidad -