lunes, 5 diciembre 2022 17:58

Cetelem también va a ser un banco (digital y fácil) y remunerará los ahorros

Cetelem, filial de crédito del banco francés BNP Paribas, ha decidido evolucionar su posición como líder en créditos al consumo y pone en marcha su propio banco. La nueva entidad mantiene el mismo nombre comercial, Cetelem, y pone en funcionamiento la licencia de operador de bando que disponía desde 1996. El nuevo banco, que lleva unos días ya en funcionamiento, es digital y nace con el concepto de fácil y sin “letra pequeña”. En palabras de su CEO, Franck Vignard, “vamos a democratizar los ahorros”. De momento lo que hacen es remunerarlos, algo extraño hasta hace unos meses cuando el contexto de tipos negativos.

Con un enfoque pleno al usuario, el concepto del nuevo Banco Cetelem es BaaS, Bank as a Service. María Ruiz Manaham, deputy CEO de BNP Paribas Personal Finance, explica que el desarrollo del concepto, los servicios, incluso las interfaces nacen de su experiencia con clientes y los partners de Cetelem en su versión crediticia. La cuenta sale con dos versiones, un plan estándar y otro Plan premium, que conlleva en su oferta de lanzamiento una comisión de 1,99 euros mensuales, mientras que la estándar no tiene comisiones. El banco ofrece cuenta corriente, tarjeta de débito y la cuenta de ahorro remunerada.

Dos planes para elegir

En el caso del Plan básico, la remuneración es del 0,5% sin límites ni por debajo ni por encima en las cantidades. En el caso del Plan Premium, se remunera con un interesante 1%. Entre las ventajas de ser premium están determinados servicios gratuitos, como las transferencias instantáneas. Cetelem ha llegado a acuerdos para poner a disposición de sus clientes una red de 7.000 cajeros en los que la retirada de efectivo es gratis.

Cetelem ha logrado una posición de privilegio entre las entidades de crédito al consumo. Su cuarta posición en el escalafón nacional (tras los tres grandes bancos clásico) suponen un riesgo vivo de 9.000 millones de euros. En su red comercial hay cerca de 10.000 partners por los que articula la mayor parte de esos créditos al consumo. De entre todos, hay seis de mayores dimensiones que van a poder participar en este nuevo banco.

La idea de los gestores de BNP Paribas Personal Finance es que estos partners puedan personalizar para sus clientes las cuentas que se comercializan, una suerte de Cuenta by Cetelem. Personalización que llega no solo a la interfaz en los smartphones, sino incluso en la oferta comercial.

Objetivo, 600 millones

El objetivo marcado por la directora de Banca Digital de Cetelem, Victoria Ros, es captar depósitos por valor de 600 millones de euros en 2023. De momento el testeo con clientes, sin “push” comercial, simplemente con la aparición de la opción de Banca Digital en la aplicación de Cetelem, ha supuesto 2.000 cuentas abiertas en solo diez días. De estas, más o menos la mitad han elegido el Plan Premium.

El uso del smartphone, el concepto digital, la ergonomía y la adaptación a los clientes es el leit motiv del desarrollo de este nuevo banco. De hecho, el proceso de registro apenas dura dos minutos. Cierto que en el concepto está la inercia del hecho de que la mayor parte de los clientes de este nuevo banco ya están dados de alta como beneficiarios de un crédito de la misma compañía. En palabras de María Ruiz Manaham, lanzar este banco “completa el crédito, se retroalimenta”. El CEO de la compañía reconoce que el score de Cetelem es duro para obtener un crédito, y el hecho de tener cuenta en el banco, proporciona un histñorico y unos datos que facilitan las posibilidades de crédito a los clientes.

En esta “democratización” de la que habla Vignard está también el hecho de ofrecer remuneración a ahorros desde el primer euro, es decir, que la clase media vea cómo se puede rentabilizar sus ahorros, mayores o menores. “Quien usa un crédito de Cetelem está financiando una obra, o un coche, o un viaje, eso no quiere decir que no tenga ahorros”, subraya el CEO Frank Vignard, que también señala que “nos es fácil tener esta remuneración para la clase media”.

Esta experiencia ya se ha probado en Italia, con el Findomestic Bank, y ha sido un éxito. Cetelem se lanza a dar este paso como consecuencia de dos factores. Por un lado, “los partners nos lo pedía”, asegura Victoria Ros. Por otro, reconoce Vignard, “nos permite un fondeo que viene bien a nuestros balances”.

“No tenemos vocación de reemplazar al primer banco de nuestros clientes”, asegura Vignard, sino que la idea es “financia tus proyectos y protege tus ahorros”.

Cetelem, por lo tanto, se presenta como un banco completo, que incluso dispondrá del servicio de Bizum, esta peculiaridad bancaria española de éxito, a principios del año que viene. El CEO sostiene que la propuesta de Cetelem –sin comisiones en uno de sus planes, remuneración de cuentas y muchos servicios gratuitos– es “una oferta justa”. “Hay que cobrar cuando se justifique. El precio de nuestros servicios es coherente con su coste”.


- Publicidad -