martes, 29 noviembre 2022 21:49

La situación del mercado del pago empuja al streaming a sucumbir al mainstream

El reseteo del mercado del streaming por el exceso de competidores que luchan por una clientela menguante tras el final de los momentos más duros de la pandemia ha obligado a algunas de estas compañías a fusionarse (la de HBO Max con Discovery+ será realidad en 2023) o a redefinir su política de costos. 
Esta situación, y el interés de las plataformas de ampliar la recurrencia con la que sus suscriptores consumen sus productos, está empujando a las OTT a crear contenidos menos costosos en términos económicos y, además, menos elitistas.
Las OTT buscan productos ‘buenos, bonitos y baratos’ que sean consumidos. Y las tendencias de consumo de las propias plataformas evidencian que sus clientes buscan sabores que no se diferencian demasiado de los que ofertan algunos operadores a los que algunos gurús han querido dar por muertos, Mediaset y Atresmedia.

‘LA QUE SE AVECINA’

¿Quién le iba a decir a Amazon que lo más visto de Prime Video España iba a ser ‘La que se avecina’? La comedia vecinal lleva emitidos más de 2.000 reposiciones en lo que llevamos de año en FDF y ni por esas se baja del primer puesto en la plataforma, según señala el informe de GECA de abril de 2022 sobre las OTT.
Más sorprendente incluso resulta en el top 10 de Netflix en España se cuele ‘Aquí no hay quien viva’… dieciséis años después de la emisión de su último capítulo.

ELITISMO

Prime Video ha sido la única de las grandes plataformas que nunca ha ocultado su amor por los contenidos propios de las televisiones en abierto, con las que ha llegado a acuerdos para emitir sus productos.
La OTT de Amazon, además, fía sus apuestas propias autóctonas a contenidos similares a las que se ven en la TDT: de concursos gastronómicos de celebrities (‘Bake off España’, que recuerda a ‘MasterChef’) al humor familiar de ‘¡LOL! Si te ríes pierdes’, pasando por los primeros pases de telecomedias que posteriormente se ven en Mediaset (‘El pueblo’ o ‘La que se avecina’). 

LA ESTRATEGIA DE NETFLIX LA EMPARENTA CON MEDIASET

Netflix se centró en sus inicios en géneros no demasiado propicios en la televisión en abierto (ficción y documentales), pero hace poco más de dos años mostró sus renovadas intenciones en España al fichar al ‘jefe’ de ‘Gran Hermano’, Álvaro Díaz.
Su nuevo máximo responsable de Entretenimiento ha tutelado la puesta en marcha de hasta cinco realities en los últimos trece meses. El 21 de octubre de 2021 aterrizó el primero, ‘Insiders’, que recuerda a ‘Gran Hermano’ y en España fue producido por el directivo que adaptó ‘Big Brother’ en España, José Velasco. 
Posteriormente, han llegado otros cuatro formatos que podrían haberse emitido perfectamente en los canales de Mediaset: ‘Amor con fianza’ (similar a ‘La isla de las tentaciones’, del que fichó a su primera presentadora, Mónica Naranjo), ‘Soy Georgina’, ‘Tamara Falcó: La Marquesa’ y el tróspido ¿A quién le gusta mi follower? (con la presentadora más recurrente de la telerrealidad de Cuatro, Luján Argüelles). 
Netflix, además, ha cerrado un acuerdo con la productora de ‘La que se avecina’, Contubernio Films, para que el showrunner Alberto Caballero produzca una nueva comedia coral con su sello, ‘Machos Alfa’. HBO Max, por su parte, se encuentra en fase de producción en España de otro reality juvenil de citas, ‘FBoy Island’, que estará conducido por la cómica Valeria Ros.
Esta tendencia comercial es inversamente proporcional a la que se vislumbra en el terreno de la ficción ya que, tal y como denunciaba hace unos días el productor Ramón Campos, cierto esnobismo de los directivos de las plataformas a matado a productos de consumo mayoritariamente femenino como ‘Velvet’ y ha regalado una autopista a las telenovelas turcas.

PUBLICIDAD EN EL STREAMING

Netflix ha irrumpido tímidamente en el mercado publicitario al incluir 4 o 5 minutos por hora en sus tarifas más reducidas y con menos contenidos (5,49 euros al mes). La plataforma hegemónica no está pasando por sus mejores momentos en 2022 y para ello ha lanzado ofertas low cost por debajo del precio de su tarifa básica (7,99).
La decisión de la OTT de intentar hacer caja con el mercado publicitario ha sido recibido con ironía por Atresmedia, que desplegó una lona publicitaria en la plaza Pedro Zerolo de Madrid: «Este es un mensaje de Atresmedia Televisión para todos los que aseguraban que no emitirían nunca publicidad: ¡Bienvenidos a la tele!». 
«Llevamos más de treinta años haciendo convivir marcas y contenidos. Y eso nos ha convertido en la televisión líder de nuestro país. Creemos que la competencia nos hace mejores. Así que, si tenéis cualquier dudilla o necesitáis algún consejo, podéis escribirnos a [email protected]», añadían.
Francisco Vaquero, Director de Marketing Corporativo de Atresmedia, explica que la idea surge de la admiración y el respeto hacia los agentes competidores. «Nuestro objetivo es celebrar el Día Mundial de la Televisión (celebradon anteayer).
Esta, según el directivo, es «una fecha hacia la que sentimos responsabilidad como televisión líder. Estamos comprometidos con este medio, porque lo amamos, y por ello queremos dar la bienvenida a todos aquellos que están haciendo tele. Estamos encantados de poder ayudarles».
Vaquero asegura que su intención «no es provocar, porque ese no es el estilo de Atresmedia. La televisión debe ser diversión y no enfrentamiento. Es una comunicación que emplea códigos simpáticos, como los que han mostrado precisamente estos operadores y plataformas. Está hecha para poner en valor la televisión que todos amamos».
Prime Video no le ha ido a la zaga y les ha replicado en el mismo escenario y con la misma ironía: «Hola tele. No, no tenemos publicidad. Y por 4,99 euros al mes».

- Publicidad -